Cómo elegir la mejor guardería para tu bebé

Conseguir la guardería perfecta para nuestro hijo puede convertirse en una verdadera pesadilla, pero tomando en consideración varios factores, la experiencia puede resultar incluso placentera.

Los primeros meses en la vida de nuestros hijos son esenciales para su desarrollo posterior, es el momento en que se encuentran todo el tiempo junto a nosotros. Por eso, cuando nos toca volver al trabajo, una vez finalizado el permiso maternal, entramos en pánico. ¿Quién podrá ocuparse adecuadamente e ellos? ¿Quién tendrá la sensibilidad y la paciencia necesarias para atender tu bebe? En este artículo te enseñaremos cómo elegir la mejor guardería para tu bebé.

 La primera guardería

bebés en orinal

Como padres sabemos que dejar a nuestros pequeños por primera vez en una guardería puede ser una pesadilla. Son tantas las preguntas que se nos vienen a la mente que no podemos evitar sentir angustia. Sin embargo, este proceso no tiene que ser traumático. Piensa que es un proceso normal, que lleva cierto tiempo de adaptación y que valorar adecuadamente la guardería que precisa tu hijo evitará preocupaciones y molestias futuras.

Pero no te desanimes. Aquí encontrarás algunos de los factores a tener en cuenta a la hora de elegir la guardería adecuada para tu bebé.

Factores a tener en cuenta para elegir la mejor guardería para tu bebé

Ubicación

Uno de los primeros factores a valorar es la distancia entre el sitio, tu casa y tu trabajo. La cercanía entre los tres puntos favorecerá tu rutina diaria, tu asistencia a reuniones y otras actividades y tu llegada inmediata a la guardería en caso de emergencia.

De poco nos va a servir buscar la “mejor guardería”, si para llegar tenemos que viajar una gran distancia. Utiliza internet y las redes sociales para explorar cuáles se encuentran más cerca de ti. De esta forma estarás aumentando tu tiempo de descanso y el tiempo de compartir con tus hijos.

Chequea también: Cuándo debería el niño dejar el pañal

Número de guarderías visitadas

Una de las recomendaciones que recibirás tanto en Internet como de parte de amigos, conocidos y familiares es que visites muchos centros de cuidado antes de tomar una decisión. Sin embargo, nadie te dice a cuántas guarderías deberás ir antes de escoger una. No hay un número mágico, puede que hayas visitado 10 y ninguna te convenza.

Te recomendamos seguir tu instinto maternal. Cuando encuentres una guardería que reúna la mayor parte de los requerimientos que consideras esenciales, investígala y recórrela a fondo. Tal vez sea la primera por donde pasaste. Lo que realmente importa es que tenga el entorno perfecto para cuidar y educar a tu hijo.

Calidad de las instalaciones

Los niños necesitan de un espacio interior bien iluminado, limpio y sin obstáculos y de un patio exterior con suficientes elementos de juego y áreas con sombra. Estos son sólo algunos de los detalles que debes observar cuando hagas una inspección.

La presencia de estanterías o muebles por doquier incrementa el riesgo de que sufran caídas o golpes. Las medidas higiénicas adecuadas son esenciales para evitar la aparición de enfermedades. Te recomendamos recorrer la instalación y revisar todas las áreas, incluyendo los baños y el comedor.

Nada es demasiado para velar por tu bebé, verifica cosas como que los tomacorrientes estén tapados y que cuenten con juguetes apropiados para la edad de tu bebé. En caso de dudas nunca dejes de preguntar.

El personal

Maestra jugando con niños en una guardería

Tan importante como unas buenas instalaciones es el personal que atiende a los niños e incluso a los padres. Maestras o cuidadoras cariñosas y profesionales y administrativos atentos hacen esa guardería especial para tu hijo.  Observa la reacción de los niños ante el personal. Recuerda, ellos siempre son transparentes en sus emociones.

No olvides preguntar la cantidad de niños que asisten por aula y cuántos maestros o cuidadores tienen cada grupo. De esa manera podrás estar tranquila respecto a la atención que recibirán tus hijos.

También puede interesarte: ¿Cómo reacciona tu bebé al quitarle el pañal?

Tipo de educación que provee

Hoy en día existen varias tendencias acerca de la educación temprana: el fomento del autoaprendizaje, las estrategias lúdicas, la educación más formal. Todo esto debes tomarlo en consideración cuando selecciones la guardería más adecuada.

Te recomendamos solicitar el proyecto educativo te la institución que te interesa. Este constituye la base para conocer los valores y estrategias que la guardería busca aplicar en la educación de tus hijos.

La alimentación

Niña comiendo una galleta en la guardería

Las guarderías se pueden dividir en dos clases en lo que a alimentación se refiere. Por un lado, están las que ofrecen comida hecha en su propia cocina, mientras que por el otro se encuentran las que exigen a los padres que lleven la comida preparada desde casa. En ambos casos, el centro debe contar con un área de comedor adecuada.

En aquellas que proveen alimentos, deberías asegurarte de que estén asesoradas por un profesional de la nutrición. Saber de dónde provienen los productos que consumirán nuestros hijos puede ser la diferencia entre la “mejor” o la “peor” guardería.

La opinión de otros padres

Escuchar la opinión de padres que tienen a sus hijos en los centros que más te hayan gustado es excelente idea. De esta manera obtendrás otros puntos de vista sobre la calidad de la educación, la alimentación y las instalaciones que proveen dichas guarderías. Si alguien de tu confianza te recomienda el lugar es una buena señal también.

Papeles en regla

Cada país tiene sus propias leyes para regular el funcionamiento de las guarderías o jardines de infancia. Investiga las que correspondan a tu caso y chequea que los certificados del lugar elegido estén en regla. Sé cuidadosa y no te arrepentirás de tu elección.

Revisa además: Cómo enseñar a tu bebé a sentarse

Tú tienes la última palabra

Finalmente, el consejo más importante es que confíes en tu intuición de madre. Nada le puede ganar a ese radar interno que se desarrolla con el nacimiento de nuestro hijo. Conocemos mejor que nadie a nuestro bebé. Las visitas son claves para elegir la mejor guardería, pero también lo que te diga tu corazón.