Cómo envejecemos según el sexo

Yamila Papa Pintor · 6 marzo, 2017
Aunque en lo físico seamos las mujeres las que envejecemos de forma más evidente, lo cierto es que en el plano psicológico son ellos los que lo llevan peor

¿Has analizado alguna vez cómo envejecemos según seamos hombre o mujer? Está claro que el tiempo pasa para todos, pero con diferentes reacciones en cada uno. El estilo de vida es uno de los factores más importantes y será clave para que, con el paso de los años, mantengamos una buena salud.

Sin embargo, hombres y mujeres envejecemos de forma distinta. Nuestros cuerpos son y funcionan diferente, esto también influye en la forma en que afrontamos el paso de los años. En este artículo contaremos cómo vamos entrando en años según el sexo.

Razones sociales y culturales

Cómo envejecemos según el género

Está claro que los años pasan para todos sin importar si somos hombre o mujer, sin embargo, la manera de envejecer es diferente. Asimismo, no es una sorpresa que la esperanza de vida es mayor en las mujeres que en los hombres.

Desde que nacemos, a los chicos los educan para que asuman más riesgos. Deben ser tipos duros y competitivos, demuestran su valor y se arriesgan más.

En las mujeres la situación es completamente diferente. Ellas viven más años y saben adaptarse mejor a los cambios. Suelen desarrollar un comportamiento más preventivo en lo referente a su salud.

Cuando eran niñas les enseñaron a desempeñar las funciones de amas de casa, esposas, madres o cuidadoras. Eso les permite retirarse del ámbito laboral más tranquilas y mantenerse con buena salud hasta edades más avanzadas.

Aunque hoy en día hayan cambiado mucho los roles, su educación les permite conseguir mejores estrategias de supervivencia, ser astutas y buscar soluciones a problemas, desde los más básicos a los más complicados.

Si a eso le sumamos el hecho de que las féminas se cuidan más, van más al médico y se preparan alimentos más sanos se explica por qué o viven más tiempo o se sienten mejor durante la vejez. Justamente en relación a ello debemos indicar que los hombres no suelen cuidarse demasiado.

Ellos solo consultan con el doctor cuando el dolor es insoportable o incapacitante, no quieren comer de manera saludable y mucho menos hablar de sus enfermedades o problemas. Esto se relaciona a su condición de masculinidad, a su hombría y a su valentía.

Visita este artículo: Hombres y mujeres, dos realidades cerebrales diferentes

Cómo envejecemos hombres y mujeres en lo biológico

Cómo envejecemos hombres y mujeres en lo biológico

Los embarazos son un factor determinante en el envejecimiento femenino. La calidad de las gestaciones y de los partos pueden modificar su vida en el futuro. Por ejemplo, si durante el embarazo no se ha alimentado correctamente o no tiene atención médica como corresponde, lo notará en la vejez.

También podemos relacionar cómo envejecemos según el grupo étnico al que pertenecemos y el lugar donde nacemos o vivimos.

No es lo mismo un hombre o una mujer que ha pasado toda su vida en un país desarrollado, como Alemania o Inglaterra, que los indígenas de México, sin importar el sexo. Los primeros tendrán una vejez de mayor calidad que los segundos.

Más allá de la etnia, el tipo y la cantidad de trabajo repercute sobremanera en la calidad de vida de los últimos años.

  • Los nativos de Latinoamérica o Asia deben realizar actividades arduas durante demasiadas horas al día, y esto no diferencia entre sexos.
  • Tanto ellos como ellas deben trabajar mucho para tener comida y vivienda.
  • Al llegar a la tercera edad las enfermedades y dolencias están a la orden del día, pero la asistencia médica no es tan completa.

Lee también: ¿Conoces los síntomas y causas de los principales problemas hormonales?

Cambios físicos

Pareja mayor.

Cada sexo tiene sus cambios característicos y aquellos inherentes a toda la raza humana sin distinción. Aunque los factores sociales y estéticos tienen mucho que ver con la forma en que envejecemos, también debemos tener en cuenta otros aspectos tales como:

  • El tipo de trabajo.
  • La prevención de enfermedades.
  • La alimentación.
  • El ejercicio.

Cambios hormonales

Las mujeres presentan más modificaciones que los hombres desde la menopausia. En ese momento el período menstrual va desapareciendo, los sofocos suceden hasta en pleno invierno, se reduce la libido, etc.

El sexo masculino también atraviesa por ciertos ajustes en sus hormonas, pero estos son más graduales y, por lo tanto, menos evidentes. Cuando los niveles de testosterona descienden pueden engordar, padecer trastornos en el sueño o disfunción eréctil, pero sin perder la capacidad de reproducirse.

Cambios en la piel

En cuanto a la piel, según un trabajo publicado en el Journal of Dermatological Science, ellos tienen la dermis un 20 % más gruesa, por ello se arrugan menos o más tarde.

En las mujeres además de una condición biológica de la piel también debemos hablar de la exigencia de la belleza impuesta por la sociedad. Esta la lleva a cuidarse más pero también a preocuparse demasiado por su apariencia.

Cambios en el cabello

En relación al cabello, las mujeres tienen una pequeña ventaja. Aunque las hebras se afinen o acorten y estén resecas o tengan una apariencia más apagada, a los hombres se les cae con mayor facilidad. Asimismo, las canas aparecen más temprano en el sexo masculino.

Enfermedades

La disminución de estrógenos tras la menopausia provoca que las mujeres pierdan más masa ósea con el paso del tiempo. Por lo que tienen mayor riesgo de padecer osteoporosis y otras enfermedades relacionadas con huesos y articulaciones.

Por otro lado, los hombres son más propensos a sufrir enfermedades cardiacas. Factores como la hipertensión, la obesidad, la diabetes, el tabaquismo o el sedentarismo, provoca que sean ellos quienes estén afectados en un mayor porcentaje por estos problemas.

Por lo tanto, es fundamental que cuidemos nuestros hábitos para afrontar el paso de los años con una buena salud.

  • Hirokawa K, Utsuyama M, Hayashi Y, Kitagawa M, Makinodan T, Fulop T. Slower immune system aging in women versus men in the Japanese population. Immun Ageing. 2013;
  • Giacomoni PU, Mammone T, Teri M. Gender-linked differences in human skin. Journal of Dermatological Science. 2009.
  • Eskes T, Haanen C. Why do women live longer than men? European Journal of Obstetrics Gynecology and Reproductive Biology. 2007.
  • Silman A, Pearson J. Epidemiology and genetics of rheumatoid arthritis. Arthritis Res. 2002;