¿Cómo eliminar el mal olor de axilas?

¿Cómo eliminar el mal olor de axilas?

El mal olor de las axilas puede estar provocado por la acumulación de células muertas. Para eliminarlas podemos exfoliar la piel con azúcar moreno después del baño

El olor en las axilas es un problema que muchas mujeres sufren y el cual puede llegar a dominar las vidas sociales de estas personas. Sin embargo, para encontrar la solución ideal, debemos saber qué es lo que provoca este olor y después tratarlo.

El olor en las axilas puede surgir como consecuencia o no de un exceso de sudoración. En el caso de encontrarnos frente a un caso de exceso de sudoración, el olor de las axilas se puede eliminar usando un buen desodorante para hombres.

Pese a que podamos pensar que esto no nos va a ayudar y que oleremos como un hombre, muchas mujeres lo han probado con desodorantes para hombres sin olor y realmente les ha funcionado.  Por exceso de sudoración, el dermatólogo también nos podrá ofrecer unos medicamentos, ya sea en forma de crema u otro tipo de presentación, el cual nos ayudará a eliminar esta sudoración de más que nos provoca este mal olor.

Otro problema distinto es cuando tenemos mucho olor y no hay sudoración o un exceso de esta. En este caso, podemos estar delante de una enfermedad rara que pocas personas sufren o simplemente puede ser una bacteria que provoca este olor. En cualquiera de los casos, se debe ir al dermatólogo, quien nos hará las pruebas necesarias para conocer exactamente las causas; sin embargo, hay una serie de productos que nos pueden ayudar por el momento a que este olor desaparezca.

Por un lado, podemos probar un gel que hay en las farmacias llamado Dalacin Topico. Este gel se debe aplicar una vez nos hayamos duchado y depilado. No es excesivamente caro y son muchas las mujeres que han encontrado la solución usando este gel o similares. Por otro lado, el gel de Nivea también es perfecto para acabar con este tipo de olor.

Otro producto que se puede usar para acabar con este olor es el NEOBITOL. Es un aerosol que se debe usar como si fuera un desodorante corriente. Con él, veremos que el olor de las axilas desaparece durante un tiempo, pero no debemos dejar que nuestro cuerpo de acostumbre a él, pues perdería su eficacia.

Un remedio natural que también podemos aplicar es una exfoliación con azúcar moreno después del baño. Esto nos ayudará a eliminar las células muertas de la piel y, con ello, evitaremos el olor durante unos días.

En cualquier caso, hay muchos remedios para solucionar este problema pero no podremos dejar de ir al dermatólogo o a la farmacia para que nos den uno de estos productos especializados para este fin.

Imagen cortesía de Yu-cheng