Cómo eliminar la depresión del domingo

Una vez que has terminado de almorzar, te das cuenta de que te quedan muy pocas horas de descanso y tranquilidad hasta que suene el despertador y tengas que afrontar la semana. Y si se te ocurre dormir la siesta, ese tiempo parece que pasa volando. Es por ello que cada vez más personas se sienten tristes este día. Puedes aprender cómo eliminar la depresión del domingo, tan típica en la actualidad, en el siguiente artículo.

La llamada “depresión del domingo” se define como una sensación de angustia o tristeza inexplicables, pero también como opresión en el pecho, palpitaciones, sensación de ahogo, ganas de llorar. Los médicos indican que no se trata de una patología en sí porque sólo aparece en un día en particular y no suele provocar un desequilibrio grave. Pero que molesta, molesta.

Depresión del domingo, cada vez más frecuente

Esa sensación de tristeza que aparece a cierta hora del domingo nos está indicando el tiempo de descanso o de “libertad” está llegando a su fin, hasta que pase la semana laboral. Algunos dicen que ese sentimiento aparece después de comer, otros al atardecer. Lo cierto es que se va agudizando con el pasar de las horas y se hace realmente insoportable por la noche.

Depresion
Aunque la mayoría de las personas pueden atravesar la situación de una manera airosa, no deja de ocurrir semana tras semana. Si a ti no te ocurre, puede que seas una excepción. Pero seguro lo habrás escuchado de un amigo, familiar o vecino.
Las razones por las cuales nos deprime el domingo son varias. Por ejemplo, porque de lunes a viernes seguimos un ritmo de vida muy ajetreado, no paramos ni un minuto. Entonces, cuando tenemos todo un día para no hacer nada, dormir hasta tarde y alejarnos de los problemas de la oficina, el cuerpo (y la mente) no saben cómo actuar, les falta esa dosis de adrenalina que nos inyecta el organismo y no permite seguir llevando a cabo nuestras actividades.
Por otra parte, porque nos sentimos unos esclavos del sistema, estamos en un empleo que no nos gusta ni un poco, tenemos que soportar al jefe, a los clientes o a los compañeros, no nos agrada viajar como sardina en el metro, aborrecemos usar traje o tacones, etc. Esa sensación de libertad que nos aporta el domingo, pronto se ve opacada cuando caemos en la cuenta de que dentro de poco, habrá que regresar a la jaula o a la prisión que se ha vuelto el trabajo.
Depresion
Al tener tiempo libre, solemos analizar lo que nos ocurre, reflexionamos más sobre nuestra vida, no hacemos planteos filosóficos que quizás otros días no tenemos tiempo ni para imaginarlos, pensamos en el futuro o en lo que queremos de nuestras vidas, etc. Y el simple hecho de traer a colación el futuro, puede ocasionarnos una gran cantidad de ansiedad y luego, angustia y depresión.

Y en algunos casos, la tristeza del domingo se relaciona a la soledad, sobre todo cuando las personas que viven solas, donde quizás el único contacto social se da cuando trabaja o si se reúne a almorzar con su familia. Por la tarde, al regresar a casa, se da cuenta que está solo, se aburre y por ende, se deprime.

Propuestas para eliminar la depresión del domingo

Muchos psicólogos indican que la típica depresión del domingo se debe a la falta de actividades o a hacer menos cosas que durante la semana. También puede deberse a que en este día aprovechamos para hacer ciertas actividades como arreglar el jardín, cortar el césped, limpiar la casa o preparar la comida para toda la semana. Estos rituales pueden hacer que decaiga el estado de ánimo. Por ello, para evitarlo, ten en cuenta estas alternativas o propuestas interesantes y eficaces:

Evita mirar tanta televisión

Sal del sofá en el que te apoltronaste el viernes por la tarde y apaga la televisión. Si te lo pasas todo el fin de semana frente a esta caja boba, no te librarás del aburrimiento, aunque creas lo contrario. La rutina está muy relacionada a la depresión. En el caso de la TV, también genera dependencia, querer comprar cosas que no necesitamos, frustración e insatisfacción.

tv2

Organiza para ver amigos o familiares

La idea es que hagas algo diferente que te saque de la monotonía y además puedas disfrutar pasar algo de tiempo con las personas que más quieres. Almuerza en casa de tus padres o suegros, ve al parque con tus hijos, organiza un partido de fútbol con tus amigos (o de cartas), sal a caminar o al cine, puedes ir a comer afuera. Cualquier cosa que sea agradable es bienvenida.

Practica ejercicio

Si bien es cierto que el domingo debería ser el día para descansar de la dieta o del gimnasio, las actividades físicas también te ayudarán a liberar hormonas de la felicidad y el bienestar. La euforia, causada por las endorfinas, nos proporciona una sensación de confort que se prolonga hasta 12 horas después. Estupendo para no odiar al despertador.

Escucha música

No cuentan aquellas canciones que te depriman, te hagan pensar en un viejo amor o te hagan quedarte dormido. Prefiere música movida, para bailar y mover el esqueleto. Al igual que al hacer ejercicio, producirá hormonas buenas para tu humor. Pasa momentos inolvidables con tu familia, baila con tus hijos, tu pareja o tu perro. Pon el volumen lo más alto posible y olvídate de la depresión del domingo.

Musica

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar