¿Cómo elegir las flores para la boda?

Aunque nuestros gustos serán muy importantes, también debemos tener en cuenta la época para que las flores para la boda aguanten el mayor tiempo posible sin marchitarse ni ponerse mustias.

Las flores para la boda son una elección que requiere concentración y una mente abierta. Quizá, las novias se han imaginado desde pequeñas el vestido y el ramo para su fiesta. No obstante, hay varios factores que se deben tener en consideración, además de los gustos personales.

Los arreglos florales están presentes durante todas las fases de la boda. En el coche, en la iglesia, en cada mesa y en la misma novia, que debe lucirse más que nunca.

Claves para elegir las flores para la boda sin correr riesgos

1. Flores para la boda de temporada

Lo ideal es elegir las flores que se encuentren en la época del año en la que se realizará el evento. Esto garantiza que se mantendrán más tiempo en buen estado y los costos disminuyen.

Por lo tanto, hay que estar dispuestas a escuchar a los floristas y conocer nuevos tipos que quizá son tan bellos o más que los imaginados. Es verdad que también tienen la opción de importar aquellas otras que deseen, pero no es lo aconsejable.

2. Personalidad

El arreglo para la novia, el salón o donde se coloquen deben estar en armonía con la personalidad de los novios y del estilo de la boda. Es decir, si están organizando una fiesta original, las flores para la boda deben seguir la tendencia.

En una ceremonia tradicional, predominan las decoraciones florales con mucho volumen, aunque elegantes. En cambio, en las modernas, se prefieren líneas más alargadas y rectas, sin tanto pétalo. Para el aire libre, las flores campestres se convierten en las estrellas.

Lee este artículo: ¿Cómo organizar la boda de sus sueños?

3. Los colores

Los tonos y los colores de toda la decoración para la boda tiene que mantener un equilibrio. Por lo tanto, al momento de seleccionar las flores para la boda tienen que pensar en su combinación con el resto.

Existen opciones de arreglos con varios colores y otros monocromáticos. El mayor impacto visual lo generan aquellas que tienen el mismo tinte.Lo ideal es que sean más bien suaves y delicados, para que no se adueñen de la atención de todos con su fuerte impacto.

4. El presupuesto

Quizá parezca algo demasiado obvio, pero calcular el presupuesto para utilizar en las flores para la boda es fundamental. Permite tener más claro el tipo de flores que se puedan buscar. Además, hará que la elección sea mucho más rápida y sencilla cuando se visiten las floristerías.

5. No olvidar los rincones

Cada rincón, por insulso que parezca, nunca pasa desapercibido. Así pues, es muy importante preparar detalles sencillos con las flores para que rellenen esa zona.

De seguro habrá quien mire absorto y sea el primer recuerdo que tenga de la fiesta: “no quedaron rincones por decorar”. Pero, siempre se trata de apelar a la sencillez y la delicadeza. Procura no sobrecargar los espacios para que no sean el centro de las miradas.

6. La prioridad: el ramo de novias

mujer con ramo de flores sintiéndose mejor que nadie

El ramo de novias es la principal elección en las flores para la boda y del mismo se desprenden los demás. Es el complemento perfecto para el vestido y el romanticismo del momento. Son los protagonistas, sin duda, de todos los festejos.

Desde la entrada de la pareja hasta el momento de la entrega del ramo, su presencia es objeto de deseo de muchos. A su vez, se convierte en el símbolo del amor que se transmite de la novia hacia el resto.

No te pierdas: Peinados para novias, fáciles y hermosos

7. Hacer una prueba

Visitar el lugar donde se llevará a cabo cada una de las partes de la ceremonia y comprobar la combinación es fundamental. Las flores más bellas pueden perder su brillo con la luz o la arquitectura de ciertos salones.

Del mismo modo que se consulta con la florista el resto de los detalles, el entorno es muy importante. Todo debe estar en perfecto equilibrio y ningún elemento se destaca por sí solo. De lo contrario, existe el riesgo de quedar inmersos en una mezcla de estilos incorrectos.

Conclusión

Elegir las flores para la boda es un tanto más complicado de lo que se piensa. Hay profesionales expertos que confeccionan los mejores arreglos florales, pero hay que estar abiertos a sus ideas.

Son importantes los gustos y los sueños de cada novia y estos deben adaptarse a todas las condiciones externas. El entorno, la iluminación, los artefactos decorativos, el vestido y la personalidad van de la mano.

Escuchar, mirar, comparar y elegir es la tarea para tener la boda ideal y el mejor recuerdo para cada asistente.