Cómo eliminar el mal olor de las cañerías en el hogar

La mezcla de bicarbonato con vinagre y agua hirviendo crea una reacción química que nos ayuda a acabar con la grasa y las bacterias causantes del mal olor de las cañerías.

El mal olor de las cañerías o desagües es un problema más que habitual en el hogar. No importa que tengamos el baño o la cocina bien limpios. Ese desagradable olor a humedad y a residuos lo envuelve todo.

Lo más común es comprar productos químicos y verterlos por las tuberías para desatascarlas. Ahora bien, en ocasiones, podemos emplear remedios sencillos y naturales igual de efectivos, con la ventaja añadida de que evitamos recurrir a sustancias tóxicas que pueden traernos más de un problema.

¿De dónde viene el mal olor de las cañerías?

Lo principal para evitar el mal olor de las cañerías es no verter en ellas productos que se degraden como, restos orgánicos. Ahora bien, te sorprenderá saber que el uso intenso y continuado de jabones y detergentes son el principal origen del problema.

Veámoslo con detalle:

  • Los detergentes y jabones que utilizamos son productos químicos que se adhieren a las paredes de las tuberías en forma de grasa y, al degradarse aparece el mal olor.
  • En nuestra red de tuberías siempre hay zonas donde el agua se estanca, se forman “rebosaderos” y, son fuente de bacterias y el moho.
  • El sellado y soldado de las juntas de las tuberías, e incluso de las pilas, grifos y sanitarios, también puede degradarse y dar lugar a un olor incómodo a masilla o silicona.
  • Las tuberías viejas son también un foco natural para el cultivo de levaduras y bacterias, dado que se acumula agua estancada y material degradado que va formando capas y capas en el interior de los tubos.

Te invitamos ahora a tomar nota de cómo puedes eliminar el mal olor de las cañerías de tu hogar.

Descubre cómo eliminar la humedad y el mal olor de los armarios con arroz.

Atiende al estado de los sifones

Si te atreves a hacer tus primeros intentos con la fontanería, trata de atender a los sifones. Es aquí donde suelen acumularse gran cantidad de residuos.

  • El sifón es el tubo que une el desagüe con la tubería. Es necesario limpiarlo en profundidad una vez al mes.
  • Para ello, lo que tendrás que hacer es calentar un vaso de agua y añadirle 5 cucharadas de vinagre blanco. Utiliza un cepillo empapado en esta mezcla para fregar el interior del sifón.

Elimina el mal olor de las cañerías con estos dos trucos caseros

Para eliminar el mal olor de la cañerías te vendrán muy bien estas dos estrategias.

Bicarbonato-de-sodio-para-el mal olor de las cañerías

Remedio 1

Ingredientes

  • 1 vaso de vinagre blanco (200 ml)
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 5 cucharadas de bicarbonato de sodio (50 g)

Preparación

  • Lleva a ebullición el vaso de agua y el vaso de vinagre blanco en una cazuela.
  • Mientras lo mantienes al fuego, empieza a verter esos 50 gramos de bicarbonato de sodio en el interior del fregadero, o de tu baño o bañera. Deja que entre todo el contenido en la cañería con cuidado.
  • Una vez la mezcla de agua y vinagre hierva, con cuidado para no quemarte, vierte el contenido por la cañería.
  • La mezcla reaccionará inmediatamente y se escuchará una especie de efervescencia. Es un remedio muy eficaz para desatascar cañerías, eliminar las grasa de las paredes, higienizar y, sobre todo, decir adiós a los malos olores.
  • A continuación sella con un tapón el fregadero o la entrada de las tuberías de tu bañera, y déjalo así al menos una hora. Lo ideal sería que estuvieran sellados durante toda la noche y no se vertiera agua.
  • Al día siguiente notarás de inmediato que el agua se cuela más rápido y de manera eficaz, y que ha desaparecido el mal olor.

Conoce 7 trucos efectivos para acabar con el mal olor de los zapatos.

Remedio 2

Ingredientes

Levadura

  • Una pastilla de levadura fresca de panadero
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Una sola pastilla de levadura será suficiente para todas las cañerías de la casa: cocina, baño, lavaderos…
  • Calienta vaso de agua hasta que hierva. Entonces, añade un trocito de la levadura de panadero y deja que se disuelva. Después, vierte el agua por la cañería y déjala tapada durante toda la noche.
  • Haz lo mismo en el resto de tuberías de la casa: un vaso de agua caliente con otro trocito de levadura. Un remedio sencillo y muy eficaz para desatascar y eliminar malos olores de los fregaderos. ¡Nunca falla!

Te recomendamos leer los usos del bicarbonato para la piel y el cabello

Como ves, estos trucos caseros pueden ayudarnos a ahorrar un poco de dinero y evitar tener en casa productos tóxicos que pueden ser peligrosos para nuestros niños o mascotas.