¿Cómo evitar intoxicaciones alimentarias?

4 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
El Manual MSD explica muy claramente que la ingestión de plantas o animales que contienen una toxina ocasiona intoxicaciones alimentarias. 

Desafortunadamente, las intoxicaciones alimentarias son un problema común en la población. Se producen después de que las personas consumen agua o alimentos contaminados (huevos, mariscos, pescado, setas, vegetales, pollo, etcétera).

Los síntomas más comunes son las náuseas, los vómitos, los escalofríos, la fiebre y la diarrea. No obstante, no son los únicos que pueden presentarse. Hay pacientes que pueden llegar a sufrir parálisis y convulsiones.

Profundicemos más al respecto.

Acerca de las intoxicaciones alimentarias

Las intoxicaciones alimentarias pueden ocurrir por el consumo de carne cruda, entre otras cuestiones.

Los expertos del National Digestive Diseases Information Clearinghouse definen las intoxicaciones alimentarias como irritaciones del tracto gastrointestinal que se producen por alimentos o bebidas que contienen una bacteria, parásito, virus o químico dañino. 

También señalan: «cada año se calcula que 48 millones de personas en Estados Unidos experimentan una intoxicación por alimentos».

La intoxicación por Amanita phalloirdes es una de las más comunes. Por otra parte, están la samonelosis, la shigelosis, el botulismo y la anisakis.

Factores de riesgo

Las intoxicaciones alimentarias suelen ocurrir por la falta de higiene a la hora de manipular los alimentos. A continuación mencionaremos los principales factores de riesgo:

  • Ingerir carnes, pescados y mariscos poco cocidos.
  • Utilizar utensilios de cocina mal higienizados. 
  • Manipular los alimentos de forma incorrecta. 
  • No haber respetado la cadena de frío de los alimentos.
  • No haber lavado con agua limpia las verduras o las frutas antes de comerlas.
  • Consumir alimentos después de la fecha de caducidad indicada.
  • Consumir alimentos que hayan permanecido fuera del frigorífico durante mucho tiempo.
  • Utilizar agua contaminada en la preparación de los alimentos. 

Te puede interesar: 8 trucos para mantener el frigorífico limpio y ordenado

Medidas de prevención contra las intoxicaciones

  • Lávate siempre las manos después de ir al baño, luego de haber manipulado desperdicios u otro objeto. 
  • Mantén el correcto lavado de manos antes de manipular cualquier tipo de alimento, o utensilio que estará en contacto con ellos.
  • Al momento de hacer la compra, recuerda que en primer lugar debes elegir los no perecederos, los congelados y refrigerados deben quedar para último lugar, más aún si el camino a casa no es corto.
  • El tiempo entre la compra y la refrigeración debe ser el más corto posible.
  • Para evitar la contaminación cruzada de alimentos es imprescindible no utilizar la misma tabla de picar para verduras, frutas y carnes crudas.
  • Sería necesario que tengas más de una tabla o que la limpies correctamente y dejes secar bien después de utilizarla.
  • Es recomendable evitar utilizar cucharas de madera para la preparación de alimentos, ya que este material, dadas sus características, tiende a acumular la humedad y las bacterias.
  • Evita mantener por más de 2 horas los alimentos fuera de la nevera, especialmente si contienen mayonesa o salsas.

La importancia de acudir al médico

Chica con náuseas vomitando en el baño

Generalmente las intoxicaciones alimentarias son agudas; es decir, que se manifiestan de forma súbita, tienen una duración corta y no requieren tratamiento. Sin embargo, cuando los síntomas persisten y, a medida que pasa el tiempo se agravan y se acompañan por otros, es indispensable acudir al médico.

Acudir al médico y recibir un tratamiento adecuado antes de que el problema se agrave contribuye de forma significativa a la recuperación.

Como comentan los expertos del National Digestive Diseases Information Clearinghouse: «Si se diagnostica la causa específica de la intoxicación por alimentos, un proveedor de atención médica puede recetar medicamentos, como antibióticos, para tratar la enfermedad».

Si la pérdida de líquidos persiste (por vómitos o diarrea) y el paciente no logra ingerir líquido alguno sin eliminarlos al poco tiempo, la hidratación mediante vía intravenosa se hace imprescindible.

En caso de que el paciente experimente parálisis, deshidratación grave, síndrome hemolítico urémico (HUS), entre otras complicaciones, lo más probable es que sea necesaria la hospitalización.

Por último, es importante recordar que bajo ninguna circunstancia se recomienda recurrir a la automedicación ni a los remedios naturales, sin la autorización del médico. Tampoco es recomendable ignorar los síntomas.

  • Cardillo, Natalia & Pasqualetti, Mariana & Fariña, Fernando & Ribicich, Mabel. (2016). La alimentación con carne cruda y el riesgo de transmisión de agentes parasitarios de importancia en la Salud Pública: Toxoplasma gondii y Trichinella spp.. Clinnutrivet. 2 - 10.
  • Durich, J.O. Las toxiinfecciones alimentarias como problema de salud pública. Medicina integral. Vol 20. Núm 1. Páginas 1-3 (junio 2002).
  • NIH. Intoxicaciones por alimentos. 2014. [Disponible en línea].
  • Scallan E, Griffin PM, Angulo FJ, Tauxe RV, Hoekstra RM. Foodborne illness acquired in the United States—unspecified agents (Intoxicación por alimentos adquirida en Estados Unidos—agentes no especificados). Emerging Infectious Diseases. 2011;17(1):16–22.