¿Cómo el amor influye en nuestro organismo?

Además de favorecer la liberación de oxitocina, al abrazar a la persona amada disminuye nuestro nivel de ansiedad, se reduce el nivel de estrés y se equilibra la presión arterial

Diversas investigaciones señalan que el estado de “enamoramiento” disminuye el estrés, mejora el ánimo, previene las enfermedades e incrementa la sensación de bienestar en el organismo. Todo esto quiere decir entonces que el amor nos ayuda a vivir más y mejor. Conoce en este artículo más efectos de estar enamorado y su influencia en el organismo.

¿Qué nos causa enamoramiento?

La “responsabilidad” (o “culpa” según el cristal con que se mire) es de la feniletilamina. Es un compuesto orgánico dentro de la familia de las anfetaminas, encargado de cambiar el físico cuando nos enamoramos. Por ejemplo, es la que hace que sintamos “mariposas en el estómago”, nos pongamos colorados o nos transpiren las manos cuando esa persona nos mira, nos habla o nos toca.

También en el estado de enamoramiento liberamos una hormona llamada “dopamina”, también conocida como “del placer”. Aparece en la sangre y nos permite sentir sensaciones muy agradables en momentos como las relaciones sexuales, pero también en comer chocolate o beber alcohol. Genera esa euforia incontrolable e inexplicable que se siente al estar con la persona amada.

A su vez, la dopamina provoca que la atención se centre únicamente en el objeto amado, es decir, no pensar en otra cosa que su cuerpo, su rostro, sus palabras, sus actos, sus besos, etc. Por otra parte también actúan otras hormonas tales como la oxitocina y la vasopresina, ambas estimulan la formación del contacto emocional entre dos personas. La primera aparece en la sangre en los encuentros íntimos, desde una mirada a los ojos sostenida a un abrazo, un beso apasionado o el acto sexual en sí.

La pasión a la relación amorosa la añade la testosterona, que aumenta su concentración cuando hay sexo. Los hombres tienen niveles de esta hormona mucho más altos que las mujeres y no sólo en la sangre, sino en la saliva. Los científicos dicen entonces que un buen beso para ellos es muy excitante y aumenta la agitación sexual. En el caso de ellas, el incremento de los estrógenos durante la etapa de enamoramiento tiene un efecto “mágico” en su aspecto físico: se les nota en el rostro, el cabello, las uñas, la piel, el cuerpo, etc.

Por último, tenemos a la melatonina, la cuál es liberada por los enamorados y que previene el envejecimiento prematuro y a la vez aumenta la sensación de vitalidad y de sentirse bien. Y buenas dosis de noradrenalina causa buen humor, levanta el ánimo y hace que la gente se vea feliz y vital. También aparece cuando hay amor y pasión.

amor3

Cómo el amor actúa en el cerebro

Todos los que están enamorados concuerdan en que se trata de un estado de completa felicidad, una sensación maravillosa, donde sólo se piensa en el otro y que nada más importa. En la primera etapa del enamoramiento todo es “color de rosas” y eso influye mucho en nuestra mente así como también en el estado de ánimo y el físico.

La ciencia dedica mucho tiempo y esfuerzos para estudiar qué es lo que ocurre en el órgano más complejo del ser humano, el cerebro, en cada momento de la vida. En el caso del amor, todavía hay muchas cosas que no se saben. Diversas investigaciones aseguran que “estar enamorado” es la consecuencia de la actuación de muchas hormonas trabajando “full time” y en simultáneo.

amor4

El amor puede ser algo adictivo y esto muchos lo saben, ya que genera el mismo placer o sentimiento que el consumo de drogas, deseando estar más y más tiempo con la otra persona. Es que las partes del cerebro relacionadas al juicio crítico y a los pensamientos negativos “se cortan” con el enamoramiento, por ello es que también al principio de la relación el otro es un ser “perfecto”.

Y está comprobado que cuánto más se hace el amor con esa persona, más se libera la hormona de la oxitocina, la cuál es la responsable de querer establecer relaciones a largo plazo y desear el compromiso. Es porque permite tener mayor confianza hacia la persona. Cuánto más se produzca de ésta, más ganas tendrán de seguir juntos en el futuro.

amor5

Esto significa entonces que la atracción, la felicidad, el enamoramiento, la sensación adictiva y el deseo sexual son por causa de un cóctel de hormonas que se mezclan en nuestro cerebro

La oxitocina influye en la salud

Las personas liberan oxitocina, como se ha dicho antes, cuando están enamoradas, pero también cuando consumen alcohol y drogas o comen chocolates y otros dulces. Esta hormona tiene el poder de mantener en buena forma al corazón y a la vez, tiene un efecto curativo en las heridas de la piel. Estar emparejado aumenta las posibilidades de curarse de enfermedades de todo tipo.

La buena noticia es que no es preciso estar en contacto con la pareja para producir oxitocina, sino que un abrazo de un amigo, un perro, del padre o la madre hace que sus niveles aumenten. Claro está que en el caso de la relación marital se incrementan aún más. Esto se puede afirmar por ejemplo en el hecho de que las personas que viven en pareja o con una mascota son más longevos que los solteros.

Abrazando a la persona que amamos, la presión arterial se equilibra y los latidos del corazón también. Disminuye la ansiedad, el estrés, los nervios y el mal humor. Los abrazos son una excelente medicina que vale la pena probar.

amor6

Imágenes cortesía de Richard Foster, Patrick, epSOS.de, Christopher Patterson, ThisParticular Greg, Curt Gibbs.

Categorías: Mente sana Etiquetas:
Te puede gustar