Cómo enfrentarse al divorcio

Daniela Castro · 23 julio, 2018
En ocasiones cuesta trabajo asumir que el matrimonio se terminó; sin embargo, para poder avanzar después del divorcio, es importante aceptarlo y tener voluntad de salir adelante.

No existe una sola manera de enfrentarse al divorcio, pues es una decisión que causa muchos efectos tanto individuales como familiares. Mientras que para algunos el cambio de estado civil es un alivio, para otros supone un desajuste emocional prolongado. 

Terminar con el matrimonio acarrea un cambio brusco en el ritmo de vida y exige una “reorganización”, independientemente de si hay hijos de por medio o no. Además, viene acompañado con crisis de ansiedad, estrés y depresión que complican aún más la situación.

Sin embargo, para no quedar sumergidos en sentimientos negativos, hay algunas recomendaciones que pueden ayudar a asumir este proceso de la mejor manera. Teniendo en cuenta que muchos lo están atravesando, a continuación compartimos las mejores.

Consejos para enfrentarse al divorcio

Para nadie es fácil enfrentarse al divorcio, ni siquiera cuando las razones de la separación son obvias. Es cierto que a veces es la decisión más sana, pero no por eso deja de ser dolorosa y angustiante. ¿Cómo afrontarlo y qué puede ayudar a superarlo?

Aceptar el divorcio

Cómo prepararte para enfrentar el proceso de divorcio.

Una de las cosas más difíciles de enfrentarse al divorcio es dejar atrás todos los sueños y esperanzas familiares. Pero aunque aceptarlo es doloroso y trae consigo temores, es necesario para poder dar un paso más allá.

Es frecuente que muchos nieguen esta realidad para mantener la ilusión o sentir, de algún modo, protección. No obstante, aceptarlo y asumirlo con dignidad es la única manera de mirar al futuro con optimismo, tomando decisiones acertadas.

Puedes ampliar información: Poner fin a un matrimonio

Buscar apoyo familiar

Contar con el apoyo de amigos y parientes cercanos puede ayudar a disminuir las preocupaciones que surgen debido al divorcio. Aunque es claro que nadie podrá solucionar de forma directa los problemas que vienen, sí evitan esa sensación de soledad.

Estar rodeados de seres queridos facilita el control de ese sentimiento de vacío que produce la ruptura. Además, permite sacar a flote esas emociones que ‘ahogan’ y cuya represión puede detonar situaciones más graves como la depresión.

Crecer con el divorcio

Enfrentarse al divorcio no tiene por qué ser un motivo para retroceder como personas o mantener sumergidos en la tristeza. Si bien se requiere tiempo para superar el duelo, puede ser la motivación para crecer, perseguir nuevos objetivos y disfrutar otras actividades.

Ahora que la rutina cambia por completo, es la mejor oportunidad para alimentar la autoestima. Adoptar hábitos saludables, asumir retos profesionales y cambiar de entorno ayuda a iniciar una nueva etapa dejando atrás lo negativo.

Evitar buscar culpables

Pareja discutiendo y reprochándose cosas.

¿Para qué desgastarse tratando de encontrar un culpable? Todas las relaciones sentimentales son de dos, por eso, es inútil tratar de lanzarle toda la culpa a una sola persona. Esto solo “alimenta” resentimientos e impide tomar otro camino con tranquilidad.

A pesar que muchas veces los conflictos se detonan por el actuar de uno solo, de nada sirve tratar de señalar y culpar. Para estar en calma hay que ver más allá, entendiendo simplemente que las cosas no siempre son como uno quiere.

Participar en actividades placenteras

Permanecer en un estado depresivo puede ser una cuestión de decisión. A pesar que es inevitable tener bajones emocionales por el divorcio, hay formas de buscar la felicidad y el bienestar. Todo es cuestión de ponerle voluntad y actitud.

Realizar actividades que generan placer, como hacer ejercicio físico o compartir con amigos, disminuye el malestar y aumenta el equilibrio emocional. Esto se debe a que aumenta la liberación de endorfinas y serotonina, neuroquímicos vinculados con la felicidad.

Apoyar a los niños

Consecuencias del divorcio en los niños.

A la hora de enfrentarse al divorcio es primordial brindar apoyo a los niños, sobre todo si aún no están en edad de entender lo que está pasando. Los pequeños pueden atravesar crisis de depresión y estrés por la separación, ya que a veces se sienten culpables.

Por eso, en la medida posible, hay que tratar de dialogar con ellos y contarles con sinceridad lo que está pasando. Además, se deben evitar cambios bruscos en su rutina, permitiéndoles que compartan tiempo con el padre o madre que se va de casa.

Si es tu caso: Consejos para salir de una relación destructiva

Buscar ayuda terapéutica

Hay muchas situaciones en las que resulta más complejo enfrentarse al divorcio, como en los casos en que hay disputas legales o niños de por medio. Para esto, lo mejor será buscar el apoyo de un psicólogo, quien puede ayudar a recuperar el equilibrio emocional.

Estos profesionales tienen la capacidad de ayudar a afrontar el “trauma postdivorcio” que se origina por las reacciones emocionales de la separación. A su vez, pueden corregir las conductas negativas cuando la relación ha sido violenta o destructiva.

¿Estás en pleno proceso de divorcio? No dejes de tener en cuenta estas recomendaciones. Trata de ser paciente y libérate de las emociones negativas que te impiden avanzar.