Cómo evitar picar entre comidas

Yamila Papa 8 enero, 2018
A pesar de que sabemos que picar entre horas puede ser perjudicial, nos cuesta dejar de hacerlo. A continuación te damos algunos tips para ayudarte con ello.

Picar entre comidas no es malo si cuidamos de la calidad y la cantidad de los alimentos que ingerimos. Pero cuando esto se convierte en un hábito que no tiene en cuenta dichos aspectos, la salud se ve perjudicada.

En otras palabras, aquellos dulces, cafés y aperitivos hechos a base de chatarra se acumulan en el organismo y lo perjudican. No se trata solamente de una cuestión de peso y estética, se trata de que el organismo no recibe los nutrientes que realmente necesita para realizar sus funciones correctamente.

Si bien es cierto que el estrés es una de las causas principales de picar entre comidas, existen otros factores que pueden desencadenar este hábito. Todo depende del individuo y sus circunstancias.

¿Por qué picamos?

Esta es la primera pregunta a la cual debemos dar respuesta al picar entre comidas. Si el motivo por el cual picamos es el hambre, entonces el siguiente paso será evaluar la calidad de lo que se come y, por supuesto, la cantidad. Lo importante es saciarse y nutrirse.

Para gestionar las emociones que experimentamos día a día existen muchas alternativas más allá de la comida.

Las emociones pueden influir notablemente en nuestras elecciones al momento de ingerir comida o bien de decidir cómo sentirnos mejor.

En aquellos casos en los que se pica entre comidas por gula o como método para liberar tensión, lo mejor que se puede hacer es buscar las alternativas necesarias para evitar los excesos y no contribuir con el mal hábito.

Ver también: Los colores de los alimentos y su relación con la salud

Cómo evitar picar entre comidas

1. Mantente hidratado

Qué agua mineral es la mejor

Muchas veces se confunde el hambre con la sed. Por eso, después de ingerir bastante alimento parecería que seguimos con apetito. Además los líquidos brindan sensación de saciedad al estómago y permite bajar la ansiedad.

Bebe infusiones calientes. Te recomendamos que elijas hierbas relajantes como la melisa, la valeriana y la pasiflora. No te olvides de cumplir con los 2 litros de agua al día. También te pueden servir las sopas de vegetales o caldos y los zumos recién exprimidos.

2. Lleva una dieta acorde a tus necesidades

Es muy importante cambiar el significado de la palabra “comida”. Se trata básicamente de una fuente de energía fundamental para que tu cuerpo pueda funcionar y tú puedas realizar tus actividades sin problemas.

Además debes tener en cuenta los horarios de las ingestas. Trata de desayunar bien y de espaciar los aperitivos de forma tal que siempre tengas energía durante la jornada. No te olvides de preparar una merienda nutritiva para no recurrir a las chucherías a la hora de picar entre comidas.

3. Evita ciertos alimentos

papas-fritas

Hay comidas que por su composición o su preparación pueden considerarse adictivas. Por ejemplo: las patatas fritas, la bollería y el café. Todo aquello que tenga grasa, sal o azúcar refinado deberías evitarlo.

¿Por qué? porque su efecto pasa muy rápido y desearás más. En el momento en que sientas ansias por comer opta por comidas más sanas. Por ejemplo, una fruta o un yogur.

Quizás precisas 2 manzanas o un tazón lleno de uvas para conseguir el mismo resultado que un paquete de patatas fritas o un chocolate. La diferencia reside en cuán saludables son los productos que nos llevamos a la boca.

Te recomendamos leer: 9 curiosidades sobre el café

4. No comas mientras haces otra cosa

A menudo se pica entre comidas mientras revisamos el correo, redactamos un informe, miramos la televisión, leemos un libro o revisamos las redes sociales. Esto crea un hábito perjudicial: el cerebro cree que puede comer en cualquier lugar y hora.

Optamos por picar entre comidas porque la mente no es capaz de discernir cuándo es el momento de la comida y cuándo es el momento del trabajo o el momento para las actividades relajantes.

Rompe con esa rutina. Tómate 5 minutos a media mañana para beber una infusión o comer una fruta, para almorzar en un sitio diferente, etcétera. Se trata de hacer cosas distintas.

5. Cumple con tus 5 comidas al día

Alimentos que mejoran la memoria y la agilidad mental

Para evitar picar entre comidas debemos ofrecerle al organismo los nutrientes que necesita en dosis determinadas a lo largo del día. Asimismo, hay que evitar dejar que el estómago permanezca vacío durante demasiadas horas.

6. Añade más nutrientes, evita la chatarra

Para evitar picar entre comidas, te recomendamos aumentar la ingesta de fibra (para ayudar a que el estómago pueda sentirse saciado), el triptófano (para regular los niveles de serotonina que participa en el control del apetito) y los ácidos grasos omega 3 (que reduce los nervios).

Te puede gustar