Genial remedio casero para combatir el mal olor en las axilas

Además de aplicar este preparado, es fundamental que procuremos tener las axilas siempre depiladas: no por una cuestión estética, sino para evitar la acumulación de bacterias causantes del mal olor en las axilas.

Para algunas personas, combatir el mal olor en las axilas constituye un problema mayor que para otras.

Las axilas son una de las partes del cuerpo que, debido al sudor, producen un olor desagradable. Existe un remedio casero, sencillo y económico, para combatir este olor y sustituir al desodorante.

Antes de revelarlo, es necesario saber la causa del olor producto del sudor. De este modo, además de conocer esta nueva alternativa, aprenderemos a tratarlo y, de alguna forma, prevenirlo.

¿Qué es la transpiración?

La transpiración es la acción por la cual sudamos. Se trata de una función vital de nuestro cuerpo, mediante la cual el cuerpo regula su temperatura. Cuando la temperatura de nuestro cuerpo aumenta, este empieza a transpirar y aparece el sudor.

El sudor en sí es inodoro, pero su interacción con ciertas bacterias presentes en la piel provoca un olor desagradable. ¿A qué se debe esto? Pues las axilas son un espacio propicio para la proliferación de bacterias.

Entre las zonas afectadas por el sudor, además de las axilas, se destacan los pies y las manos. Cuando estas tres zonas presentan una transpiración excesiva, se denomina “hiperhidrosis primaria o focal”.

La transpiración también puede originarse como resultado de otra afección médica. En este caso, se denomina “hiperhidrosis secundaria” y puede extenderse en todo el cuerpo o limitarse a una zona.

La transpiración, como fenómeno natural, se produce en respuesta a un aumento de la temperatura del cuerpo durante el ejercicio físico, el calor, la fiebre y otras circunstancias. Por el contrario, la transpiración excesiva se presenta sin estos desencadenantes y puede llevar a una molestia significativa, tanto física como emocional.

Leer más: 5 cosas que dice tu sudor sobre tu salud

Crema casera para combatir el mal olor en las axilas

Se trata de un remedio casero sencillo, rápido, económico y eficaz, que podemos preparar nosotros mismos. Además, puede sustituir al desodorante normal que usemos.

Ingredientes:

  • Un bote de crema hidratante para el cuerpo (preferiblemente botes redondos de 200 ml, ya que así es más cómodo hacer la mezcla).
  • Ácido bórico (se vende en droguerías, en formato de bolsa de 1000 g).

Compuesto:

Abrir el bote de crema. Sacar dos cucharadas soperas de crema e introducir una de ácido bórico. Remover para que quede todo bien mezclado.

Tener especial cuidado con el ácido bórico:

  • Lavarse las manos después de utilizarlo.
  • Evitar que caiga sobre superficies y quede sin limpiar.
  • Evitar que caiga sobre la piel en estado puro.

Aplicación:

La aplicación de este remedio casero debe sustituir por completo al desodorante que se utilice normalmente, para tener un efecto eficaz. Este producto debe usarse al igual que un desodorante normal para combatir el mal olor en las axilas: por la mañana, al salir de casa, etcétera.

Poco a poco, el olor se irá neutralizando, gracias al ácido bórico, que actúa como antiséptico. También favorecerá la reducción de la transpiración.

Su uso también puede extenderse a los pies o a otras partes del cuerpo que presenten este problema.

Leer más: Tips para eliminar el mal olor en las axilas

Otros consejos para reducir la transpiración

Algunos consejos que también ayudarán a reducir, aunque no eliminar, la transpiración, son los siguientes:

  • Utilizar tejidos de algodón, que permiten que la piel respire, tal como recomienda el doctor Miguel Sánchez Viera, director del Instituto de Dermatología Integral.
  • Evitar consumir en exceso café, alcohol o sustancias picantes.
  • Evitar situaciones extremas de nervios, preocupación y ansiedad, que pueden provocar una transpiración excesiva en nuestro cuerpo.
  • Utilizar calcetines y calzado que tengan una buena ventilación; y cambiarse, si fuese necesario, varias veces al día.

Ya ves que hay una alternativa natural al desodorante y que puedes adoptar estos hábitos para reducir la transpiración y evitar pasar malos momentos.