Cómo enseñar a tu hijo a cuidar el medio ambiente

Enseñar a tu hijo a cuidar el medio ambiente es vital puesto que su futuro depende de las acciones que tomemos ahora para cuidar a nuestro planeta.

Desde hace un par de siglos, el ser humano ha alterado los ciclos naturales del planeta tierra. Nuestra generación ahora comprueba los resultados. Ahora, nuestros hijos son la clave para cambiar el mundo. No obstante, ¿Cómo puedes enseñar a tu hijo a cuidar el medio ambiente?

La importancia de cuidar el medio ambiente

Seamos francos, para tener una buena calidad de vida, es necesario cuidar del ambiente. Por medio ambiente nos referimos al conjunto de todo lo que nos rodea: seres vivos, como animales y plantas; así como materia inerte, como el agua, el aire, el suelo, y otros elementos sin vida.

El planeta por sí solo tiene la capacidad de soportar los impactos que tanto seres humanos como organismos producimos a cada minuto. No obstante, al hacer mal uso de los recursos naturales alteramos ese equilibrio.

Niños cuidando del medio ambiente.

Como resultado se produce la contaminación en el agua, en el aire, en los océanos, en el suelo e incluso los cambios en los patrones del clima.

Con el paso de los años, hemos visto que la devastación medioambiental provoca desastres en todo el mundo: desde lluvias torrenciales, sequías severas, pérdida de cultivos y crisis de alimentos.

Todo ello nos afecta, directa o indirectamente. Por eso es fundamental estar conscientes del impacto que ejercemos sobre el planeta. Y, mejor aún, como familia y sociedad actuar para contrarrestar todo el daño que se ha hecho.

Te invitamos a leer el siguiente artículo: Cómo actúa en el cerebro el contacto con la naturaleza

Cómo enseñar a tu hijo a cuidar el medio ambiente

Enseñar a tu hijo a cuidar el medio ambiente puede parecer complicado, pero en el fondo no lo es. Los niños cuentan con la habilidad de tener curiosidad por todo. Les fascina descubrir cosas nuevas y es aquí donde podemos introducir el interés por la naturaleza.

No obstante, no estamos solos para realizar dicha tarea. Existen diversas instituciones que tienen el objetivo de educar e impulsar a los niños y a sus padres para cuidar el medio ambiente.

Un ejemplo de ello es la Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI-WAECE). El 5 de junio, el día Mundial del Medio Ambiente, la Asociación compartió una serie de recomendaciones básicas para impulsar en los niños el amor por la naturaleza. A continuación te compartimos algunas de ellas.

Que tu hijo conecte con la naturaleza

Este paso es fundamental pues, ¿cómo podrás pedirle que cuide de la naturaleza si no la conoce o no puede disfrutarla? Por eso, procura enseñar a tu hijo a cuidar del medio ambiente a través de la experiencia.

Llévalo de paseo o camping a conocer la vegetación, los animales, los árboles, los ríos y lagunas, las noches estrelladas… Busca lugares en donde tu hijo pueda interactuar de manera cercana con la naturaleza. De esta forma, le permitirás sentir la experiencia de formar parte del equilibrio que existe en el mundo natural.

Sensibilidad ante los problemas ambientales

Una vez que tu hijo conozca lo placentero y agradable que es estar en contacto con la naturaleza, podrá notar la diferencia que existe con respecto a la ciudad.

Niña plantando.

Aunque la ciudad goza de muchos beneficios, la escasez de áreas verdes, así como el tema de la contaminación y residuos siguen siendo objeto de numerosos problemas.

Puedes aprovechar esta situación para sensibilizar a tu hijo. Asimismo, muéstrale las consecuencias de tirar basura en la calle, no separar los residuos en casa; desperdiciar el agua o la energía eléctrica, entre otras cuestiones.

Conoce: 7 cosas que no deberías tirar a la basura si te importa nuestro planeta

Visitad museos

Una manera divertida de conocer más sobre los animales y plantas es a través de los museos de ciencias naturales. Aunque estas salidas suelen ser organizadas por las propias autoridades de los colegios, también puedes realizarlas con toda tu familia.

Los museos son lugares especiales en los que puedes enseñar a tu hijo a cuidar el medio ambiente con mayor profundidad. Allí, tu hijo podrá aprender sobre el mundo animal, los ciclos propios de la tierra, su composición, entre muchos otros temas.

Pero no te excedas con las visitas, ya que un día en el museo puede resultar un poco agotador. Se recomienda realizar esta actividad una o dos veces al año.

Tener y cuidar de las mascotas

Se dice que los perros son el mejor amigo del hombre. Justo es este cariño y amistad la que nos impulsa a respetar la vida de los demás seres vivos. Al tener una mascota, los niños aprenden sobre las responsabilidades que implica cuidarlas.

En definitiva, ya sea tener un perro, un gato o hasta un ratón, cuidar de los animales es una de las mejores lecciones que podrás enseñarle a tu hijo.

Enséñale la regla de las tres R

Reducir, reusar y reciclar forman la regla de las Tres R, la cual se ha convertido en una herramienta medioambiental muy valiosa en lo que se refiere a la administración de recursos.

Reciclar y separar las basuras.

De hecho, esta regla se enfoca en la reducción del consumo para así producir menos basura; pero si se producen desechos, estos podrán reciclarse para crear otros productos.

Algunas aplicaciones serían: en lugar de utilizar bolsas de plástico; emplear bolsas de papel o una canasta o mochila para transportar nuestros artículos y objetos; reducir el consumo del papel o utilizarlo por ambos lados de la hoja; donar libros; reparar aparatos y utilizarlos de nuevo, etc.

Reflexiones finales

Como ves, enseñar a tu hijo a cuidar el medio ambiente no tiene por qué ser una tarea difícil o aburrida. Vimos que puedes hacerlo brindándole oportunidades para conocer la naturaleza; por ejemplo, el nombre de las plantas, de los animales, hasta un paseo por el bosque o el mar en los que el pequeño logre contactar con la naturaleza.

Pero, sobre todo, le enseñarás valores como el respeto y amor, no solo para la naturaleza, sino para las personas y todo lo que hay en el mundo.