Cómo elegir tu tensiómetro

2 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
Un tensiómetro es un dispositivo para medir la presión arterial. Los automáticos son más fáciles de utilizar que los manuales. Veamos cómo funcionan.

Un tensiómetro es un aparato que te ayuda a controlar los valores de tu presión arterial. Existen dos tipos de tensiómetros: los manuales y los automáticos.

La tensión arterial puede verse afectada por distintos factores como el estrés, los medicamentos o diferentes enfermedades. Recuerda que los valores considerados normales en un adulto sano y en reposo son de 120 mmHg para la tensión sistólica o máxima y de 80 mmHg para la tensión diastólica o mínima.

 

¿Cómo funciona un tensiómetro manual?tensiómetro manual

Este tipo de tensiómetro es aquel en el que tú mismo o alguien que te ayude insufla presionando la perilla del tensiómetro para provocar el llenado de aire del manguito. Una vez que se ha llenado lo suficiente, con un estetoscopio escucharás los pitidos que marcan la presión arterial máxima y mínima.

Llevar este proceso a cabo de una forma correcta supone cierto entrenamiento para que la medida sea buena. Un factor que tienes que considerar al acudir a un profesional para medir tu tensión arterial es lo que se conoce como el ´síndrome o hipertensión de la bata blanca´. Aumenta la tensión por el nerviosismo de acudir a una consulta y estar delante de un médico.

Esto sería un falso diagnóstico de hipertensión, sin embargo lo puedes evitar con la automedición de la presión arterial en varios momentos del día y durante varios días. Con estos datos tu médico podrá hacer una valoración y establecer un diagnostico más fiable.

 

¿Qué tipo de tensiómetro automático elijo?

Los tensiómetros automáticos son más fáciles de utilizar que los manuales. Una vez que los colocas, solo tienes que apretar un botón para que el aparato insufle el aire.

Una vez terminada la medida aparece en la pantalla la medida de la presión máxima, mínima y número de pulsaciones por minuto. De esta forma, en tan solo unos minutos puedes conocer tu tensión arterial.

Los tensiómetros automáticos pueden ser de dos tipos en función de la parte del cuerpo donde se colocan:

  • De brazo
  • Para la muñeca

Tensiómetros de brazo

Los tensiómetros de brazo llevan un manguito que se coloca en el brazo haciendo coincidir la zona de medida justo ligeramente por encima del codo. Luego tienes que abrochar el manguito con el velcro, no apretando demasiado.

Tensiómetros de muñeca

Los dispositivos de muñeca son más pequeños,tienen el tamaño de una pulsera ancha y debes ajustarlo a la altura de la muñeca. Ofrecen la ventaja del tamaño. Al ser pequeños ocupan poco espacio y eso te puede resultar cómodo y practico.

Lee también: Controlar la hipertensión arterial: más allá de la sal

¿Qué aspectos tengo que valorar en un tensiómetro?Aspectos a valorar en un tensiómetro

Los tensiómetros tienen diferentes prestaciones entre las que se incluyen las que te contamos a continuación:

  • Tamaño de pantalla y letra: es conveniente que la pantalla sea grande. De esta forma puedes ver el resultado de la medida cómodamente, sobre todo en personas de edad avanzada.
  • Funcionamiento con pilas y eléctrico: para evitar que te encuentres con la pila agotada y sin repuesto una buen opción es que el aparato cuente con la posibilidad de funcionamiento eléctrico.
  • Sistema de aviso por alarma de inicio y/o fin de la medida: si el tensiómetro te avisa cuando ha terminado la medida se completará sin errores. Recuerda que mientras se hace la medición debes estar quieto y sin hablar.
  • Sistema de memoria o registro: algunos tesnsiómetros permiten grabar la medición realizada. De esta forma guarda automáticamente el registro de medidas, lo cual puede ser útil para hacer un seguimiento y evitar errores al anotar manualmente los resultados.

 

¿Cuando me tomo la tensión?

La medida de la presión arterial varía a lo largo del día. Por la mañana, antes de levantarte, es cuando los valores deberían estar en sus mínimos. Luego, durante el día y al comenzar la actividad diaria, los valores tienden a aumentar.

Para llevar a cabo un buen seguimiento de la presión arterial es importante hacer la media de las diferentes medidas realizadas en los diferentes momentos del día.

Descubre también: Cómo cambiar el estilo de vida si tienes hipertensión

Conclusión

En muchos casos desplazarte hasta un profesional para que lleve a cabo la medida de la tensión puede ser complicado por diferentes motivos. En estos casos puedes recurrir a los tensiómetros automáticos para facilitar el control de este importante parámetro de tu salud.

Luego de obtener las medidas correspondientes es fundamental que se las muestres a un profesional. Analizando los registros el médico podrá diagnosticar una hipertensión arterial o reconocer que no tienes este problema.

 

  • Martha, M.-E., Martha, V.-Z., & Felipe, T.-P. (2009). Correlación entre los valores de tensión arterial obtenidos con un tensiómetro de muñeca y un tensiómetro de brazalete. Pediatría de México.

  • Novo-García, C., Ciria-Uriel, J., Novo-García, E., & Niño-de Mateo, M. (2012). Determinación del índice tobillo-brazo mediante doppler portátil y tensiómetro automático en pacientes diabéticos. Enfermeria Clinica. https://doi.org/10.1016/j.enfcli.2012.06.001

  • Teixeira, C. F. A., Moraes, S. O., & Simonete, M. A. (2005). Desempenho do tensiômetro, TDR e sonda de nêutrons na determinação da umidade e condutividade hidráulica do solo. Revista Brasileira de Ciencia Do Solo. https://doi.org/10.1590/s0100-06832005000200001