Cómo fortalecer las uñas quebradizas

Yamila Papa 28 agosto, 2015
No olvides que tus uñas no son instrumentos para abrir recipientes ni para raspar etiquetas. Todas esas acciones terminan debilitándolas y haciendo que se quiebren a la mínima

¿Se te quiebran muy fácilmente las uñas? ¿No puedes mantener las manos tan bonitas como te gustaría? ¿Sientes que tus uñas están débiles y se rompen en capas?

Entonces no dudes en leer el siguiente artículo donde encontrarás muy buenas recetas caseras para uñas quebradizas.

Uñas débiles y quebradizas: por qué

Las tareas domésticas, no usar guantes al tener contacto con productos de limpieza, la falta de humectación, los hongos o el frío son solo algunas de las razones por las cuales las uñas se quiebran o rompen… siempre en el borde del dedo (donde más duele).

Las mujeres de hoy realizan muchas actividades en casa y en el trabajo y quieren estar bonitas todo el tiempo. Eso incluye las manos y, por supuesto, las uñas. ¿Cómo lograr que no se resquebrajen? Para comenzar, ten en cuenta estos consejos y cambia algunos hábitos:

Lava los platos siempre con guantes

Esto se aplica también a fregar los pisos, lavar las ventanas, etc. Los artículos de limpieza contienen químicos que dañan la piel y las uñas. Además estar en contacto continuo con el agua fría o caliente no es bueno para las manos.

Consume más proteínas y ácidos grasos

Muchas veces las uñas están débiles porque al cuerpo le faltan nutrientes. Tal vez tengas que revisar tu dieta. Empieza a incluir carnes blancas, huevos, verduras de hoja verde y soja para añadir más proteínas. En el caso de los ácidos grasos se encuentran en las nueces, los lácteos y los aceites y semillas.

Repara las uñas al instante

Si se te rompe una uña la puedes cortar o limar pero quedará diferente al resto. También se suele aplicar una gota de pegamento y colocar un pedacito de papel de saquito de té encima. Cuando haya secado por completo se lima y se pinta encima con esmalte transparente.

Mantén tus uñas cortas

Además de que son tendencia en estos días, impedirá que se rompan o se quiebren con tanta facilidad. También sería bueno que no te rasparas el esmalte cuando empieza a quitarse porque eso debilita la superficie.

Cuidado con los productos para uñas

El quita esmaltes es muy invasivo con las uñas. Limita su uso a una vez a la semana o busca alternativas más naturales, como pueden ser almohadillas con aceites naturales.

También se recomienda evitar utilizar uñas artificiales o endurecedores porque afinan la uña original y al quitarlas arrancan parte de la superficie. Se recomienda a su vez no tenerlas siempre pintadas. Déjalas que descansen al menos un día a la semana (por ejemplo, el domingo).

No uses las uñas como herramientas

No son tijeras, no abren tapas, no quitan etiquetas, no limpian superficies. Para todo esto usa los utensilios adecuados. Las tareas cotidianas que se “solucionan” usando las uñas las van debilitando.

No te las muerdas ni pongas en la boca

Más allá de que no quedan bonitas las uñas mordidas o que estarás llevando todos los gérmenes de los dedos a la boca, estos malos hábitos hacen que las uñas se debiliten y se ablanden.

Realiza la manicura una vez a la semana

Puedes ir al salón de belleza o hacerlo tu misma en casa. No debes olvidarte de una buena exfoliación, limado y hasta masajes con aceites esenciales (o de oliva).

Visita este artículo: Datos curiosos sobre las uñas: ¿los conocías?

Remedios naturales para uñas quebradizas

Además de cambiar tus hábitos para mejorar la salud de tus uñas, puedes aprovechar las bondades de la naturaleza con los siguientes remedios caseros:

Cebolla

Cebollas

Ayuda a fortalecer las uñas y evitar que se infecten o se contagien hongos. Lo único que debes hacer es cortar una cebolla por la mitad e introducir los dedos durante 5 minutos.

No te laves las manos, por lo menos, hasta pasadas 2 horas. Sería bueno entonces que hicieras este tratamiento por las noches, al menos 3 veces a la semana.

Ajo

Tiene propiedades similares a las de la cebolla. Sirve además para que las uñas crezcan más rápido y fuertes.

Ingredientes

  • 1 diente de ajo
  • 1 taza de agua
  • El zumo de 1 limón

Preparación

Machaca el diente de ajo y ponlo en un cazo con agua. Cuando rompa el hervor, deja que se consuma casi toda el agua. Agrega el zumo de limón. Echa en un envase limpio con tapa y pon en la nevera unas horas.

Embebe una bola de algodón y moja cada uña (sin esmalte). Repite día por medio, siempre de noche para que actúe hasta la mañana siguiente.

Aceite de oliva

Aceite-crudo

Le dará no solo fortaleza a tus uñas sino también suavidad a tus dedos.

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite de oliva (25 g)
  • 5 gotas de zumo de limón

Preparación

Pon el aceite en un cazo y calienta a fuego lento. Cuando se entibie, echa el limón. Embebe una gasa o algodón y moja las uñas. Deja que actúe durante 5 minutos y luego ponte  unos guantes de algodón. Duerme así y por la mañana no te enjuagues (ya se habrá secado).

Lee también: 10 remedios caseros que no conocías con aceite de oliva

Cola de caballo

Esta hierba es perfecta para las uñas quebradizas. Se puede usar sola o mezclada con otras plantas. Una opción puede ser preparar un té.

Ingredientes

  • 1 cucharada de cola de caballo (10 g)
  • 1 taza de agua hirviendo (250 ml)

Preparación

Prepara la infusión normalmente y, cuando esté tibia, filtra y sumerge los dedos en la taza durante 10 minutos. Frota las cutículas también. Deja secar sin enjuagar. Repite 4 veces a la semana.

Te puede gustar