Cómo elegir la dieta que más te conviene

En la actualidad muchas personas deciden comenzar a hacer una dieta básicamente porque quieren bajar de peso. Sin embargo, en muchas ocasiones los interesados no saben elegir correctamente, por lo que optan por dietas dudosas o que prometen resultados milagrosos. Por tal motivo, es muy importante saber elegir la dieta adecuada, ya que una correcta alimentación es fundamental para gozar de una buena salud. A continuación te damos algunos consejos sobre cómo elegir la dieta que más te conviene.

Tener claro lo que implica una dieta

Es muy común que las personas inicien una dieta por moda o porque desean resultados rápidos y efectivos. Por supuesto, esto puede ser muy peligroso. Es así que lo mejor es tener claro lo que implica hacer una dieta. En este sentido, se debe de saber que una dieta formará parte de la vida de la persona que desee realizarla, por lo que debe ser constante y disciplinada. Además, una dieta no debe ser una carga o un problema.

Consultar a un médico

medico

Antes de elegir una dieta, un primer paso fundamental es visitar a un médico para que nos revise. Aunque nos sintamos bien o sanos, lo cierto es que para disipar cualquier duda es muy recomendable realizarse un chequeo general. En caso de algún problema, nuestro médico será el indicado para decirnos si es conveniente hacer algún tipo de dieta o si por el contrario necesitamos hacer otra cosa.

Ir con un nutriólogo

Si queremos una dieta que dé resultados lo mejor sería ir con un especialista de la nutrición. Muchas personas no lo hacen y siguen consejos de amigos o familiares o, peor aún, comienzan dietas que desconocen y que son de dudosa calidad. Esto es muy riesgoso, ya que si no conocemos nuestra salud los alimentos que vayamos a consumir nos pueden causar daños.

Tener en cuenta nuestra características físicas

alergias

Para elegir la dieta adecuada, también debemos conocer nuestra características físicas. Por supuesto, este aspecto lo podemos conocer cuando visitemos a nuestro doctor para que nos revise. No obstante, debemos tener en cuenta eso a la hora de tomar una decisión. Por ejemplo, existen distintos tipos de dietas según nuestro rango de edad, el sexo o algunas condiciones específicas, como alergias.

Conocer nuestros objetivos

Otro error muy común es desconocer las razones y los objetivos que queremos cumplir al hacer una dieta. Es por ello que muchas veces no estamos satisfechos con una dieta, ya que consideramos que no nos está ayudando en nada. Por lo tanto, tenemos que conocer nuestro objetivos. Por ejemplo, ¿hacemos dieta para bajar de peso o para ganar masa muscular?

Experimentación, adaptación e integración

dieta-mediterránea

La mayoría de las dietas implican seguir una fase de experimentación, una de adaptación y otra de integración. En la primera de ellas se debe de comenzar con la dieta en sí, viendo cómo reaccionamos a ella. En la segunda fase nuestro cuerpo debe de adaptarse al nuevo régimen de alimentación para finalmente integrarlo. Si se desconoce esta fase podríamos tener problemas al momento de comenzar con la dieta, ya que nuestras expectativas se verían tal vez trastocadas.

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas: