Cómo diagnosticar la diabetes

Para diagnosticar la diabetes se llevan a cabo diferentes técnicas sanitarias basadas en medir los niveles de glucosa en sangre.

La diabetes es la séptima causa principal de mortalidad en los países desarrollados. Esta enfermedad puede desencadenarse debido a diferentes causas y, dependiendo de ellas, su prevención y diagnóstico será diferente.

Por ello, para saber cómo diagnosticar la diabetes, debemos conocer qué tipo es y cuál es su origen. Por lo tanto, explicaremos brevemente cuáles son los tipos de diabetes para entender mejor cómo funciona el diagnóstico.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad que se presenta cuando el nivel de glucosa en la sangre es demasiado alto como consecuencia de problemas en su metabolización.

Por otro lado, debemos conocer el termino insulina. La insulina es una hormona producida en el páncreas, órgano situado en la cavidad abdominal, que ayuda a que la glucosa de los alimentos pueda ser captada por las células del organismo para utilizarla como fuente de energía.

En algunas ocasiones, el cuerpo no es capaz de producir suficiente o, incluso,  no puede llegar a producir nada de insulina y por lo tanto la glucosa se queda en la sangre y no llega a las células. En otras ocasiones, el organismo no utiliza de manera adecuada la hormona, y por lo tanto, la glucosa tampoco es captada por las células.

Si esta situación se prolonga el exceso de glucosa en sangre puede causar problemas de salud característicos de la diabetes.

Como hemos visto, la diabetes se puede producir por diferentes causas. Es por ello por lo que hay varios tipos de esta enfermedad que las veremos a continuación de forma breve.

Ver también: 7 pistas para detectar la diabetes

Diabetes tipo I

Diabetes tipo I

La diabetes tipo I se produce porque el cuerpo no es capaz de producir insulina debido a que el sistema inmunitario ataca y destruye a las células del páncreas que las producen.

Por lo general, esta diabetes se diagnostica en niños y en adultos jóvenes, aunque puede aparecer a cualquier edad. De todas formas, más adelante veremos con más detalle cómo realizar el diagnóstico de la diabetes tipo I.

En definitiva, esta diabetes es de carácter autoinmune y las personas que la padecen deben administrarse insulina diariamente para sobrevivir.

Diabetes tipo II

La diabetes tipo II también se denomina diabetes mellitus no insulinodependiente. En este caso, las células del páncreas no son destruidas por el propio organismo.

Lo que ocurre es que que hay una resistencia a la insulina, por lo tanto las células del organismo no responden bien a la secreción de la insulina y el nivel de glucosa en sangre aumenta.

Suele asociarse a edades más avanzadas, normalmente a partir de los 40 años, pero también se diagnostica en niños y adolescentes con obesidad. En este caso, el tratamiento se basa en una dieta adecuada, evitar la vida sedentaria, a veces con fármacos orales y también, a veces, con insulina.

Otros tipos de diabetes

Diagnóstico diabetes gestacional.

A parte de estos dos tipos principales de diabetes existen otros que son temporales y menos graves. Estas son:

  • Diabetes gestacional: conocida como la diabetes del embarazo. Aparece en mujeres embarazadas y desaparece justo después del parto.
  • Glucemia basal alterada: es un estado previo a la diabetes en la que no podemos decir que una persona tenga diabetes pero cuyo nivel de glucosa en sangre tampoco es normal. Muchas de estas personas pueden desarrollar diabetes al cabo de tiempo.
  • Diabetes tipo Mody: es una forma hereditaria de diabetes que tiende a presentarse antes de que el paciente cumpla los 25 años de edad. Es una condición muy rara ya que solo representa ente el 1 y el 5 % de todos los casos de diabetes.

Te recomendamos leer: Síntomas poco conocidos de la diabetes gestacional

¿Cuales son las pruebas para diagnosticar la diabetes?

La mayoría de los profesionales de la salud suelen usar la glucosa plasmática midiéndola en ayunas o la prueba A1C para diagnosticar la diabetes. Es posible que también en algunos casos, los profesionales ordenen una prueba de glucosa plasmática aleatoria. Veremos estas técnicas con más detalle.

Glucosa plasmática en ayunas

Glucosa plasmática en ayunas

Esta prueba consiste en medir las concentraciones de glucosa en la sangre en un determinado momento. Se suele realizar por la mañana y después de un ayuno de mínimo 8 horas. Estas condiciones son así para que los resultados sean más fiables.

Prueba A1C

Esta técnica, también conocida como la prueba de la hemoglobina glucosilada, consiste en realizar un análisis de sangre que indica los niveles medios de glucosa en sangre durante los últimos 3 meses. Cuando se utiliza esta técnica para diagnosticar la diabetes, el médico debe tener en cuenta factores del paciente como:

  • La edad
  • Presencia de anemia
  • Otros problemas sanguíneos

Prueba de glucosa plasmática aleatoria

También conocida como prueba de glucemia aleatoria, esta prueba la utilizan para diagnosticar la diabetes cuando hay síntomas y no quieren esperar a que la persona tenga ocho horas de ayuno. No es necesario el ayuno nocturno para esta prueba, porque se puede hacer en cualquier momento.

¿Y para diagnosticar la diabetes gestacional?

Y para diagnosticar la diabetes gestacional

Las mujeres embarazadas pueden hacerse la prueba de sobrecarga oral de glucosa, la prueba de tolerancia oral a la glucosa o ambas para diagnosticar la diabetes en su periodo de embarazo. Estas pruebas ayudan a los profesionales a saber cómo utiliza el organismo la glucosa.

  • Prueba de sobrecarga oral de glucosa: se toma una muestra de sangre una hora después de haber tomado un líquido dulce que contiene glucosa. Si el nivel de glucosa es de 135 a 140 es posible que se tenga que repetir la prueba en ayunas.
  • Prueba de tolerancia oral a la glucosa: con esta técnica se mide la glucosa en la sangre después de haber guardado ayuno durante por lo menos 8 horas. Primero se mide la sangre en ayunas y después se bebe un líquido con glucosa. A continuación se vuelve a realizar análisis de sangre cada hora.

¿Cómo se sabe qué tipo de diabetes es?

A pesar de que las pruebas anteriores son eficaces para diagnosticar la diabetes, no son capaces de identificar de qué tipo es. Es difícil establecer si es de tipo I o de tipo II. Como el tratamiento va a depender del tipo de diabetes que sea, es muy importante diferenciarlas.

Para averiguar si la diabetes es de tipo I, se deben de buscar ciertos anticuerpos. Estos anticuerpos atacan a las células y a los tejidos sanos por error. Por lo tanto, la presencia de uno o más de los varios tipos de autoanticuerpos específicos de la diabetes sirven para diagnosticar la diabetes tipo I y descartar la tipo II.

María Vijande

Estudiante de Farmacia y curiosa a tiempo completo. Lectora, música y deportista a tiempo parcial. Y ya, que definir es limitar!

Ver perfil
Categorías: Salud Etiquetas:
Te puede gustar