Cómo evitar la caída del cabello

El abuso de los tintes y productos químicos puede dañar nuestro cabello y propiciar su caída. Evita también el calor excesivo de secadores y planchas y sigue una dieta saludable

La caída del cabello es uno de los problemas más comunes tanto en hombres como en mujeres, producido por factores como la genética, la deficiencia de vitaminas y minerales, la anemia, el estrés, los cambios hormonales, el consumo de ciertos medicamentos, entre otros.  Por lo general una persona en promedio pierde 100 cabellos diarios y esto es algo muy normal; sin embargo cuando el cabello se cae en exceso es posible que algo esté pasando con nuestro organismo y es por eso que debemos actuar de inmediato para evitar un problema mayor.

¿Por qué se nos cae el cabello?

El cabello es una extensión del sistema nervioso y cuando los hilillos nerviosos se debilitan, el cabello empieza a caerse con más facilidad.  Esta debilidad suele ser causada por factores como los cambios bruscos de clima, las tensiones, una enfermedad grave, falta de descanso, malas digestiones, entre otros.

Otros factores que también influyen en la caída del cabello son: la exposición a altas temperaturas, el uso de productos químicos, la mala alimentación, la deshidratación, entre otros. Por suerte el hecho de tener ciertos hábitos diarios nos ayudará a evitar la caída y podremos lucir una abundante cabellera, sin tener que llegar a sufrir a causa de este problema.

Consejos para evitar la caída del cabello

Cuando la caída del cabello es por un factor hereditario o una enfermedad grave es más difícil conseguir un tratamiento efectivo para solucionarlo. Sin embargo y al igual que cualquier persona del común, estos sencillos consejos influirán positivamente para reducir este problema y empezar a notar los cambios.

Dieta saludable

dieta-mediterránea

Tener una dieta saludable es muy importante para la buena salud del cabello y evitar la caída. Es importante incluir en la dieta alimentos ricos en hierro, que es un elemento importante para mantener los folículos capilares fuertes. También se debe incrementar el consumo de vitaminas  tipo A, B, C y E.  Se debe evitar el consumo de alimentos grasoso e incluir más alimentos crudos como las frutas y verduras.

Evitar el calor excesivo

El uso de planchas, secadores, pinzas, así como la exposición directa al sol, son factores que debilitan mucho el cabello y favorecen su caída. Es importante controlar el uso de este tipo de elementos y procurar proteger el cabello del sol cuando es muy intenso.

Usar los productos adecuados

El mercado nos ofrece muchos productos para el cabello y la mayoría tienen compuestos químicos que pueden tener alguna reacción desfavorable. Es muy importante aprender a identificar un producto adecuado para nuestro tipo de cabello y cuero cabelludo, ya que no todos tienen componentes que actúan favorablemente en nuestro cabello.

Evitar el uso de tintes

Dar brillo al cabello

Los tintes poseen muchas sustancias químicas que debilitan el cabello y favorecen su caída. Si se sufre de este problema por ningún motivo se debe utilizar un tinte en el cabello ya que puede empeorar la situación.

Beber agua

Beber agua es uno de los hábitos más saludables que podemos tener y sus beneficios no son ajenos a nuestro cabello. Cuando incluimos agua en nuestra dieta ayudamos a fortalecer el cabello, lo mantenemos hidratado y con un aspecto brillante.

Tatamientos naturales

Los tratamientos naturales contra la caída del cabello son una buena opción para reducir y prevenir este problema, obteniendo resultados muy satisfactorios.

Aloe vera

Aloe vera

Esta planta medicinal es ideal para detener la caída del cabello y además favorece su crecimiento. Se debe aplicar cristal de aloe en todo el cuero cabelludo y dejar que se seque. Después de unas largas horas se puede retirar usando abundante agua fría.

Zanahoria y aceite de coco

Las propiedades de estos dos ingredientes convierten esta receta en un poderoso remedio para reducir la caída del cabello. Se debe mezclar 50/50 jugo de zanahoria y aceite de coco. Esta mezcla se aplica sobre el cabello y cuero cabelludo, dejando actuar por 15 minutos para finalmente enjuagar con agua fría.

Yema de huevo

Huevo.cabello

El huevo es una fuente rica de vitamina E, necesaria para la salud de la piel y el cabello. Además de incluir más huevos en tu dieta, puede aplicarte yema de huevo sobre el cuero cabelludo, dejando actuar por 30 minutos antes de enjuagar como de costumbre.

Ajo

Este tratamiento es nocturno y por sus propiedades fortalece el cabello, evita la caída y ayuda a mantenerlo más brillante. Debes cortar por la mitad un ajo, frotarlo en el cuero cabelludo con suaves masajes circulares, luego aplicar un poco de aceite de oliva y envolver en una bolsa o gorro. Al día siguiente se debe retirar con abundante agua y un champú de olor fuerte que neutralice el olor del ajo.

Categorías: BellezaRecetas Etiquetas:
Te puede gustar