Cómo fortalecer el sistema inmunológico

¿Sabes qué afecta a tu sistema inmune? Te lo contamos y te damos consejos para fortalecer tu sistema inmunológico.

El sistema inmune protege al cuerpo contra los agentes nocivos y su función es la defensa contra infecciones y enfermedades, destruyendo células patógenas. Por ello es importante aprender a fortalecer el sistema inmunológico.

Fortalecer el sistema inmunológico

Veamos algunos consejos para cuidar y mejorar nuestro sistema inmune:

1. Reducir el estrés

El estrés es capaz de alterar los estados de ánimo generando depresión y ansiedad. Estos dos estados  afectan directamente el sistema inmunológico. ¿Cómo? Son capaces de dañar la resistencia de este sistema, aumentando las probabilidades de enfermedad.

Para reducir el estrés, te recomendamos:

  • métodos de relajación,
  • meditación,
  • ejercicios de respiración,
  • yoga o tai-chi
  • contacto con la naturaleza siempre que te sea posible.

2. Ejercicio físico

Los beneficios del ejercicio regular inciden sobre el sistema inmunológico. Te recomendamos caminar al menos 20 minutos, cuatro o cinco días a la semana.

Cuando se realiza ejercicio sobrepasando los límites personales, se corre el riesgo de adquirir infecciones, especialmente del tracto respiratorio superior; por lo que resulta muy importante ajustar la intesidad, para no dañar el sistema inmunitario.

3. Nutrientes beneficiosos

Ciertos nutrientes pueden ayudar a fortalecer el sistemá inmunológico. Los antioxidantes, por ejemplo, ayudan a eliminar las toxinas del cuerpo que puede afectar negativamente el sistema inmunológico.

Vitamina C

Es el nutriente más importante para el sistema inmunológico. Aumenta la producción de células que combaten la infección de la sangre y reduce el riesgo de contraer virus.

La vitamina C se encuentra en  cítricos, pimientos, fresas, kiwis, mangos, tomates, batata, coliflor, col rizada, brócoli, y coles de Bruselas entre otros.

Vitamina E

Estimula la producción de células que matan los gérmenes, las bacterias y el cáncer, y protege el cuerpo de los contaminantes ambientales.

Se pueden encontrar fuentes de esta vitamina en gran variedad de frutas y verduras, aceites prensados en frío, cereales integrales, legumbres, semillas y frutos secos.

Carotenoides

Son ricos en betacaroteno y se encuentran en alimentos como albaricoques, melocotones, sandía, maíz, nabos, col, batata, calabaza, remolacha, brócoli, espárragos y maíz.

Estas frutas y verduras contienen antioxidantes, que ayudan a reparar las células dañadas por los radicales libres.

Los alimentos ricos en betacaroteno proporcionan vitamina A y mejoran la función del sistema inmune.

Selenio y Zinc

El selenio se encuentra en atún, carne, cereales integrales y nueces del Brasil. Por su parte, el zinc se encuentra en los productos lácteos, frutos secos, mariscos, carnes rojas, frijoles y cereales integrales.

La fibra de los cereales integrales ayuda a deshacerse de las toxinas del cuerpo, a través del hígado, fortaleciendo el sistema inmune. En cuanto al zinc, resulta muy importante porque mejora la función de las células T. Los linfocitos T resultan vitales en la identificación de antígenos.

¿Qué te parecen nuestros consejos para fortalecer el sistema inmunológico?

Imagen cortesía de rjime31

  • Cedillo Barrón, L., & López González Benito Gutiérrez Castañeda, M. (2015). Sistema inmune. Revista Ciencia.
  • Wikipedia, la enciclopedia libre. (Consulta 2018). LINFOCITO T. Online [https://es.wikipedia.org/wiki/C%C3%A9lulas_T].
  • Wikipedia, la enciclopedia libre. (Consulta 2018). VITAMINAS. Online [https://es.wikipedia.org/wiki/Vitamina].