Cómo disfrutar de una buena digestión

28 septiembre, 2013
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
Masticar bien los alimentos es fundamental para disfrutar de una buena digestión. Al triturar bien los alimentos en la boca, se forma un bolo alimenticio mucho más fácil de digerir.

Disfrutar de una buena digestión es fundamental para gozar de una buena salud y bienestar. Si no digerimos bien los alimentos, tampoco seremos capaces de aprovechar todos los nutrientes que nos ofrecen y, por ende, seremos más proclives a padecer enfermedades.

De acuerdo a publicaciones especializadas, una indigestión produce molestias antes y después de comer y puede provocar una serie de síntomas asociados, como por ejemplo los siguientes:

  • Reflujo gástrico.
  • Estreñimiento.
  • Hinchazón.
  • Acidez.

Asimismo, estos síntomas podrían generar en el paciente mal humor y cansancio generalizado. Al experimentar uno o varios de estos síntomas, lo más recomendable es realizar una consulta médica para prevenir problemas de salud de consideración.

Consejos para disfrutar de una buena digestión

una buena digestion

A continuación, proporcionamos una serie de consejos para poder disfrutar de una buena digestión y evitar así complicaciones tanto en el tracto digestivo como en la salud en general.

1. Controla lo que bebes durante la comida

Mientras estás comiendo, un exceso de líquidos podría ser malo. La razón es que, según creencias populares, beber en exceso mientras se come diluye los jugos gástricos, lo que podría dificultar la digestión. No obstante, existen estudios que echan por tierra estas afirmaciones y ponen a la hidratación como un factor favorable para la digestión.

2. Mastica correctamente los alimentos

Esta es una acción fundamental para disfrutar de una buena digestión. Al triturar bien los alimentos en la boca, se forma un bolo alimenticio mucho más fácil de digerir.

Además, las enzimas que se encuentran en la saliva ayudan a que se lleve a cabo una predigestión. De este modo, se inicia el proceso químico antes.

Lee también: Problemas que se producen por no masticar bien los alimentos

3. La velocidad a la que se come también influye

El cerebro requiere de aproximadamente unos 20 minutos para recibir la señal de saciedad a partir de las hormonas que se segregan cuando se inicia el proceso digestivo.

Es por ello que, si comemos más despacio, podremos sentirnos llenos o saciados antes y la digestión se realizará más fácilmente.

Diversos estudios confirman esta relación, como por ejemplo este, realizado con pacientes que padecían diabetes; los resultados, sin embargo, podrían extenderse al resto de la población, y es por eso que los profesionales suelen recomendar comer de manera pausada.

4. Otros consejos

una buena digestion

Como hay muchas formar de mejorar la digestión, numeraremos algunos más para que puedas optar por lo que más te gusten. Más allá de estas claves, siempre es aconsejable consultar con el médico y seguir sus instrucciones, que pueden complementarse con las siguientes medidas siempre y cuando no estén contraindicadas:

  • Consume mucha fibra: tanto las frutas como las verduras y los cereales son alimentos que contienen mucha fibra. Esta sustancia te ayuda a combatir el estreñimiento y a mejorar tu tránsito intestinal.
  • Hidrátate bien: no puedes olvidar beber mucha agua para ayudar a que la fibra recomendada en el punto anterior se mueva a lo largo del tracto digestivo, y favorecer así el buen funcionamiento.
  • Evita comer mucha grasa: aunque la grasa es fundamental para el correcto funcionamiento del organismo, no todas las grasas lo son. Debes evitar consumir las grasas saturadas, según la recomendación de profesionales de la nutrición. Este tipo de alimentos hará que el organismo sufra problemas a la hora de realizar la digestión y, con el tiempo, favorecer el desarrollo de otros, como los problemas circulatorios.
  • Haz ejercicio regularmente: practicar una actividad de forma regular es una de las mejores formas de ayudar al organismo. De esta forma, hacer deporte durante 30 minutos 3 días a la semana es suficiente para mejorar la circulación y disfrutar de una buena digestión.

Alimentos que ayudan a hacer la digestión

Además de las claves mencionadas, también hay una serie de alimentos que favorecen el proceso de la digestión y que podría ser bueno incluirlos en tu dieta si tienes este tipo problemas. Recuerda que también es importante consultar al médico antes de hacer estos cambios.

Algunas veces, aunque sigamos una rutina adecuada, las digestiones siguen siendo pesadas y acompañadas de problemas digestivos. Por ello, podrías consultar con el profesional la idea de incluir alguno de estos alimentos en tu dieta para tratar de favorecer este proceso.

Descubre: Cómo calmar la indigestión con 5 remedios naturales

1. Aloe vera

El aloe vera es una sustancia con múltiples efectos beneficiosos para el organismo. Sus enzimas mejoran la digestión gracias a la acción bactericida que tiene. Es decir, es capaz de inactivar las bacterias innecesarias del aparato digestivo. También puede funcionar como una sustancia antinflamatoria y calmante.

2. Cardo mariano

El cardo mariano

Aunque no existe evidencia científica que avale las propiedades que se le atribuyen al cardo mariano, se suele usar como remedio natural para estimular la producción y la secreción de bilis, una sustancia fundamental para poder realizar una buena digestión.

La bilis se segrega desde el hígado y se concentra en la vesícula biliar, y es necesaria para la digestión de las sustancias grasas.

3. Alcachofas

De acuerdo con publicaciones académicas que destacan el aporte de fibra de las alcachofas, esta verdura estimula la digestión de los alimentos y la eliminación de las grasas. De esta forma, ayuda a eliminar las toxinas del organismo, gracias a su efecto depurativo.

Conclusión

Muchas personas quieren disfrutar de una buena digestión y no saben cómo hacerlo. Como mencionamos previamente, no hacer la digestión de una forma adecuada puede desencadenar una serie de efectos negativos sobre la salud.

Por ello, la mejor medida es consultar con un profesional y seguir el tratamiento indicado, además de mejorar la alimentación y consensuar la aplicación de los elementos mencionados. Poco a poco, verás cómo el proceso digestivo mejora y dejas de padecer los problemas asociados.

  • Matveikova, I. Inteligencia digestiva. https://mon.uvic.cat/tlc/files/2016/06/Irina-inteligencia-digestiva-llibrepdf.pdf
  • Earm YE. Who has super-digestive system?. Integr Med Res. 2013;2(2):37–38. doi:10.1016/j.imr.2013.04.007
  • Guo YB, Zhuang KM, Kuang L, Zhan Q, Wang XF, Liu SD. Association between Diet and Lifestyle Habits and Irritable Bowel Syndrome: A Case-Control Study. Gut Liver. 2015;9(5):649–656. doi:10.5009/gnl13437
  • Johnson, I. T. (2012). Dietary Fiber. In Present Knowledge in Nutrition: Tenth Edition. https://doi.org/10.1002/9781119946045.ch8