¿Cómo elevar nuestras defensas de manera natural?

La mejor forma de mantener nuestras defensas alerta es llevar una dieta equilibrada y rica en frutas y verduras frescas. También debemos evitar los hábitos perjudiciales, como el tabaco o el alcohol

¿Alguna vez te has preguntado cómo podemos elevar nuestras defensas de manera natural? Entonces no puedes perderte este artículo.

En nuestra vida diaria, estamos en contacto con muchas personas, objetos y ambientes que pueden estar cargados de bacterias, virus y parásitos.

La naturaleza nos ha dotado de un conjunto de células (glóbulos blancos o linfocitos), anticuerpos y estructuras (como el sistema linfático) que nos protegen de estos agentes. Además, evitan que los mismos se propaguen y se conviertan en enfermedades que pueden poner en peligro a nuestro organismo.

Por si fuera poco, nuestro sistema inmunológico también permanece alerta ante futuras infecciones del mismo tipo, ‘recordando’ cuáles son las maneras más efectivas de combatirlas.

Descubrimos juntos cómo ayudar a elevar nuestras defensas con pequeños truquillos.

Ayudar al organismo a defenderse

Nuestro sistema inmunológico no es perfecto y muchas veces necesita de nuestra ayuda para funcionar correctamente. Algunos procedimientos médicos y quirúrgicos o descuidos en nuestra salud, pueden favorecer la aparición de factores que pueden debilitarlo.

Por ejemplo, el tratamiento de enfermedades como el cáncer afecta la capacidad de respuesta del sistema inmunológico. Otras afecciones, la mala alimentación, e incluso la depresión y otros estados de ánimo negativos también pueden debilitar su funcionamiento.

A continuación, te presentamos algunas maneras naturales de fortalecer tu respuesta inmune a las enfermedades.

Cómo elevar nuestras defensas

1. Comer frutas y vegetales

Muchos vegetales y frutas contienen nutrientes que nos permiten fortalecer nuestro sistema inmunológico. Por ejemplo, el consumo de coliflor – rica en antioxidantes como el glutatión – es muy efectivo para combatir infecciones.

Igualmente, conviene también el consumo regular de:

  • rábanos, cuya vitamina C favorece la acción inmunológica
  • zanahorias, cuyo beta-caroteno fortalece las membranas mucosas
  • nabos
  • zumos de frutas cítricas, ricas en vitamina C
  • ajo
  • jengibre
  • mandarinas
  • limones
  • cebollas
  • brócoli
  • guayaba, debido a sus propiedades antibacterianas sería muy efectiva contra las infecciones

Infusiones naturales

Existen también muchas hierbas cuyas propiedades parecen mejorar significativamente nuestra respuesta inmunológica ante las infecciones.

Por ejemplo, el té verde posee químicos llamados alquilaminas, que se encuentran presentes también en algunos virus y bacterias. Por este motivo, consumir este té prepara al sistema inmunológico para poder enfrentar virus y bacterias adecuadamente.

El té de ginseng, usado principalmente para aumentar la energía y mejorar la resistencia física, también ha mostrado – según algunos estudios – excelentes propiedades que aumentan la cantidad de ciertas células blancas en el organismo, mejorando la respuesta inmune.

Además, el té de yerba mate o (“mate cocido”), gracias a su alto contenido en antioxidantes – especialmente, polifenoles – fortalece nuestro sistema inmunológico y protege nuestras células de la acción destructiva de las bacterias.

Elevar nuestras defensas

¿Qué te han parecido nuestras propuestas? Estos son solamente algunos de los muchos remedios naturales – junto a otros muy comunes como la miel de abeja – que favorecen el fortalecimiento y la acción eficaz de nuestro sistema inmunológico.

Si queremos llevar una vida sana y libre de enfermedades, es necesario que sepamos qué alimentos consumir, pero también cómo ayudan a nuestro propio organismo a elevar nuestras defensas y protegernos de los agentes infecciosos.

Recuerda que lo mejor es prevenir y ¿qué mejor forma de prevención que brindar a nuestro organismo una alimentación óptima? Esta permitirá a nuestro cuerpo tener la capacidad necesaria para hacer frente a todos los embates externos que amenazan la salud.

 Imagen cortesía de ddpavumba

  • Steven Dowshen. (2009). El sistema Inmunologico. KidsHealth.
  • Salk, J., Hilleman, M., Sabin, A., & Pleebes, T. (2016). El Sistema Inmunologico y Las Efermedades Infecciosas.
  • Vega Robledo, G. B. (2009). Linfocitos. Revista de La Facultad de Medicina de UNAM.