Cómo elegir una buena niñera

Si nos toca salir de casa y necesitamos que alguien cuide de nuestros hijos, debemos buscar una persona con los conocimientos y las habilidades necesarias para hacerlo bien. Adicionalmente, una buena niñera debe ser un buen ejemplo.

Para poder elegir una buena niñera, debemos saber para qué la necesitamos. Una niñera puede ayudarnos con los cuidados diarios o eventuales de nuestros hijos, con sus tareas, llevarlos y acompañarlos en las actividades extra curriculares o, simplemente, colaborar con la preparación de sus comidas y meriendas.

¿Dónde podemos buscar una buena niñera?

Es bueno informarnos con otros padres para tener referencias de confianza, enterarnos de alguna niñera que esté disponible y saber cuál es el precio promedio de este tipo de servicios, el cual afectará el presupuesto familiar.

También, podemos buscar empresas de niñeras. Estas suelen seleccionar a las mujeres y a los hombres más aptos, los orientan y los forman en todo lo que necesitan saber sobre el buen cuidado de un niño. Estas empresas te ayudan a seleccionar a la niñera adecuada, dependiendo de las necesidades de tu familia.

Perfil de una buena niñera

bebe-aprende-hablar

Los padres deben ponerse de acuerdo y definir claramente el perfil de niñera que desean encontrar, tomando en cuenta las costumbres, las creencias religiosas y las características de la familia; pero también algunas características de la niñera, tales como:

  • Valores.
  • Nivel académico.
  • Pasión por la cocina.
  • Saber cambiar pañales.
  • Ser de personalidad extrovertida.
  • Sexo (si es más conveniente que sea mujer u hombre).

Se recomienda realizar varias entrevistas para tener una visión completa de cuál es la niñera adecuada para la familia. Se debe aprovechar ese momento para descubrir, más a fondo, su historia personal, sus experiencias laborales en cuidado de niños y sus propuestas de aprendizaje acorde con la edad del niño.

Consejos para elegir una buena niñera

  • Solicitar a la candidata (o candidato) que presente su currículo laboral el día de la entrevista. De esta manera, podemos tener un respaldo e información detallada de sus antiguos trabajos, referencias personales y laborales, así como conocer las opiniones de las personas que ya han recibido sus servicios.
  • Hay niñeras que no tienen mucha experiencia laboral debido a que son estudiantes jóvenes con disponibilidad para trabajar y en busca de una entrada de dinero. En estos casos, debemos indagar si tiene experiencia cuidando a sus hermanos menores, primos o sobrinos.
  • Evaluar si la niñera es estable emocionalmente, especialmente si nuestros hijos son bebés o niños muy pequeños. Averiguar si está pasando por un momento difícil, tal como una separación o un duelo. Para realizar esta evaluación se le puede preguntar sobre sus vínculos familiares, amigos y si tiene pareja.
  • Es importante que la niñera sepa resolver de buena manera en casos de emergencia. Para verificar que está preparada, se le puede hacer preguntas como: ¿Qué medicamentos utilizarías si el niño se cae y sangra?, ¿Qué harías si el niño se ahoga con la comida?, ¿A quién acudirías si en niño se desmaya o le da fiebre?

Otras sugerencias a tomar en cuenta

madre-leyendo-un-libro-con-su-hija

  • Es beneficioso para nuestros hijos que la niñera se exprese con un tono de voz adecuado y un buen vocabulario, que tenga un buen nivel educativo. Esto debido a que los niños imitan y aprenden todo lo que ven, y más de los adultos que están en su alrededor constantemente.
  • En el caso de que necesitemos un niñera para cuidar un bebé, es importante que domine técnicas para alimentarlo, cambiar pañales, cargarlo y calmarlo cuando llore. En el caso de niños más grandes, tendrá puntos a favor si tiene conocimientos en otro idioma, en algún instrumento musical o en actividades pedagógicas de tipo recreativas.
  • Es esencial que la niñera tenga una buena actitud, que sea una persona que transmita seguridad y confianza. La niñera debe ser responsable e interesarse por el bienestar y el crecimiento de nuestros hijos. Debemos sentir que podemos contar con ella cada vez que la necesitemos.

¿Qué hacer cuando damos con la candidata ideal?

Debemos programar un encuentro donde la candidata seleccionada pueda interactuar con nuestro niño. De esta manera, podremos observar si existe conexión entre ellos y si nuestro niño se sentirá cómodo con la futura niñera.

Los primeros días con la niñera

Qué debe contener nuestro botiquín en casa

Si ya estamos decididos en cuanto a quien es la niñera adecuada para nuestra familia, lo primero que debemos hacer es entregarle un botiquín de primeros auxilios con todo lo necesario y los números telefónicos a los que debe acudir en caso de emergencia.

Se recomienda emplear la primera semana como período de adaptación para que la niñera y el niño puedan conocerse. Este período también sirve para que la niñera conozca mejor el hogar y se acostumbre a su nuevo trabajo. De esta menra, podremos observar si tomamos una buena decisión.

Reflexión

En definitiva, la niñera debe inspirarnos confianza y no preocupación al momento de dejar a nuestros hijos bajo su cuidado. Ella puede convertirse en una colaboradora muy importante y, muchas veces, hasta llegar a formar parte de la familia.