¿Cómo evitar las uñas encarnadas?

Para evitar las uñas encarnadas debemos utilizar zapatos cómodos y en lo posible, abiertos. Así, facilitaremos la entrada de oxígeno a nuestros pies y evitaremos posibles infecciones.

Las uñas encarnadas son un problema muy común. A pesar de que esta situación causa muchas molestias y puede ser complicado de tratar, con una buena higiene y los cuidados adecuados se puede contrarrestar.

Además, son un problema habitual en cualquier cultura donde el uso de zapatos es común. Al usar el calzado inadecuado presionamos nuestras uñas y dañamos nuestros pies.

Se dice que hay uña encarnada cuando en algún dedo del pie, generalmente el dedo gordo, la uña presenta curvaturas o picos en su crecimiento.

Si esas curvaturas o picos se entierran o no salen de la forma ordinaria pueden provocar mucho dolor, molestias al caminar e infecciones.

Las personas con problemas vasculares, diabetes o entumecimiento deben tener especial cuidado para evitar este problema. En casos severos se pueden presentar infecciones que lleven a la amputación del pie o de una parte de aquel.

Te dejamos los siguientes consejos para que puedas evitar las molestas uñas encarnadas.

Un pie sobre otro mostrando las uñas

1. Mantén una correcta higiene y revisa tus uñas frecuentemente

Los dedos de los pies pueden pasarnos desapercibidos o podemos llegar a creer que están bien limpios cuando no es así. Para evitar las uñas encarnadas es importante que siempre mantengamos las uñas limpias. También debemos revisarlas constantemente para detectar cualquier anomalía en su estructura.

En caso de que una uña haya sufrido un accidente y esté rota o astillada, es importante que la limemos. Además, así la revisamos con de cerca y nos aseguramos de que no hayan otros daños.

Si no es posible limar porque el problema afecta a la parte de la uña que está sobre la piel, debemos enfocarnos en mantener una correcta higiene y no presionarla.

No olvides leer: 7 tratamientos caseros para fortalecer las uñas débiles

2. Usa zapatos cómodos

Debemos utilizar calzado cómodo para evitar las uñas encarnadas

La moda puede ser una gran aliado para la aparición de uñas encarnadas. Se ha vuelto muy común el uso de zapatos estrechos o apretados en la parte delantera. Nos ayudan a lucir muy bien y estilizan el pie. Sin embargo, debemos fijarnos que nos dejen mantener la movilidad y nos den un espacio para la circulación del oxígeno.

Si no se puede evitar el uso de zapatos estrechos, procuraremos que los dedos tengan medio centímetro libre para moverse. También se debe revisar que la parte superior del zapato no haga presión sobre la uña.

3. Evita los zapatos cerrados en la medida de lo posible

Ya mencionamos que una de las complicaciones de las uñas enterradas son las infecciones. Estas suelen darse por varias razones: falta de higiene en los dedos, en los zapatos y escasa oxigenación del pie.

Por esta razón debemos priorizar el uso de sandalias o zapatos abiertos en la parte de adelante siempre que sea posible. Además, el mismo par de zapatos no debe ser usado dos días seguidos cuando son cerrados.

También podría interesarte: 10 curiosos trucos para dejar tus zapatos como nuevos

4. Visita al podólogo constantemente

pies y zapato al lado

El podólogo es la persona especializada en el cuidado y mantenimiento de los pies. Esto significa que es la mejor opción para mantener los pies sanos y libres de uñas encarnadas.

De hecho, si sueles hacerte la pedicura, es recomendable hacerla con un podólogo que ofrezca este servicio. Así evitarás infecciones y además, podrá hacerte una revisión profesional de tus pies.

5. Corta las uñas sin dejar protuberancias

Aunque lo ideal es que acudas al podólogo para que mantenga tus pies sanos y corte correctamente tus uñas, la verdad es que también tú puedes hacerlo.

Lo recomendable es que lo realices siguiendo la línea de la uña. No debes recortar demasiado cerca de la piel y no debes dejar picos que puedan enterrarse. Lo harás con un cortauñas grande y con suficiente filo. 

Aprende a evitar las uñas encarnadas

Evitar las uñas encarnadas y sus molestias es una tarea sencilla que solo requiere de una poca de atención y mucha higiene.

Recuerda que si notas molestias debes acudir al podólogo para que revise la situación y la corrija lo antes posible.

  • Martínez Sabater Antonio, Pascual Ruiz Mª Francisca. Valoración del riesgo de pie diabético en el paciente anciano en una consulta de enfermería. Gerokomos  [Internet]. 2009  Jun [citado  2018  Nov  18] ;  20( 2 ): 73-77. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1134-928X2009000200004&lng=es.
  • Vural, Secil et al. Risk Factors and Frequency of Ingrown Nails in Adult Diabetic Patients
    The Journal of Foot and Ankle Surgery , Volume 57 , Issue 2 , 289 - 295. Disponible en: https://www.jfas.org/article/S1067-2516(17)30582-3/fulltext
  • Wesley W. Flint, Jarrett D. Cain, Nail and Skin Disorders of the Foot, Medical Clinics of North America, Volume 98, Issue 2, 2014, Pages 213-225, ISSN 0025-7125, ISBN 9780323263986, https://doi.org/10.1016/j.mcna.2013.11.002. (http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0025712513001788)