Cómo disimular el cansancio en el rostro en 10 minutos

El agua fría puede tener un efecto tensor en nuestra piel y evitar que se note el cansancio acumulado. Podemos aplicarla directamente y después relajarnos con un masaje facial

Al despertarnos tras una mala noche, en la que no hemos conseguido descansar bien, o después de una jornada intensa. En estas situaciones nuestro rostro refleja el agotamiento de diferentes maneras: ojos hinchados y enrojecidos, ojeras, arrugas marcadas, rigidez, etc.
En este artículo te facilitamos los tips imprescindibles para disimular el cansancio de tu cara de manera natural, en solamente 10 minutos.

¡Pruébalos!

1. Limpieza inmediata

El primer paso para disimular  las huellas de cansancio de la cara consiste en realizarnos una limpieza de la piel. Esto ayudará a eliminar todas las impurezas y los restos de maquillaje que se acumulan en el cutis.

Podemos llevar siempre en el bolso los productos necesarios para realizarlo en cualquier momento.
Proponemos los siguientes limpiadores naturales:

Agua de rosas

El agua de rosas es perfecta para disimular el cansancio del rostro
Además de oler muy bien, el agua de rosas es perfecta por su efecto para disimular el cansancio del rostro.

Tiene un aroma delicioso, es muy refrescante y adecuado para pieles grasas y mixtas.

Aceite de oliva

Para evitar que se resequen las pieles secas y maduras podemos llevar un botecito con una parte de aceite de oliva por cada cinco partes de agua.
Lo agitaremos antes de usar y nos limpiaremos el rostro con un algodón o toallita suave humedecida en esta mezcla.

Piña

Si estamos en casa y tenemos piña natural podemos hacernos una efectiva limpieza si nos untamos un trozo de piña por todo el rostro y lo dejamos un par de minutos hasta que se seque. A continuación, nos lavaremos el rostro con agua.

Piña-cortada-en-trozos-preparada-para-limpieza-del-rostro
La piña se puede utilizar a modo mascarilla limpiadora sobre la piel del rostro.

Lee también: Cómo hacer una dieta de desintoxicación con piña

2. Agua fría e hidratación para disimular el cansancio

La manera más rápida de producir un efecto de relajación y tonificación de manera instantánea consiste en salpicarnos el rostro con agua muy fría.
De este modo, una vez nos hayamos limpiado el rostro, nos refrescaremos la piel de la cara con agua bien fría.

Lavar-el-rostro-con-agua-fria-disimula-el-cansancio
El agua fría tonifica la piel y cierra los poros, lo que es perfecto para disimular el cansancio de manera natural e inmediata.

Nos secaremos sin frotar, dando golpecitos suaves con una toalla. Así, Esta práctica resulta perfecta para disimular el cansancio.
Después, la piel del cutis ya está limpia y lista para absorber bien cualquier loción hidratante adecuada para nuestro tipo de piel.

3. Automasaje

Una vez hemos tratado nuestra piel para limpiarla de impurezas y nutrirla en profundidad es el momento ideal para realizarnos un automasaje que nos permita relajar las tensiones, dar flexibilidad a la piel y mejorar todavía más la absorción de la loción hidratante.

El masaje debe ser suave y en dirección contraria a las arrugas. Así, masajearemos en dirección hacia arriba y hacia el exterior de la cara.
Lo podemos hacer mientras nos aplicamos la loción, durante unos 3 o 5 minutos.

4. Muecas

El rostro acumula muchas tensiones a lo largo del día o incluso si hemos pasado una mala noche. Estas rigideces endurecen las facciones y nos dan un aspecto más serio y envejecido.

Una manera sencilla y divertida de combatir estas tensiones diarias consiste en realizar todo tipo de muecas con cada parte de la cara: con la boca, la mandíbula, la lengua, la nariz, las mejillas, la frente, los ojos, etc.

Durante un minuto haremos todo tipo de gestos exagerados con la cara. Aunque muchas personas creen que esto hace que aparezcan arrugas, el efecto es precisamente el contrario, ya que estimula el riego sanguíneo en todo el rostro.

5. Relajación de ojos

Los ojos pueden cambiar el aspecto general del rostro, ya que acumulan la tensión y el cansancio de todo el día. Para combatir el problema del cansancio ocular en un minuto podemos recurrir al palmeo, una técnica de relajación ocular, que consiste en frotar nuestras manos para que entren en calor y apoyar los ojos cerrados en la palma de las manos.

Ojos-rojos-por-cansancio
Los ojos rojos son un signo evidente de fatiga; se puede disimular el enrojecimiento y cansancio utilizando nuestras manos.

Notaremos como los ojos se relajan y, de paso, mejoraremos la calidad de nuestra vista, que será más clara y nítida.

Visita este artículo: Cómo preparar una crema natural de café para el contorno de los ojos

6. Estimulación de labios

Los labios también acumulan las tensiones por culpa de todo aquello que reprimimos y no decimos.
Con el tiempo los vamos apretando, junto con la mandíbula. Esto le va dando un aspecto rígido a toda la parte inferior de la cara.
En cambio, si los relajamos, ganaremos unos labios más sensuales y voluminosos.

Después de haberlos hidratado bien, taparemos toda nuestra boca con una mano y la arrastraremos horizontalmente hacia el lado externo, masajeando no sólo los labios sino la zona de alrededor, que también suele tener tensión y donde suelen aparecer arrugas. Lo haremos 10 veces con cada mano.