Cómo evitar el mal olor de la zona íntima con 5 remedios caseros

El uso tópico de algunos remedios naturales puede ayudarnos a equilibrar el pH de la vagina para eliminar así el mal olor de la zona. Si padeces este síntoma, no dudes en repasarlos.

El mal olor de la zona íntima es un incómodo síntoma que puede producir estrés social, inseguridad y problemas en el ámbito sexual. Está descrito como un olor a humedad o a “pescado”, que puede estar acompañado de picor, enrojecimiento y flujo vaginal abundante.

Su causa principal es el crecimiento excesivo de levaduras y bacterias en la zona, las cuales producen diversas infecciones que alteran el pH natural. Si bien no se considera un problema grave y ocurre de manera esporádica, lo mejor es brindarle un tratamiento para neutralizarlo lo antes posible.

En el siguiente artículo, repasaremos algunas de sus causas principales y cinco efectivos remedios caseros que aceleran su recuperación. ¡Toma nota!

¿Cuáles son las causas del mal olor de la zona íntima?

mal-olor-vaginal

El mal olor de la zona íntima es una señal clara de desequilibrios en la flora vaginal. Este cultivo de bacterias saludables es el que se encarga de crear una barrera protectora contra varios agentes patógenos que producen infecciones.

Dichas alteraciones cambian la composición de los fluidos vaginales y, producto de esto, se produce ese fuerte olor. A su vez, puede estar causado por el crecimiento excesivo de virus, bacterias o levaduras que consiguen invadir la zona.

Otros factores relacionados incluyen:

  • Duchas vaginales frecuentes.
  • Mala higiene íntima.
  • Uso de productos químicos en las relaciones sexuales.
  • Consumo frecuente de ciertos alimentos.
  • Cambios hormonales.
  • Uso de ropa demasiado ajustada o húmeda.
  • Enfermedades de transmisión sexual.
  • Cáncer de cuello uterino.
  • Consumo excesivo de medicamentos antibióticos.
  • Incontinencia urinaria.

Lee también: 9 alimentos que benefician tu zona íntima

Remedios caseros para neutralizar el mal olor de la zona íntima

En ocasiones, es necesario recurrir a un tratamiento médico para controlar las infecciones vaginales que producen mal olor. Sin embargo, la mayor parte de las veces podemos eliminarlo preparando unos sencillos remedios caseros de origen natural.

1. Alholva

Infusión de semillas de alholva

Las semillas de alholva o fenogreco son grandes aliadas de la salud íntima femenina. Contienen nutrientes esenciales que promueven el equilibrio hormonal y disminuyen la aparición de malos olores relacionados con desajustes en la actividad de las hormonas. También ayudan a regular el ciclo menstrual y favorecen la regulación del pH de la vagina.

Ingredientes

  • 1 cucharada de semillas de alholva (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Machaca las semillas de alholva en un mortero y agrégalas en una taza de agua hirviendo.
  • Deja reposar la bebida durante 10 minutos y fíltrala con un colador.

Modo de uso

  • Consume 2 o 3 tazas de infusión de alholva al día.
  • De modo opcional, emplea el líquido para enjuagar las zonas externas de la vagina.

2. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es uno de los mejores desodorantes naturales para varias partes del cuerpo. Su composición alcalina ayuda a regular el pH alterado y disminuye el crecimiento excesivo de microorganismos infecciosos.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio (27 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Diluye el bicarbonato de sodio en dos tazas de agua tibia.

Modo de uso

  • Realiza baños de asiento con la solución, durante 10 o 15 minutos.
  • Úsalo todos los días hasta eliminar por completo el mal olor.

Te puede interesar: Las mejores mascarillas con bicarbonato de sodio

3. Hojas de guayaba

hojas-guayaba

Las hojas de guayaba tienen propiedades medicinales que pueden ser útiles en el tratamiento de algunas infecciones que alteran el pH de la zona íntima. Sus compuestos antioxidantes, antifúngicos y antibacterianos combaten los microorganismos dañinos y restablecen el equilibrio de la flora vaginal.

Ingredientes

  • 10 hojas de guayaba
  • 3 tazas de agua (750 ml)

Preparación

  • Incorpora las hojas de guayaba en una olla con tres tazas de agua.
  • Pon a hervir la bebida y, cuando llegue a ebullición, baja el fuego y déjala durante 5 minutos más.
  • Pasado este tiempo, déjala refrescar a temperatura ambiente, hasta que esté tibia.

Modo de uso

  • Cuela el líquido y úsalo para lavar el área vaginal.
  • Repite el remedio 2 veces al día.

4. Aceite esencial de árbol de té

El aceite esencial de árbol de té tiene propiedades antibióticas y antimicóticas que ayudan a combatir las bacterias y hongos que producen infecciones vaginales. Su aplicación externa ayuda a detener los malos olores y disminuye el picor y la irritación.

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite esencial de árbol de té (15 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Diluye el aceite esencial de árbol de té en dos tazas de agua tibia.

Modo de uso

  • Rocía el líquido sobre las partes externas de la zona íntima.
  • Luego, enjuaga bien.
  • Úsalo todos los días hasta eliminar el olor desagradable.

5. Hojas de cilantro

cilantro

Ricas en minerales, vitaminas y antioxidantes, las hojas de cilantro ayudan a regular el pH natural de la vagina para disminuir el flujo y mal olor.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de hojas de cilantro (15 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Vierte las hojas de cilantro en dos tazas de agua hirviendo.
  • Tapa la bebida, deja que repose 20 minutos y cuélala.

Modo de uso

  • Rocía el líquido en la zona vaginal; enjuaga bien las partes externas.
  • Úsalo todos los días, hasta controlar el problema.

El mal olor de la zona íntima puede causar malestar y, en casos de encuentros sexuales, una profunda inseguridad. Por suerte, se puede solucionar: prueba alguno de los remedios mencionados y combátelo antes de que te genere más incomodidades.