Cómo eliminar el moho de la casa

La presencia de moho en el interior de la casa puede derivar alergias respiratorias o cutáneas. Descubre algunos métodos naturales para eliminarlo rápidamente.

Eliminar el moho de la casa es una necesidad que va más allá de lo estético. Si bien esas manchas oscuras hacen ver mal las paredes, la importancia de removerlo radica en cuestiones de salud.

Es cierto que su presencia va deteriorando poco a poco la pintura y demás materiales implicados en la construcción. Sin embargo, el problema más grave es que se vuelve un foco de hongos y bacterias que pueden afectar el organismo.

Aunque al principio solo es molesto por el olor a humedad que despide, poco a poco se va convirtiendo en el responsable de alergias y dificultades en el sistema respiratorio. Por esta razón, con el ánimo de velar por el bienestar de todos los integrantes del hogar, es fundamental tomar medidas para combatirlo antes que se siga proliferando.

En esta oportunidad queremos compartir una serie de recomendaciones y productos naturales que facilitan esta tarea sin necesidad de emplear soluciones químicas. ¿Te animas a probarlas en casa? ¡Apunta!

Consejos para eliminar el moho de la casa

Antes de probar cualquier producto para eliminar el moho de la casa es primordial conocer y adoptar algunos consejos que son determinantes para controlar su crecimiento.

Se trata de unas medidas sencillas que ayudan a evitar el exceso de humedad en el interior del hogar, lo cual reduce los ambientes que necesitan estos microorganismos para desarrollarse.

Lee también: 5 formas efectivas de deshacerte de la humedad de tu hogar

Asegura la ventilación

Ventilar la casa frecuentemente

Abrir las puertas y ventanas, por lo menos una vez al día, es una sencilla medida para reducir la presencia de moho, ácaros y otras partículas que se van acumulando en el interior del hogar.

El aire que circula gracias a este hábito permite secar de forma natural las zonas húmedas. Esto, de paso, altera el entorno en que crecen los hongos y microorganismos. Esto explica por qué un poco de ventilación puede ayudar a neutralizar muchos olores desagradables que suelen quedarse atrapados adentro.

No cubras el moho

Uno de los grandes errores al tratar de disimular la presencia de moho en el hogar es cubrir las manchas con muebles, telas y otros elementos similares. Esta acción impide que el aire circule sobre la zona afectada, lo cual permite que el moho quede retenido en un ambiente que favorece su crecimiento. Lo mejor es tratar de mantener el área libre de cualquier cobertura para evitar que empeore.

Evita tender la ropa al interior de la casa

Para resaltar el blanco de la ropa

Aunque lo consideres “inofensivo”, tender la ropa en los espacios interiores de la casa puede acarrear consecuencias negativas para la salud respiratoria. La humedad favorece el crecimiento de los hongos y ácaros, sobre todo cuando hay paredes que ya tienen manchas evidentes de moho. Además, la falta de aire impide que las prendas se sequen bien, derivando olores desagradables que a veces son difíciles de eliminar.

Productos naturales para eliminar el moho de la casa

Muchos ingredientes de origen natural tienen propiedades que ayudan a desinfectar y limpiar las superficies para eliminar el moho de la casa con más facilidad. Son productos cien por cien ecológicos que dejan el ambiente con un aire fresco mientras neutralizan los malos olores y las manchas de humedad. Conoce las mejores opciones.

Vinagre blanco

Vinagre blanco.

La composición ácida del vinagre blanco tiene interesantes efectos sobre el control del moho que se prolifera en el hogar. Su aplicación elimina las manchas oscuras y remueve los hongos y bacterias que se concentran en la zona afectada.

¿Cómo utilizarlo?

  • Rocía el producto sobre las paredes, baños o azulejos con moho, y déjalo actuar 15 minutos.
  • Pasado este tiempo, retira los residuos con abundante agua y un cepillo.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es un producto versátil que se aprovecha de muchas maneras en el hogar. Es antifúngico, desodorante y antibacteriano, siendo idóneo para varias tareas de limpieza. Se destaca por su capacidad para detener el crecimiento del moho. Su aplicación facilita la eliminación de manchas oscuras y olores fuertes.

¿Cómo utilizarlo?

  • Humedece una cantidad generosa de bicarbonato de sodio y frótala con un cepillo en la zona deseada.
  • Déjalo actuar 20 minutos y enjuaga.

Ver también: 8 trucos para darle un mejor ambiente a tu hogar

Sal marina

Sal marina.

La sal marina tiene una cualidad en particular que hace que se destaque como solución contra el moho. Este mineral desinfecta las superficies, pero también absorbe la humedad en espacios cerrados. Por lo general, se emplea de forma directa en la zona del problema. No obstante, algunos la usan de forma alternativa como preventivo.

¿Cómo utilizarla?

  • Frota abundante sal marina sobre las superficies afectadas, usando una esponja o cepillo.
  • Déjala actuar 20 minutos y enjuaga.
  • De manera opcional, vierte abundante sal en pequeños recipientes.
  • Ubícalos en sitios estratégicos como esquinas o al interior de los armarios.

A veces la tarea de eliminar el moho se complica. Esto suele ocurrir porque el diseño o material de la casa permite que la humedad se filtre. Por lo tanto, si el problema persiste por mucho tiempo es conveniente consultar a un experto para conocer otras soluciones.