Cómo elegir el mejor protector solar para tu piel

Solimar Cedeño · 18 julio, 2018
Además de tener en cuenta nuestro tipo de piel a la hora de elegir el protector solar, es fundamental que lo apliquemos con relativa frecuencia para evitar quemaduras.

Con la llegada del verano, las vacaciones y los paseos al aire libre surge una duda: ¿qué protector debo usar? Aquí te diremos cómo elegir el mejor protector solar para tu piel.

En principio, es importante recordar que la protección de la piel no es exclusiva para la época del verano. En todo momento debemos cuidarnos del sol. Sin embargo, en el verano la exposición a los rayos solares aumenta y, con esto, la insolación, quemaduras y molestias.

También con la época las tiendas se llenan de productos que aseguran protegernos del sol. Sin embargo, no todos cumplen esta función como quisiéramos. Muchas veces sus fallos se deben a que no escogimos el mejor para nuestra situación particular.

Puede parecer una decisión intrascendente, pero no lo es. Un cuidado inadecuado de nuestra piel al exponernos al sol puede causar envejecimiento prematuro, manchas, quemaduras y cáncer.

¿Cómo nos ayudan los protectores solares?

cómo elegir el mejor protector solar

El sueño de muchos en verano es obtener un bronceado hermoso sin pasar por las molestias de una insolación, especialmente porque esta tiene consecuencias graves para el cuerpo. Podemos sufrir de fiebre y dolor, y a largo plazo incluso corremos riesgo de padecer cáncer.

Diariamente, haga frío o calor, y aunque esté nublado, estamos expuestos a los rayos del sol. Por tanto, lo ideal al momento de elegir el mejor protector solar para tu piel sería comprar uno que funcione todo el año.

Muchas personas desconocen el significado de las etiquetas de los protectores solares que utilizan. Así lo afirma un estudio de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad del Noroeste (Illinois, Estados Unidos).

Por esto, generalmente escogen el que tenga el número más alto en el índice de protección solar. No obstante,los expertos aseguran que este no es el único indicador al que debemos prestar atención.

Los rayos del sol, o rayos ultravioleta, que nos afectan se dividen en dos tipos: UVA y UVB. Los primeros son los que nos broncean por un corto tiempo, y son peligrosos porque llegan a lo más profundo de la piel. Los segundos son menos fuertes pero, al estar expuestos a ellos, pueden quemar nuestros tejidos.

El factor de protección solar  (FPS), o SFP por sus siglas en inglés, nos protege de los rayos UVB, y por ende, de las quemaduras graves. Sin embargo, deja la piel desprotegida de los UVA y, por lo tanto, no nos ayudan a prevenir enfermedades de la piel y cáncer.

Descubre: Los mejores tips para conseguir un excelente bronceado

¿Cómo elegir el mejor protector solar para mí?

Expertos sugieren elegir un protector solar que, además de tener un buen índice de protección solar, sea de amplio espectro. De esta manera puedes asegurarte de que te proteja tanto de los rayos UVA como de los UVB.

El índice de protección solar ideal para utilizar el protector solar todo el año es SPF30. También debe especificar en la etiqueta que el protector solar sea resistente al agua y al sudor. Así te asegurarás de que te proteja por un período mayor.

Recomendaciones para el verano

Protector solar.

Además de elegir el mejor protector solar para utilizar en esta época, hay otra serie de recomendaciones que puedes seguir para mantener tu piel sana y protegida siempre:

  • Aplica el protector solar en todo tu cuerpo al menos 30 minutos antes de salir. Así tu piel podrá absorberlo mejor y obtendrás mayor protección.
  • Intenta exponerte la menor cantidad de tiempo al sol. Utiliza sombrero y camisas frescas que cubran tus brazos, y en lo posible, permanece bajo sombra.
  • Evita salir al mediodía, pues es el momento de mayor calor y en el que los rayos del sol inciden directamente sobre la piel. Lo ideal es que te mantengas bajo sombra, al menos hasta las 4 de la tarde.
  • Si vas a la playa o a la piscina, vuelve a aplicar protector solar después de cada baño o cada hora.

No dejes de leer: El golpe de calor: uno de los peligros del verano

Con estas recomendaciones y un uso adecuado de tu protector solar, además de unas gafas de sol, podrás disfrutar del verano y las actividades al aire libre sin remordimientos. También ten presente que los cuidados de la piel no son exclusivos para la época de calor. Incluir el protector solar en tu vida diaria es ideal para mantenerte sano.