¿Cómo eliminar cálculos renales naturalmente?

Incluye espárragos en tu dieta para facilitar la expulsión de los cálculos. Nos ayudan a disolverlos y favorecen la actividad renal, por lo que también están recomendados en caso de retención de líquidos

Aquellos que los han sufrido dicen que no hay dolor más grande e incómodo. Lo cierto es que eliminar cálculos renales no es sencillo, especialmente cuando han alcanzado cierto tamaño.

Más allá de consumir medicamentos, siempre es bueno tener en cuenta algunas recetas y tratamientos caseros para prevenirlos o ayudar, en la medida de lo posible, a expulsarlos y que no molesten más.

Datos sobre los cálculos renales

Las piedras en los riñones se pueden formar por diversas causas y son muy dolorosas en el proceso de expulsión, además de que producen ardor al orinar. Se pueden relacionar con infecciones en el tracto urinario o por una predisposición a formarlos (por herencia, por tratamientos médicos, etc).

Otras consecuencias de los cálculos renales son los vómitos, las náuseas o la orina con sangre. Este último síntoma puede ser una situación muy traumática, pero que nos servirá para darnos cuenta de que algo no está bien y que debemos consultar a un médico sin falta.

Consejos para prevenir y ayudar a eliminar cálculos renales

Ten en cuenta que los cálculos pueden volver a formarse si no realizamos una prevención adecuada. Por ello, nada mejor que estos tres consejos que pueden ser usados como tratamiento tanto para prevenir como para ayudar a eliminar cálculos renales.

1. Beber mucho líquido

Mujer bebiendo agua

Sobre todo agua. Si bien puedes no sentirte con ganas de beber líquidos cuando te duele todo por causa de los cálculos, no dejes de hacerlo, porque es muy importante que te mantengas hidratado. Si te falta hidratación en el proceso de expulsar las piedras te sentirás muy mal.

A su vez, beber mucha agua contribuye a evitar la formación de nuevos cálculos. Los bajos niveles de orina hacen que se concentren en el organismo sustancias sólidas que no favorecen la situación.

Cuando en los riñones se acumulan elementos como el oxalato, el calcio y el ácido úrico se dan todos los factores necesarios para que se formen piedras, es decir, cristales o sólidos que al descender por la orina duelen mucho.

Entonces, no dejes de beber agua o zumos lo más que puedas, aunque sea invierno. Se aconsejan dos litros por día si eres adulto. En invierno lo puedes suplantar por té o infusiones, pero no cuenta el café.

Lee también: 7 maneras de tomar más agua

2. Consume más verduras y frutas

Frutas y verduras par ayudar a eliminar los cálculos renales

Existen algunos alimentos que son muy buenos para prevenir la aparición de cálculos renales y a su vez, para aumentar tus defensas y reforzar el sistema inmunitario. Esto ayuda a evitar otras enfermedades o cuadros desagradables que podrían agravar todavía más el dolor.

Se aconseja consumir entre 5 y 7 piezas de verduras y frutas por día para poder desintegrar las piedras, así como también para evitar que se formen y que se acumule calcio en las regiones proclives a crear los tan indeseados cálculos, como pueden ser los riñones, la vejiga o el tracto urinario en general.

No te pierdas: 7 alimentos diuréticos que te conviene añadir en tu dieta

Uno de los alimentos que mejor sirve para eliminar cálculos renales son los espárragos, ya sean frescos, en lata o congelados. Contienen una sustancia que disuelve las piedras o las disminuye, para que sea más sencilla su eliminación.

Los espárragos sirven para aumentar la actividad dentro de los riñones e incrementan el flujo de orina, por lo que son muy buenos para los que tienen problemas de retención de líquidos.

3. Ingiere mucha vitamina C

Pulpa de una naranja.

Este nutriente debe ser uno de los más recurrentes en tus comidas, porque será un excelente aliado en la batalla frente a las piedras renales. Si bien la vitamina C puede facilitar la acumulación de oxalato, lo cierto es que es muy buena para desintegrar el calcio y los cálculos.

Prepara y bebe todos los días zumos de naranja, sobre todo en ayunas. No dejes de lado cualquier otra fruta cítrica, como ser el limón, la lima, el pomelo o la piña. Con ellos se pueden preparar zumos y licuados muy deliciosos, con propiedades diuréticas y refrescantes para el verano.

A su vez, los cítricos son muy buenos para aumentar tus defensas, por lo que estarás más preparado para eliminar cálculos renales y cuando lo hagas no te sentirás tan devastado y dolorido.