Cómo elegir un vestido de novia

El vestido de novia adecuado no solo te hará ver muy bonita, sino que además te ofrecerá la comodidad que tanto necesitas en un día importante y cargado de emociones.

Seguro desde pequeña has soñado con el vestido de novia para ese día tan hermoso… o tal vez eres de aquellas mujeres más prácticas que buscan la comodidad y no tienen ni idea de qué atuendo llevar para su boda.

Una de las tantas cosas que se organizan para una boda es el atuendo que llevará la novia… ¡Puede haber varias pruebas en esos meses! Por eso, es fundamental saber cómo ha de ser para que te veas hermosa. En este artículo te daremos algunos consejos.

Tips para elegir un vestido de novia

Elegir vestido de novia.

Cuando deciden casarse con tu pareja hay muchas cosas que necesitan organizarse. Probablemente tú te encargues de la mayoría de ellas. Existe una en especial que es tarea exclusiva de la prometida: el vestido de novia. Si no sabes ni por donde empezar, te damos algunos consejos:

1. Un vestido acorde a la fiesta

 

La fecha, hora y época del año, así como también la temática de la fiesta tienen mucho que ver con el vestido de novia. Claro, porque no es lo mismo casarse de día que de noche, en invierno o en verano, en un salón o en un campo o playa… Tampoco si el evento es casual o formal.

Una vez que hayan determinado estos datos, es momento de salir en la búsqueda de tu vestido. No te recomendamos que lo hagas antes, ya que puede no combinar con el evento en sí. Y si bien es tu boda y tu decisión, querrás pasarlo de maravillas. ¡Imagina tener un vestido sin mangas y corto cuando hace 2°C°!

2. Ten en cuenta tu personalidad

Otra de las cuestiones que determinarán el mejor vestido de novia es analizar cómo eres, cuáles son tus gustos y qué quieres. Tu estilo y personalidad no deben verse ‘escondidos’ detrás de un atuendo o look.

En tu boda tienes todos los motivos (más que nunca) de ser tú misma. Por lo tanto, piensa cómo eres en lo cotidiano para elegir el vestido. Si no eres de llevar faldas cortas, ¿por qué lo harías en la fiesta? Si no te agrada la ropa ajustada, ¿qué necesidad de usarla en la boda?

3. Mira muchos modelos

Hoy en día con internet las cosas se han simplificado bastante. Solo es cuestión de buscar ‘vestidos de novia’ en Google y listo. Te aparecerán miles de imágenes con los modelos más originales o tradicionales que quieras.

También tienes la posibilidad de comprar revistas especializadas, sobre todo si eres de las que prefieren ‘estar a la moda’ incluso el día de su boda. Otra opción es asistir a eventos relacionados a esta celebración, como pueden ser presentaciones de temporada de diseñadores o ferias y exposiciones para novias.

Mantén el estrés a raya: La organización de la boda puede afectar a tu salud

4. Determina tu presupuesto

Boda.

Todo aquello que se incluya en la boda debería estar dentro del presupuesto acordado con anterioridad con la pareja. Averigua precios en varios sitios para saber cuánto necesitarás para tu vestido.

No hace falta gastar un dineral para tener un atuendo hermoso y acorde a tus gustos. También puedes optar por alquilar uno en vez de comprarlo. O en vez de ir a una diseñadora para que lo fabrique, adquirirlo en una tienda ‘genérica’ y luego adaptarlo.

5. Prueba todos los vestidos que quieras

El día de la prueba es muy importante porque podrás mirarte en el espejo y determinar cuál te gusta más para ese día tan especial. Sé honesta contigo misma: no digas ‘bajaré de peso y me quedará mejor’ o ‘no importa la incomodidad, este vestido lo vale’ porque luego lo pasarás mal.

Trata de ir acompañada por personas en la cual confíes y te puedan decir lo que piensan sin tapujos. No caigas en el error de comprar un vestido de novia que te ha gustado en una fotografía pero que no te queda bien.

Tómate el tiempo que sea necesario para elegir el que te gusta, es acorde a tu presupuesto y se adapta a la fiesta. ¡Aunque tengas que pasarte todo un día en el probador! No olvides que ese día tú eres una de las dos personas más importantes y que resaltarás por sobre los demás. ¡Debes brillar y estar preciosa!

5. Elige zapatos y accesorios

Maquillaje para bodas.

El día de la prueba te recomendamos que lleves los mismos zapatos que usarás para tu boda y en lo posible tengas un peinado similar al que deseas lucir. Incluso, si ya tienes los pendientes o alguna otra joya, póntelas.

De esta manera, podrás ver el atuendo completo y también saber si es necesario acortar el largo de la falda o bien si el cabello queda bien de la manera en que has decidido.

6. Opta por la comodidad

Es verdad que la premisa es lucir fantástica el día de tu boda. Sin embargo, también es muy importante que te sientas cómoda y disfrutes de ese momento. Por ello, cuando estés probándote los modelos, baila, agáchate, camina un poco, siéntate gira… piensa que lo tendrás puesto por varias horas. ¿Estarás a gusto todo ese tiempo?

Tal vez desde niña has soñado con un vestido del tipo princesa, pero al probarlo te has dado cuenta de que pesa mucho, es incómodo para caminar y que no podrás bailar como tanto te gusta.

O quizás pensabas en un estilo ‘sirena’ entallado al cuerpo y al probártelo intuiste que estar con algo tan ajustado no te permitirá ni siquiera beber una copa de champagne sin que te moleste… ¡Y ni qué hablar de bailar, comer o caminar entre los invitados!

Por lo tanto, no tomes tan a la ligera el hecho de elegir un vestido de novia. Recuerda que es tu día y debes pasarlo de maravillas. Eso incluye estar cómoda y espléndida al mismo tiempo.