Cómo elegir las mejores actividades extraescolares para mi hijo

30 julio, 2018
La oferta de actividades después de clases suele ser muy extensa y, generalmente, depende de cada centro escolar o institución, de ahí que sea esencial saber cómo elegir deportes o hobbys que reporten beneficios intelectuales y sociales

Las actividades extraescolares son un recurso de aprendizaje a través de la creatividad o del juego, las cuales se realizan fuera del horario formal de clases. Su objetivo es el de potenciar destrezas distintas a las que los niños desarrollan dentro del aula.

Factores para elegir las mejores actividades extraescolares

Aunque existen muchas actividades, no todas son las mejores para todos los alumnos y alumnas. En primer lugar, para elegir las mejores actividades extraescolares para los niños es importante definir algunos aspectos centrales.

Entre ellos, debes considerar los gustos del niño, su edad, las características de su personalidad, así como sus puntos fuertes y debilidades. Esta información te servirá como guía para saber qué aspectos debes impulsar y cuáles otros es necesario corregir u orientar de mejor manera.

De igual manera, los padres deben tener en claro los beneficios que cada una de las actividades fuera del periodo lectivo pueden ofrecerle al niño. Para ello es vital hablar con los profesionales encargados del club. Ellos son quienes pueden explicarte si será o no beneficioso para el perfil y las necesidades de tu pequeño.

Cómo elegir las mejores actividades extraescolares dependiendo de la personalidad

Los niños que no toman clases informales están en el derecho a decidir en qué desean emplear su tiempo libre. No obstante, los padres deben escucharlos antes de inscribirles a cualquier actividad extraescolar. En especial, porque cada uno de ellos tiene una personalidad e intereses distintos.

En realidad, la selección de actividades no siempre debe dirigirse hacia aquellas que encasillen las habilidades o forma de ser de tus hijos. Es importarle ofrecerles experiencias distintas para impulsarlos a superar algunos problemas.

Por ejemplo, si a tu pequeño le cuesta relacionarse con otros niños, sería buena idea animarle a practicar algún deporte en equipo o actividad en grupo. No obstante, a continuación te compartimos algunas recomendaciones sugeridas por especialistas en la revista Innovación y experiencias educativas.

Niños introvertidos

Actividades grupales para niños

Si tu pequeño es tímido, sería muy beneficioso inscribirlo en actividades grupales. Esto le impulsará a relacionarse con sus compañeros, trabajar en equipo, fomentar el compañerismo y vencer sus miedos o temores.

Las mejores actividades extraescolares para este tipo de personalidad son el teatro, la danza o el ballet; y deportes grupales como el baloncesto, fútbol, tenis, voleibol, gimnasia rítmica, etc.

Sigue leyendo: Por qué es importante enseñar el valor de la amistad a los niños

Pequeños inactivos

En ocasiones, algunos niños pueden llegar a ser sedentarios o inactivos. Si este es el caso de uno de tus hijos, las mejores actividades extraescolares para ellos son aquellas que les obliguen a esforzarse más.

Evidentemente, las actividades deportivas son las ideales. Entre los deportes que pueden practicar figuran la natación, atletismo, bádminton, judo, entre otros. No obstante, también pueden funcionar tareas enfocadas en el esfuerzo individual como la cerámica, la música, baile, etc.

Hijos con mucha energía

Artes marciales para niños hiperactivos

Por el contrario, existen casos de niños que poseen mucha energía, les cuesta trabajo quedarse quietos, o bien que poseen el trastorno de déficit de atención con hiperactividad.

Si tu hijo cumple con alguna de estas características, las mejores actividades extraescolares son aquellas que le ayudan a controlar sus impulsos y a descargar su energía.

Entre estas ocupaciones se encuentran las artes marciales o deportes de contacto; o bien, deportes como el fútbol, el balonmano o baloncesto. En realidad, cualquier actividad que les ayude a desarrollar el autocontrol serán las ideales para estos casos.

Personalidad creativa

En casi todas las familias encontramos algún pequeño con una gran imaginación y creatividad. Las mejores actividades extraescolares en estos casos serán las que potencien la expresión de su pensamiento.

¿Como cuales? Las artes plásticas son las actividades ideales. Entre ellas están la pintura, la artesanía, la fotografía, la escritura e incluso la música. Lo esencial es ofrecerles el medio para que puedan plasmar la expresión plástica y desarrollar sus ideas de manera manual y visual.

Las actividades intelectuales y de refuerzo

Jugar al ajedrez

En casi todas los centros educativos suelen impartirse cursos que favorecen el desarrollo de la mente, así como sus conocimientos, ya sea para mejorar en los estudios o para estimular sus capacidades.

Entre estas actividades se encuentran las clases de idiomas, juegos de estrategia como el ajedrez, sesiones de informática para fomentar el buen uso del ordenador y sus programas, así como cursos de lectura, escritura y técnicas de estudio.

Aunque dichos clubes no suelen ser los favoritos de los niños, es importante mantener alguno de ellos como complemento. Esto se debe a que les ayudan a mejorar el rendimiento académico y habilidades que favorecen el desarrollo intelectual.

Es importante: 8 beneficios de la lectura en los niños

Otras recomendaciones

Como ves, la elección de las mejores actividades extraescolares para los hijos depende de las preferencias, personalidad y motivaciones del niño. Aunque los padres son los responsables de la educación de los pequeños, ellos no deben imponer sus decisiones.

Más bien, deben guiar sus decisiones de tal manera que lo principal sea ayudar a su hijo a desarrollarse de manera integral. Hay que potenciar sus habilidades al brindarle herramientas para mejorar sus puntos débiles.

Por otra parte, es importante guardar el equilibrio entre las actividades extraescolares y académicas. El tiempo que pasan en actividades no deben absorber el tiempo que los niños necesitan para hacer sus tareas escolares. Recuerda que ellos también deben tener tiempo para disfrutar de sus amigos y familia.

Te puede gustar