Cómo elegir maquillaje para el día de la boda

El maquillaje para el día de la boda es realmente importante, porque tu rostro será el centro de las miradas. ¡Por eso tienes que verte más que bonita en ese día especial!

Ya has elegido el vestido y los zapatos, tienes una idea de cómo será el peinado… ¡No puedes dejar de lado el maquillaje para el día de la boda! Sin dudas es de lo más importante para verte bonita en este momento tan especial.

El make up permite sacar provecho a las facciones, resaltar aquello que más te gusta (por ejemplo los ojos o la boca) y completar el atuendo. A veces no tenemos ni idea de cómo maquillarnos para nuestra boda, por eso en este artículo te damos algunos consejos.

Tips para elegir el maquillaje para el día de tu boda

Ha llegado ese momento en el que seguramente has soñado desde hace mucho. Tu boda debe ser perfecta, tal y como la has imaginado. Y si bien es normal haber elegido el vestido antes que cualquier otra cosa, también es importante decidir o elegir otras cosas, como el peinado o el maquillaje.

Si aún no estás segura de cómo maquillarte el día de tu boda, te recomendamos que eches un vistazo a estos consejos:

1. Analiza el tipo de fiesta

Maquillaje para bodas.

No es lo mismo una boda en el campo durante el día que una celebración súper elegante de noche. Tampoco es igual que la fiesta se desarrolle en la playa que en una casona antigua de una ciudad. Por lo tanto, para elegir el maquillaje para el día de tu boda debes tener en cuenta el tipo de fiesta que se hará.

Si la celebración tendrá lugar por la mañana o tarde, entonces el makeup ha de ser menos cargado y más natural; los tonos usados son más claros y los rasgos menos definidos.

Todo lo contrario si la fiesta se hará por la noche: los labios se pintan de forma más intensa, se pueden usar tonos más oscuros para los ojos y el rostro en general queda más maquillado.

Un estilo para cada ocasión: Cómo debes maquillarte según el plan que tengas

2. Ten en cuenta tu estilo

 

Se supone que combinarás el tipo de fiesta con el vestido y el peinado. Por lo tanto, el maquillaje para el día de tu boda debe estar también ‘a tono’. Nos referimos en este caso a tu personalidad y a tu look.

Claro, porque si eres una mujer que no está acostumbrada a maquillarse demasiado… ¡No tienes por qué hacerlo para tu boda! Te sentirás diferente, artificial, recargada. Lo mismo a la inversa: si no sales ni a la puerta de casa sin haberte maquillado, optar por un makeup simple no combinará con tu estilo.

Y en cuánto al vestido, también has de tener en cuenta algunas cuestiones: si tiene muchos detalles (como encajes, perlas o brillos) te conviene no cargar demasiado el rostro. En cambio si el tejido es sencillo puedes compensarlo con un makeup un poco más llamativo.

3. Elige tonos favorables

Ahora nos referimos pura y exclusivamente a tu tipo de piel, a tu color de pelo y de ojos. Existe una especie de regla para elegir los tonos del maquillaje según estos aspectos, según si eres del tipo ‘cálido’ o ‘frío’. No tiene nada que ver con tu personalidad ni tu estilo, solo es colorimetría.

Aquellas mujeres a las que les queda bien el maquillaje cálido tienen los ojos marrones o negros; la piel oscura o café y el pelo castaño. En ese caso los colores que las favorecen son el beige, el marfil, el caramelo, el dorado, el amarillo, el salmón y el melocotón.

Las mujeres que les queda mejor el maquillaje frío tienen los ojos verdes o azules; la piel blanca o clara y el cabello negro, pelirrojo, rubio o castaño claro. Los tonos convenientes son el azul, el morado, el lila, el gris y el rojo.

4. Maquíllate según tu rostro

La forma que tiene tu cara también determina el maquillaje para el día de tu boda (y para todos los días en general). El rostro ovalado es ‘el mejor de todos’ ya que se adapta a cualquier makeup: se pueden resaltar los pómulos, los labios o los ojos sin problemas.

En la cara triangular se usan sombras en las zonas más prominentes; en la cuadrada se resaltan los ojos o los labios y en la alargada se le aporta anchura con un labial fuerte.

También puedes elegir qué parte de tu rostro será el más importante según tus gustos. Algunas novias optan por maquillar bien los ojos, otras los labios y están las que prefieren los pómulos.

5. Realiza pruebas

Existen diferentes maneras de arreglar el maquillaje roto.

Es realmente importante que antes de la boda ya hayas tenido al menos una cita con la maquilladora. En esa sesión tendrás que explicarle bien cuáles son tus gustos, cómo será tu vestido, qué tipo de fiesta se realizará, etc.

Ella podrá hacerte una prueba con lo que considera más adecuado y acorde a lo que le has contado. Frente al espejo podrás decirle qué te gusta y qué podrían cambiar.

Conócelos: 10 destinos más románticos para visitar con tu pareja

A su vez, te recomendamos que hagas algunos tratamientos no demasiado invasivos en tu piel para dejarla radiante y el maquillaje luzca mejor. Ponte en manos de los profesionales para que el día de tu boda solo te dediques a disfrutar. ¡Necesitarás varias horas para prepararte!