¿Cómo elegir gafas de sol según el tipo de cara?

Fernando Clementin · 10 junio, 2018
Es increíble cómo podemos cambiar nuestra apariencia cuidando solo algunos detalles. A continuación, te mostramos la mejor manera de elegir las gafas de sol perfectas para ti.

Las gafas son un accesorio fundamental para todo el año. No solo aportan muchísimo estilo a tu apariencia, sino que también protegen tus ojos de las radiaciones solares. Sin embargo, debemos saber escogerlos para que su efecto sea el deseado sobre nuestra imagen. Te mostramos cómo elegir gafas de sol según el tipo de cara.

¿Cómo identificar nuestro tipo de rostro?

Obviamente, el primer paso para elegir gafas de sol según el tipo de cara es, precisamente, saber cuál es la forma de nuestro rostro. Muchas personas desconocen este detalle; basta un poco de observación para develar esa duda.

Para hacerlo, colócate frente a un espejo a una distancia media, como del largo de tu brazo extendido. Luego, utilizando un marcador, lápiz labial o jabón, dibuja el contorno de tu rostro; ve desde el mentón hasta la línea de crecimiento del cabello.

¿Qué silueta ha quedado? Esa es exactamente la forma de tu rostro. En base a ella, escoge el tipo de gafas que mejor te quede de los que describiremos a continuación.

Elegir gafas de sol según el tipo de cara

Rostro redondo

Este tipo de cara se caracteriza por su uniformidad en cuanto al largo y el ancho del rostro. Prácticamente no hay ángulos y la barbilla también es redondeada.

En estas ocasiones, lo mejor es optar por lentes rectangulares o cuadradas, ya que la idea es alargar la cara visualmente, añadir ángulos. También servirán para esto las “monturas de ojos de gato” y las lentes con puentes estrechos.

Por otro lado, se deben evitar las gafas redondas, los cristales de colores y los lentes que cubren las cejas. Estos solo lograrán potenciar esos rasgos que se pretenden atenuar.

Las gafas de sol son uno de los accesorios más importantes.

Rostro rectangular

La longitud de la cara es mayor que el ancho; en cambio, sí son del mismo ancho la frente y la barbilla. Por lo tanto, deberemos intentar ampliar el volumen del rostro.

Una excelente manera de hacerlo es a través de anteojos grandes. En este sentido, son muy beneficiosas las lentes con monturas grandes o redondas; debemos buscar horizontalidad. Por el contrario, no lo son tanto las pequeñas o las que incluyen colores vivos.

Rostro cuadrado

Los rostros cuadrados poseen maxilares muy angulosos, al igual que la frente y los pómulos, que son del mismo ancho. Se busca agregar altura, verticalidad, para compensar lo corta que puede ser este tipo de cara.

Para este fin, pueden resultar muy útiles las gafas de sol con monturas muy redondeadas. Así lograremos contrastar la rectitud del rostro con la redondez de las gafas.

Rostro triangular

Este tipo de cara se caracteriza por ser más larga que ancha. Mientras que la barbilla es bastante ancha, los pómulos y la frente son más estrechos.

Para estas personas, son aconsejables las gafas que aporten amplitud en la parte superior. Por ejemplo, las líneas angulosas de las “monturas de ojos de gato” son una excelente alternativa; también lo son las gafas de aviador.

Rostro corazón

El rostro corazón se caracteriza por contar con maxilares y mentón finos, mientras que su forma se va ensanchando a medida que se sube. Entonces, los pómulos son más amplios, como también lo es la frente. Es por eso que también se lo denomina triángulo invertido.

En fin, las caras con esta forma pueden salir beneficiadas con bastante volumen en su parte inferior, como son las aviador, por ejemplo. De esta forma, se “rellena” la parte del rostro a la que le falta más tamaño.

Las gafas de sol deben adaptarse a nuestro tipo de cara.

Rostro ovalado

Es considerado el tipo de rostro perfecto, ya que presenta perfecta total armonía en sus facciones. ¿Características? Es levemente más ancho en la zona de las mejillas y se estrecha llegando al mentón. 

La excelente noticia para quienes lo portan es que cualquier tipo de gafas le sentarán bien. Cuadradas, redondas, de aviador, con monturas grandes o pequeñas… las opciones son variadas e igual de compatibles para quienes pueden disfrutar de un rostro balanceado en cuanto a sus curvas.

Como podrás observar, elegir gafas de sol según el tipo de cara es prácticamente lo mismo que escoger una prenda en base a la talla que tenemos. Así como no nos compraríamos una ropa que deje expuestos los rasgos que pretendemos esconder, tampoco hemos de optar por gafas que sean contraproducentes para nuestra imagen.

A fin de cuentas, también tiene mucho que ver el estilo de cada persona, al igual que el peinado y el modo de vestirse. No obstante, con estos trucos tendrás una gran herramienta para escoger las gafas adecuadas para ti.