Cómo evitar los mareos en un viaje

Yamila Papa 11 mayo, 2014

Muchas personas sufren de esa sensación de inestabilidad cuando emprenden un viaje, en cualquier medio de transporte. Se producen por la consecuencia del movimiento y por no estar acostumbrados a ellos. En el siguiente artículo conocerás algunos secretos de cómo evitar los mareos en un viaje.

Causas y síntomas de los mareos

Entre los síntomas más destacados o habituales de una persona que se marea en un medio de transporte se encuentran: la cabeza “le da vueltas”, siente náuseas, está aturdido y desequilibrado, no puede coordinar movimientos, tiene el estómago revuelto, le duele la cabeza o no puede abrir los ojos porque al hacerlo la sensación empeora (o viceversa).

La causa de los mareos es, principalmente, el movimiento del vehículo en el que se encuentra, que puede ser un barco, un avión, un coche, un autobús, etc. Esto hace que los líquidos que se alojan en el interior de los oídos transmitan informaciones erróneas al cerebro. Efectos similares son producidos por las montañas rusas o bien por un simple cambio en la postura corporal, como ser levantarse rápido de la cama.

mareo2

Otra de las causas frecuentes de los mareos es la descoordinación entre la vista y el cerebro por “culpa” del movimiento. Esto ocurre cuando intentamos leer en el autobús o mirar una película en el barco.

Consejos para evitar los mareos mientras se viaja

Sin dudas los mareos son muy desagradables y no permiten disfrutar del viaje, hasta el punto de que muchos prefieren quedarse en su casa antes de enfrentar esta situación. Es posible controlar los mareos y hasta evitar que aparezcan. La buena noticia es que la mayoría de los síntomas se van como llegaron apenas finaliza el viaje, pero en casos de cruceros o viajes organizados en autobús, recién desaparecen a los pocos días u horas.

mareo3

Estos consejos te ayudarán a evitar o bien hacer más llevadero el viaje si sueles marearte con frecuencia:

  • Presta atención a lo que comes: los platos muy abundantes o llenos de calorías hacen que te marees más durante un viaje. Las náuseas que sentirás harán que el cuadro sea más grave o insoportable. No bebas alcohol antes o durante porque aumenta las posibilidades de que te marees, lo mismo que los estimulantes o el tabaco. Una buena idea es mascar chicle para incrementar la cantidad de saliva. Cuando la tragas, estimularás los movimientos gástricos en el estómago y reducirás las ganas de vomitar. No es tampoco recomendable viajar en ayunas porque esto genera acidez estomacal.
  • Intenta evitar el movimiento: si te mueves mucho empeorarás la situación. No te levantes de tu asiento a cada rato, mejor quédate sentado y tranquilo, trata de dormir. Elige el asiento delantero del coche y no mires hacia los costados porque la vista tiene menos posibilidad de coordinar cuando varios objetos se están moviendo a su alrededor. Tampoco hagas movimientos bruscos, porque el líquido de los oídos cambiará de posición más rápido y te sentirás peor.
  • No leas: es mejor que dejes de lado la idea de leer durante un viaje o bien si lo haces, el libro ha de estar apoyado en las piernas, para que puedas dirigir la mirada hacia abajo. La idea es que no haya opción de que la visión lateral capte los movimientos exteriores.
  • Concéntrate en un punto determinado en el interior del transporte: lo primero que debes hacer cuando te empiezas a marear es quitar la mirada de la ventanilla o del exterior. Mira hacia un punto concreto dentro del coche, barco, autobús, etc. La mente y la vista estarán coordinadas y evitarás sentirte peor.
  • No te abrigues demasiado: la sensación de calor (que también se puede obtener con una calefacción muy elevada) aumentará las posibilidades de que sientas mareos o vómitos. Lleva ropa ligera y trata de buscar un sitio donde encuentres más aire si es que no hay ventanillas o no tengas la posibilidad de salir a “respirar”.
  • Trata de dominar la situación: no permitas que el mareo te gane la batalla. En muchos casos, se debe a un factor psicológico y no tanto físico. Mentalízate y deja de lado las feas sensaciones que te producen los transportes. Hay varias terapias de acostumbramiento a lo mareos, por ejemplo.
  • Descansa bien antes de salir: así podrás adaptarte mejor a los movimientos. También debes tratar de dormir durante el viaje para que la mente esté más tranquila.

Remedios naturales para los mareos en los viajes

  • Gingko biloba: mejora la circulación de los capilares del cerebro, aumentando su resistencia. Se aconseja consumir entre 60 y 240 mg por día desde una semana (por lo menos) antes de viajar.
  • Jengibre: también puede ser útil para el vértigo porque elimina las sensaciones de náuseas, así como también impide los vómitos. Bebe una infusión con una taza de agua y una cucharadita de planta seca por día o come fresco cortado en trozos muy finos.

mareo5

  • Manzanilla: alivia o previene los mareos por causas nerviosas. Consume un té hecho con una cucharada de flores secas en una taza de agua una hora antes de viajar.
  • Romero: tiene los mismos efectos que la manzanilla. Bebe una infusión preparada con una cucharadita de flores secas en una taza de agua dos veces por día.
  • Clavo de olor: se usa en la medicina tradicional India para los vómitos y los mareos. Ingiere media hora antes de emprender el viaje algunas gotas de su esencia disueltas en un vaso de agua, puedes endulzar con miel.
  • Albahaca: tiene propiedades gástricas y sedantes, trata mareos, vómitos y vértigo. Realiza una infusión con un puñado de hojas frescas por litro de agua y bebe dos tazas por día después de comer.

mareo6

Imágenes cortesía de Free Gaza Movement, Sarah, Satish Krishnamurthy, Oakley Originals, Stan Dalone & Miran Rijavec y Avi.

Te puede gustar