Cómo una dieta sana te ayuda a vivir mejor

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Carlos Fabián Avila el 5 diciembre, 2018
Ivan Aranaga Amengual · 5 diciembre, 2018
Muchos se preguntan cuál es el secreto para la longevidad, lo cierto es que mantener una dieta sana figura entre los fundamentos para vivir mejor durante muchos años.

Todos soñamos con tener una larga vida llena de salud y juventud. Ahora bien, muchas son las personas que a la hora de comer seleccionan lo primero que ven en su nevera u optan por comprar comida rápida. Lamentablemente, desconocen que la verdadera clave para la longevidad es el llevar una dieta sana. 

Nuestra alimentación afecta los niveles de neurotransmisores como la serotonina (hormona del bienestar), dopamina (placer y emociones) y noradrenalina (asociada con el aprendizaje y la sociabilidad). Por eso, mantener una alimentación equilibrada es fundamental para vivir mejor.

No solo nos ayudará a cuidar nuestra figura, sino que reducirá el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes, obesidad, u otras complicaciones de salud. Todas terminarían deteriorando la calidad de vida del individuo.

Beneficios de mantener una dieta sana

Una dieta sana y equilibrada es aquella que contiene los nutrientes necesarios que te permiten sobrellevar tu día a día.

Está compuesta por verduras, frutas, cereales, pescado, carnes magras, lácteos, grasas insaturadas y fibras que garantizan el bienestar físico y mental del individuo.

Por lo tanto, algunos de los beneficios que nos brinda una dieta saludable son:

1. Fortalece el sistema inmunitario

El sistema inmunitario está formado por un conjunto de estructuras biológicas que se encargan de proteger al cuerpo de las bacterias, los virus y los hongos. Por ello, es importante mantenerlo 100 % activo a través de una alimentación rica en vitaminas, minerales y antioxidantes.

Una vez que este sistema ha sido fortalecido es capaz de reparar daños o leves lesiones en el individuo.

Fortalecer el sistema inmunitario.

Te interesa leer: Por qué son importantes los antioxidantes

2. Mejora las funciones cerebrales

Seguir una dieta rica en nutrientes ayuda a mejorar las funciones del cerebro y a potenciar el rendimiento intelectual de las personas.

Entre los alimentos que los especialistas recomiendan consumir para la memoria están los frutos secos, las frutas, las verduras y el pescado.

Según algunos estudios, los ácidos grasos omega-3 son muy importantes para las funciones del cerebro. Una dieta variada y completa en ciertos nutrientes, como el omega-3, contribuye a que el rendimiento intelectual sea mayor.

De igual modo, son imprescindibles otros nutrientes que interactúan en el desarrollo cognitivo del sujeto. Entre ellos se encuentran el hierro, yodo y la vitamina B12.

Además, según afirma la nutricionista Alma Palau, presidenta del Consejo General de Dietistas-Nutricionistas de España, cuando las personas padecen de anemia, o niveles de yodo o de vitamina B12 muy bajos, sus funciones neuronales se ven afectadas, bien sea de concentración o asimilación.

3. Brinda energía al cuerpo

Actualmente, las personas suelen llevar un estilo de vida acelerado que los agota y estresa demasiado.

Por ello, la alimentación es la mejor opción para recargar nuestra energía. Una dieta rica en proteínas y carbohidratos saludables permitirá que el cuerpo recupere su fuerza rápidamente.

Proteínas en la dieta.

Por el contrario, es necesario aclarar que los azúcares refinados suelen generar picos de energía en el individuo, pero de corta duración. Al final, terminan ocasionando más cansancio, fatiga e incluso complicaciones de salud.

4. Te mantiene en forma 

Una dieta equilibrada es el elemento fundamental para adelgazar o mantener un peso ideal. Eso sí, acompañada de una buena rutina de ejercicio. Un índice de masa corporal adecuado es sinónimo de una buena nutrición.

Claves para la longevidad de Valter Longo con una dieta sana

Valter Longo, conocido como “el gurú de la longevidad”, es un biólogo celular director del Instituto de Longevidad de la Facultad de Gerontología de la Universidad de California del Sur, Estados Unidos.

Durante 25 años, realizó un estudio por todo el mundo para descubrir los hábitos alimentarios de las personas más longevas del siglo XXI.

Basándose en su experiencia de campo, publicó en el año 2017 su libro La dieta de la longevidad, donde relaciona al envejecimiento con la nutrición. Allí expuso la rutina alimentaria que debe seguir una persona con el fin de llegar a los 100 años o más con buena salud.

Alimentación sana que alarga tu vida.

Explica que la dieta ideal de la longevidad consiste en lo siguiente:

  • Eliminar la carne roja, limitar la blanca y tomar 0,8 gramos de proteínas por kilo corporal hasta los 65 años. A partir de ahí, esta cantidad se incrementará gradualmente.
  • También se reducirán al mínimo los azúcares.
  • No se comerán cantidades elevadas de féculas como pan, pasta y arroz.
  • El pescado solo un par de veces a la semana.
  • Por el contrario, las legumbres y las verduras deben consumirse regularmente.

Te recomendamos leer: Meriendas saludables para toda la familia

Conserva tu cuerpo joven

De igual modo, recomienda ayunar por lo menos dos veces al año. Esto favorecería la regeneración de las células madres, lo cual contribuye a mantener una apariencia joven y saludable.

En cuanto a las personas que suben de peso con facilidad, aconseja comer tan solo dos veces al día, junto con dos meriendas que contengan únicamente 100 calorías.

Por último, recomienda ingerir toda la comida del día en 12 horas, distribuidas entre las 8 a.m y las 8 p.m. Esta dieta se debe acompañar con una buena rutina de ejercicios que dure entre 20 y 25 minutos diarios.

Como viste, una dieta sana contribuye la salud y bienestar de tu cuerpo. Sin embargo, esto no es un proceso que deba tomarse a la ligera. Ante cualquier duda, recuerda consultar con un especialista en nutrición que prepare un plan especialmente para ti.

  • Willett, W. C., Sacks, F., Trichopoulou, A., Drescher, G., Ferro-Luzzi, A., Helsing, E., & Trichopoulos, D. (1995). Mediterranean diet pyramid: A cultural model for healthy eating. American Journal of Clinical Nutrition. https://doi.org/10.1093/ajcn/61.6.1402S

  • Shim, H. S., & Longo, V. D. (2015). A protein restriction-dependent sulfur code for longevity. Cell. https://doi.org/10.1016/j.cell.2014.12.027

  • Choi, I. Y., Piccio, L., Childress, P., Bollman, B., Ghosh, A., Brandhorst, S., … Longo, V. D. (2016). A Diet Mimicking Fasting Promotes Regeneration and Reduces Autoimmunity and Multiple Sclerosis Symptoms. Cell Reports. https://doi.org/10.1016/j.celrep.2016.05.009

  • Longo, V. D., & Panda, S. (2016). Fasting, Circadian Rhythms, and Time-Restricted Feeding in Healthy Lifespan. Cell Metabolism. https://doi.org/10.1016/j.cmet.2016.06.001