¿Cómo fabricar un desodorante natural?

Compra desodorantes que no tengan sales de aluminio o prepara el tuyo propio en casa con ingredientes naturales.

¿Sufres de axilas irritadas, no te gusta el aroma de los desodorantes que venden en las tiendas o quieres dejar de lado los productos químicos para tu belleza? Entonces, puedes aprender las mejores recetas para fabricar tu propio desodorante natural, y muy económico.

¿Qué ocurre si usamos desodorante?

desodorante natural

La mayoría de las marcas utilizan el clorhidrato de aluminio (conocido como “sales de aluminio”), el cuál tapa nuestros poros, evitando que puedan “respirar”, cerrando el paso al sudor.

Muchos pueden decir, claro, esta es la función del desodorante.

Sin embargo, el problema reside en que de manera directa interrumpe el proceso natural de regulación de la temperatura.

Así, está impidiendo que el cuerpo trabaje como debería, enfriando los sitios donde de lo contrario, podría suponer un problema para el organismo.

Por otro lado, hay algunos estudios que dicen que el uso frecuente de desodorantes puede ocasionar cáncer de mama. No obstante, ningún estudio hasta la fecha ha confirmado algún efecto adverso sustancial del aluminio que pudiera contribuir a mayores riesgos de cáncer de seno.

Una revisión de 2014 concluyó que no había una prueba clara que mostrara que el uso de antitranspirantes o cosméticos que contienen aluminio aumente el riesgo de cáncer de seno.

Puedes darte cuenta de que el desodorante no es del todo bueno cuando dejas de utilizarlo un día y hueles peor. Esto es porque las sustancias del producto quedan “pegadas” en las axilas, al igual que ocurre en la ropa.

Entonces, tienes dos opciones: comenzar a comprar aquellos desodorantes que no tengan sales de aluminio o bien prepara tus propios anti transpirantes en casa.

Aprende más sobre: Cómo eliminar el mal olor de las axilas

Desodorante natural

Receta 1: maíz, árbol de té y aceite de coco

Para esta primera opción precisarás los siguientes ingredientes:

  • 1/3 taza de almidón de maíz
  • 1/3 taza de bicarbonato de sodio
  • 10 gotas de aceite esencial de lavanda, eucalipto o árbol de té, todos antibacterianos
  • 10 gotas de aceite esencial de menta o madera de sándalo, antimicóticos (para las mujeres, en el caso de los hombres, mejor que sean 20)
  • 3 cucharadas de aceite de coco
  • 2 cucharadas de aceite de vitamina E (opcional)

Mezcla todos los ingredientes en un recipiente hasta formar una pasta espesa.

Colócalo en un envase vacío de desodorante en barra o similar y aplícalo a diario. Asimismo, ten cuidado porque mucha cantidad no será muy cómodo.

Receta 2: manteca de karité

manteca de karité desodorante natural

En este caso, los ingredientes que precisarás son:

  • 3 tazas de aceite de coco
  • 2 tazas de manteca de karité
  • 3 tazas de bicarbonato de sodio
  • 2 tazas de maicena
  • opcional: aceites esenciales

Primeramente, derrite a baño maría la manteca de karité con el aceite de coco, hasta que se derritan casi por completo.

Retira del fuego y añade bicarbonato y maicena. Mezcla bien y vierte los aceites esenciales para crear tu desodorante natural.

Coloca en un recipiente de vidrio y deja enfriar.

Receta 3: cera de abeja, manteca de cacao y tomillo

Esta opción tiene varios ingredientes, pero su resultado es realmente maravilloso:

  • 1 cucharada y media de cera de abeja
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • ½ cucharada de manteca de cacao
  • 15 gotas de aceite de romero
  • 15 gotas de aceite de tomillo blanco
  • 25 gotas de aceite de lavanda
  • 3 gotas de aceite de ricino

Derrite al baño maría la cera de abeja, añade la manteca de cacao y en el momento en que las dos estén derretidas, incorpora los aceites.

Mezcla bien y coloca en un recipiente, deja enfriar. Lo usas luego del baño, en pocas cantidades.

Descubre más sobre: 5 trucos de belleza con aceite de oliva

Receta 4: agua, romero y limón

romero y limón

Este desodorante natural está hecho con limón y es muy eficaz. Precisas:

  • 100 ml de agua
  • 20 ml de alcohol de 90°
  • 4 cucharadas de romero
  • 5 gotas de esencia de limón
  • 10 gotas de extracto de hamamelis

Pon a hervir el agua y cuando empieza la ebullición añade las hojas secas de romero.

Apaga el fuego y deja reposar unos diez minutos, con la cacerola tapada.

Luego añade el alcohol, el hamamelis y la esencia de limón.

Para terminar, mezcla bien y envasa en un frasco de cristal.

Receta 5: limón, naranja y sal

En este caso, se trata de una receta de naranjas, muy simple de hacer:

  • cáscara de 3 limones
  • cáscara de 3 naranjas
  • 1 litro de agua
  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • 1 taza de sal marina

Ralla las cáscaras de las frutas y ponlas a hervir con agua.

Cuela la preparación y deja enfriar.

Añade la sal marina y el bicarbonato de sodio. Mezcla bien y pásalo a otro recipiente.

Puedes usarlo para las axilas y para otras partes del cuerpo o hasta como baño relajante.

Receta 6: para pieles sensibles

árbol de té

Esta receta tiene dos fórmulas, la estándar y la especial para pieles sensibles. Para la primera se necesita:

  • ¼ taza de bicarbonato de sodio
  • ¼ taza de almidón de maíz
  • 10 gotas de aceite de árbol de té
  • 3 cucharadas de aceite de coco

Para la segunda, precisarás:

  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • 6 cucharadas de almidón de maíz
  • 10 gotas de aceite de árbol de té
  • 3 cucharadas de aceite de coco

Mezcla el bicarbonato con el almidón y el aceite de árbol de té, todo en una taza o recipiente para el desodorante natural.

Añade el aceite de coco y revuelve hasta que se forme una pasta.

Adicionalmente también puedes verter los aceites esenciales con fragancia según tus gustos, como por ejemplo lavando, eucalipto, sándalo o rosa. Sólo algunas gotas porque perfuman bastante.

Finalmente, coloca la preparación en un recipiente de desodorante en barra.