Cómo eliminar la “boca seca”

La boca seca se debe a una baja producción de saliva y es sinónimo de problemas bucales. Es que puede traer como consecuencia problemas para tragar y masticar, enrojecimiento de la lengua, fisuras en los labios y hasta pérdida del sabor de los alimentos. Existen casos de boca seca que desencadenaron halitosis, aftas y candiadisis. Conoce en este artículo cómo eliminar este problema.

Causas de la sequedad bucal

La boca seca, como se conoce popularmente, puede deberse a diferentes factores, entre ellos: consumo de ciertos medicamentos (como ser descongestionantes o antihistamínicos), el cigarrillo, ingestas excesivas de bebidas alcohólicas, deshidratación, menopausia, enfermedades del sistema inmunológico, diabetes, artritis, tratamientos oncológicos o quimioterapia. Las personas que usan prótesis dentales pueden tener este problema debido a que la saliva “trabaja” en adherir más los dientes a las encías y está comprobado que la boca seca es más frecuente en las mujeres que en los hombres ya que ellas producen menos, sobre todo después de los 45 años.

La saliva brinda muchos beneficios para el organismo, incluyendo lubricar la cavidad oral, evitar la aparición de caries e infecciones, regular el pH de la boca al comer ciertos alimentos, cuidar el aparato digestivo en general.
Lengua
En la mayoría de los casos, la boca seca se debe a un problema bucodental y los síntomas son también sensación de tener la boca pegajosa, ardor, dificultad para masticar, hablar o tragar, sequedad en la garganta y en los labios, mal aliento y lengua áspera. Es frecuente que se trate de algo temporal, producido por la ansiedad, el estrés y los nervios y es preciso estar atentos a este trastorno que puede generar caries, aftas, llagas, etc.

Remedios naturales y consejos para la boca seca

Beber pequeños sorbos de agua varias veces al día (todas las veces que podamos) alivian de inmediato los síntomas. Durante la comida también es bueno beber líquidos, de preferencia sin azúcar ni gas, tampoco alcohólicas. Se recomienda eliminar el té y el café porque resecan más la boca, lo mismo que el tabaco. Mastica chicles o come caramelos entre comidas, siempre sin azúcar. Recuerda que los alimentos salados o muy picantes pueden agravar tu problema, por lo que es mejor evitar su ingesta.
Sabor amargo en la boca
El síndrome de la boca seca supone un peligro para la salud bucodental, por lo cuál es preciso tener una correcta higiene, cepillarse los dientes después de las comidas, usar hilo o seda dental después de almorzar o cenar. Utiliza un dentífrico con flúor y enjuague bucal sin alcohol para prevenir la aparición de las caries. Si quieres un remedio casero, puedes mezclar media cucharadita de sal con media de bicarbonato de sodio en una taza de agua, enjuaga bien la boca y luego escupe, te servirá para eliminar cualquier agente infeccioso. Los médicos aconsejan también respirar por la nariz en lugar de la boca. Si es preciso, raspa tu lengua con un producto especial para quitar las partículas que se van depositando en ella, sobre todo las bacterias que la dejan “rasposa”.

En cuánto a la dieta, es preciso que añadas más vegetales de color verde a tu dieta, como ser la lechuga, la espinaca, la acelga, la col o los zapallitos. Todos ellos ayudan a limpiar tu cuerpo y tu boca de forma natural debido a la clorofila que contienen. Sirven para eliminar el mal aliento y aumentarán la alcalinidad (pH) de tu saliva. Puedes también consumir suplementos de clorofila, mastica ramitas de perejil crudo, añade pimienta de cayena en tus comidas para estimular el flujo de saliva. Bebe té verde (esta variedad si está permitida) para reducir la sequedad bucal. Para aumentar la producción de saliva puedes beber un té hecho con una cucharadita de raíz de jengibre rallada y agua caliente. El té de olmo también es muy bueno (se consigue en las tiendas naturistas).

boca4

El medio ambiente puede ser un factor determinante de la boca seca. Utiliza un humidificador en tu hogar u oficina, ya que el aire puede llegar a tus fosas nasales muy seco debido al aire acondicionado en verano o a la calefacción en invierno.

Revisa cuáles son los medicamentos que estás consumiendo y cuáles son sus efectos secundarios. Si es necesario consulta con el médico para que te prescriba una fórmula diferente que te ayude en tu enfermedad pero no te seque la boca. Deja de fumar, ya que el humo del tabaco y la nicotina que contiene el cigarrillo seca la saliva que produces, además de ser malo para tu salud en todos los aspectos.

En cuánto a los remedios caseros para la boca seca, los mejores son:

  • Vierte en un vaso de agua ¼ litro de vinagre de manzana y con ello realiza enjuagues que te permitirán estimular la salivación. No es preciso que bebas este agua.
  • Añade una pizca de chile picante a las ensaladas, para activar a las glándulas salivales y para beber más agua en caso de que no lo hagas habitualmente.
  • Añade unas gotas de limón o lima a un vaso con agua. Bebe varias veces al día.
  • Consume helado de hielo, puede ser de limón o de ananá (un gusto cítrico). Esto activará las glándulas salivales y te proporcionará humedad en la boca al instante.

boca2

Categorías: Remedios naturales Etiquetas:
Te puede gustar