Cómo evitar callos, durezas y talones agrietados

Existe un tipo de piel propensa a desarrollar esta clase de durezas o callosidades. Estas pueden aparecer en caso de sobrepeso o si la persona afectada permanece mucho tiempo de pie.

La apariencia de los pies de las personas nos pueden ofrecer mucha información sobre su estilo de vida, el sexo, su forma de ser y su cultura.  Por esta razón debes cuidarlos, para que no presenten grietas en los talones, durezas y sobre todo para prevenir los dolorosos callos.

La salud de los pies y en general la de nuestro cuerpo tienen una estrecha relación, ya que si presentamos rigidez en las articulaciones nos puede estar alertando sobre un problema de artritis, el hormigueo o entumecimiento puede estar indicando problemas de diabetes, la hinchazón puede ser una señal de problemas renales, cardíacos o hipertensión arterial.

Por esta razón se debe prestar mucha atención a los síntomas que se presentan directamente en nuestro pies, ya que nos pueden estar alertando sobre posibles enfermedades. Asimismo, hay que tener en cuenta la gran importancia que los pies representan en nuestra vida, pues son ellos los que nos permiten mantener el equilibrio, por ellos podemos movilizarnos y correr; inclusive se ha determinado que cada ser humano recorre por lo menos 400.000 km durante toda su vida, lo cual equivale a darle la vuelta al mundo por lo menos 10 veces.

correr

La zona plantar del antepie y el talón son las partes que soportan todo el peso de nuestro cuerpo cuando estamos de pie o caminamos, por esta razón esta zona tiene la piel mucho más gruesa, pues hace que puedan resistir la presión, cuando esta es demasiado fuerte, ya sea porque tenemos sobrepeso o porque las tareas que realizamos requieren que estemos durante mucho tiempo de pie, lo que provoca que puedan aparecer durezas o callosidades, las que se conocen como hiperqueratosis.

Las durezas en los pies pueden ser señal de algún tipo de  deformidad ósea, aunque el utilizar un calzado que genere roses en la piel o que sea demasiado estrecho también puede generar estos inconvenientes. De igual manera en la mayoría de los casos se presentan de manera frecuente porque existe un tipo de piel propensa a desarrollar esta clase de durezas o callosidades.

Cuidados a tener en cuenta…

Es importante usar todos los días una piedra pómez, la cual quitará de manera continua las asperezas evitando que estas se acumulen.

Asimismo recuerda aplicar una buena crema hidratante, preferiblemente durante la noche, de esta manera la piel no pierde elasticidad. Las mejores cremas para este tipo de problemas en la piel de los pies, según los expertos podólogos, deben ser aquellas que son preparadas a base de glicerina, pues en algunos estudios realizados, estas cremas son las que mejores resultados dieron, al permitir que la piel recuperara su suavidad y evitar la formación de grietas en esta parte del cuerpo.

Glicerina
Para evitar problemas de extrema resequedad en los pies es necesario mantenerlos muy bien hidratados y esto se logra con el uso de cremas / jabones a base de glicerina…
Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar