¿Cómo endurecer las uñas naturalmente? 5 consejos

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo el 20 mayo, 2019
En la actualidad, hay muchos métodos y tratamientos cosméticos que ayudan a endurecer las uñas. Sin embargo, para complementar sus efectos, es primordial aplicar otros cuidados en la rutina. ¡Descúbrelos!

Las uñas se componen de una serie de capas de una proteína conocida como queratina. Cuando las uñas están sanas, su superficie es lisa y dura, sin grietas o irregularidades. Por el contrario, si están debilitadas, a simple vista pueden lucir débiles y amarillentas. ¿Quieres endurecer las uñas naturalmente? ¡Descubre algunas recomendaciones!

Más allá de lo estético, las uñas pueden reflejar aspectos de la salud. Por eso, cuando están débiles y quebradizas, es importante evaluar si hay posibles deficiencias nutricionales o enfermedades subyacentes. De ser así, habrá que seguir el tratamiento médico antes de probar cualquier otro remedio. Si es algo leve, bastan algunos cuidados.

Consejos para endurecer las uñas naturalmente

Para endurecer las uñas naturalmente podemos aplicar algunos consejos básicos dentro de la rutina de belleza. Si bien la aplicación de endurecedores comerciales puede ser bastante útil, en general vale la pena aprovechar otros cuidados básicos que ayudan a mantener su salud.

Lee también: Atenuar las uñas amarillas con 5 remedios caseros

1. Consumir biotina

nivel de biotina para endurecer las uñas naturalmente
Su adecuada asimilación favorece el fortalecimiento de la estructura de la uña, corrigiendo el debilitamiento y quiebre.

El consumo regular de alimentos con biotina es clave para endurecer las uñas naturalmente. Este tipo de vitamina B le permite al organismo convertir los alimentos en energía, además de formar unas uñas y cabello fuerte. De hecho, hay estudios que sugieren que los suplementos diarios puede aumentar la resistencia de las uñas en pocas semanas.

Puedes aumentar la ingesta de biotina a través de alimentos como:

  • Levadura de cerveza
  • Huevos cocidos
  • Sardinas
  • Nueces y derivados
  • Cereales integrales
  • Legumbres
  • Coliflor
  • Plátanos
  • Champiñones

2. Evitar el uso de uñas postizas y esmaltes

El uso constante de uñas postizas y esmaltes tóxicos puede incidir en gran medida sobre el debilitamiento de las capas superficiales de las uñas. Debido a esto, para lograr endurecer las uñas, lo mejor es evitar al máximo estos elementos. En el caso de los esmaltes, habrá que revisar que estén libres de sustancias cómo:

  • Tolueno
  • Formaldehído
  • Ftalato de dibutilo (DBP)

Las mejores fórmulas de pinturas para las uñas son aquellas que están hechas a base de agua e ingredientes naturales. En las farmacias y tiendas cosméticas ya se están distribuyendo muchas marcas que tienen como base componentes suaves para las uñas.

3. Utilizar guantes protectores para endurecer las uñas naturalmente

Usar guantes para ayudar a endurecer las uñas naturalmente
El uso de guantes protectores a la hora de manipular productos químicos de limpieza ayuda a evitar el debilitamiento de las uñas.

El contacto con productos químicos agresivos es un factor que incide en el deterioro de las uñas. Por lo anterior, para lograr endurecer las uñas naturalmente, es esencial optar por el uso de guantes protectores a la hora de realizar tareas domésticas con productos de limpieza.

Los guantes funcionan como una barrera para que los químicos no tengan un contacto directo con las uñas. Además, protegen las manos cuando deben estar sumergidas en agua por mucho tiempo. 

Descubre: Tener hongos en las uñas: todo lo que debes saber

4. Mantener una buena higiene

Los buenos hábitos de higiene son un gran apoyo para incrementar la dureza de las uñas. De hecho, ayuda a estimular su crecimiento y minimiza los problemas de rotura. Así, en primer lugar, es importante lavarlas de forma regular, eliminando cualquier rastro de mugre en su interior.

También se aconseja cortarlas con un cortauñas afilado, primero en forma recta, y luego redondeando las puntas con ayuda de una lima. Asimismo, es primordial hidratar sus cutículas y superficies, frotando suavemente una loción, crema o aceite hidratante.

5. Tomar proteínas para endurecer las uñas naturalmente

Alimentos ricos en proteínas
Incluir una base adecuada de proteínas en nuestra dieta nos asegurará que aportamos los nutrientes adecuados para la formación de queratina.

Como ya lo habíamos mencionado, las uñas se componen principalmente de una proteína fibrosa conocida como queratina. Esta es la que le da su fuerza y resistencia. Por ello, para tener unas uñas fuertes y sanas, se recomienda consumir suficiente proteína en la dieta para aumentar la producción de queratina. Algunos alimentos que la contienen son:

  • Carne de cerdo y res
  • Pollo y pavo
  • Huevos
  • Productos lácteos
  • Pescado graso
  • Legumbres
  • Frutos secos y semillas
  • Cereales integrales

En resumen…

Puedes endurecer las uñas naturalmente con algunos cambios en la dieta y cuidados básicos en la rutina. Lo más importante es ser constantes en su aplicación, ya que ninguno actúa de manera milagrosa. Además, si las uñas no mejoran o lucen demasiado débiles, lo mejor es consultar al médico.

Hay que tener en cuenta que, algunas veces, el debilitamiento de las uñas es una consecuencia de desórdenes de la tiroides, enfermedades autoinmunes, deficiencias nutricionales y otros trastornos que afectan el bienestar.

  • Cashman, M. W., & Sloan, S. B. (2010). Nutrition and nail disease. Clinics in Dermatology. https://doi.org/10.1016/j.clindermatol.2010.03.037
  • Lipner, S. R., & Scher, R. K. (2018). Biotin for the treatment of nail disease: what is the evidence? Journal of Dermatological Treatment. https://doi.org/10.1080/09546634.2017.1395799
  • Baran, R., & Andre, J. (2005). Side effects of nail cosmetics. Journal of Cosmetic Dermatology. https://doi.org/10.1111/j.1473-2165.2005.00313.x
  • Dingwall, L. (2010). Personal Hygiene Care. In Personal Hygiene Care. https://doi.org/10.1002/9781444318708
  • Scher, R. K., & Daniel, C. R. (2005). Nails. In Nails. https://doi.org/10.1016/B978-1-4160-2356-2.X5001-4
  • Basch C, Yarborough C, Trusty S, Basch C. Use of Protective Gloves in Nail Salons in Manhattan, New York City. J Prev Med Public Health. 2016;49(4):249–251. doi:10.3961/jpmph.16.017
  • Baran, R., & Schoon, D. (2004). Nail fragility syndrome and its treatment. Journal of Cosmetic Dermatology. https://doi.org/10.1111/j.1473-2130.2004.00076.x