Cómo evitar el mal olor en los días de la menstruación

Daniela Echeverri Castro · 28 junio, 2018
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica María Belén del Río el 15 mayo, 2019
Evitar las duchas vaginales y utilizar jabones neutros que respetan el pH vaginal es determinante en la prevención del mal olor en los días de la menstruación

Mantener una buena higiene íntima es la clave principal para evitar el mal olor en los días de la menstruación. Aunque este síntoma se puede presentar de diferentes formas en cada mujer, la mayoría suele sentir inseguridad por el hecho de pensar que alguien más puede percibirlo.

A pesar de que el sangrado menstrual tiene un olor característico que se puede sobrellevar, a veces presenta alteraciones que lo hacen insoportable o demasiado fétido. De ser así, es primordial consultar al médico, pues a veces es una señal de que puede haber un problema de salud importante.

Pero en general, si hay un olor molesto, puedes tener en cuenta una serie de recomendaciones que ayudan a neutralizarlo. En este artículo hemos recopilado las más importantes para mantener a raya el mal olor en los días de la menstruación. ¡Toma nota!

Cámbiate con frecuencia

Compresas y tampones

La proliferación de bacterias sobre artículos de higiene como tampones y compresas puede ser el detonante del mal olor menstrual. La acumulación de sangre, sumada al calor de la zona, facilita la proliferación de microorganismos que pueden ser infecciosos.

Así pues, tanto por salud como por higiene, es esencial cambiar estos productos por lo menos cada dos o cuatro horas, dependiendo de la cantidad de flujo. De igual forma, no se deben elegir compresas perfumadas, pues alteran la microbiota vaginal y pueden empeorar el problema.

Lee también: 5 remedios herbales para un retraso menstrual

Utiliza jabón íntimo

El jabón íntimo es un producto que contiene ácidos que respetan el pH vaginal. Debido a esto, su uso durante el periodo menstrual sirve para prevenir el mal olor y las infecciones. No obstante, por seguridad, se deben elegir las presentaciones neutras y sin fragancias.

Evita las duchas vaginales

Duchas vaginales

Cuando el mal olor aparece las duchas vaginales parecen la opción más indicada para eliminarlo. Sin embargo, lejos de causar un efecto positivo, estas eliminan las bacterias buenas de la vagina y la dejan desprotegida contra las infecciones.

Entonces, en lugar de usar estos tratamientos para evitar el mal olor en los días de la menstruación, opta por tomar duchas normales con jabón neutro o simplemente agua. Si sientes una incomodidad persistente sería conveniente que consultaras con un ginecólogo.

No repitas los vaqueros

Muchas acostumbran a repetir los vaqueros antes de lavarlos, porque a simple vista están limpios. El problema es que su uso repetido puede empeorar el mal olor en los días de la menstruación. 

De hecho, uno de los consejos ante el problema del olor vaginal fuerte es usar prendas más sueltas y ventiladas. Por lo tanto, si este síntoma es recurrente, sería bueno considerar otras prendas para esos días.

Utiliza ropa interior de algodón

Ropa interior de algodón

La ropa interior también tiene mucho que ver en la prevención del mal olor en los días de la menstruación. Las prendas con materiales sintéticos favorecen el crecimiento de bacterias, hongos, mal olor e irritación.

Las braguitas elaboradas con tejidos de algodón son mucho más saludables, pues son transpirables y evitan la retención de humedad. Por eso, tanto en los días del periodo como en todo momento se recomienda optar por esta variedad de prendas.

Mantén ropa interior adicional

Ninguna está exenta de sufrir manchas o derrames de sangre durante el periodo menstrual. No tener ropa interior a mano puede ser un problema, sobre todo si el olor es notorio. Entonces, considerando esto, lo ideal es llevar en la cartera ropa interior extra.

Prueba la copa menstrual

Copa menstrual

La copa menstrual es un artículo de higiene íntima que remplaza productos desechables como las compresas y tampones durante los días del periodo. Está elaborada en un material hipoalergénico e higiénico que evita irritaciones y malos olores al retener el sangrado.

Es muy fácil de utilizar y solo es necesario lavarla antes de volverla a introducir. Lo mejor de todo es que permite ahorrar mucho dinero, pues una sola copa dura entre 5 y 10 años, de acuerdo a su material de fabricación y cuidados.