Cómo funciona tu metabolismo en función de tu edad

Puesto que a partir de los 30 años nuestro metabolismo se ralentiza y quemamos menos calorías, debemos cuidar nuestra alimentación y practicar deporte para evitar subir de peso en exceso

El metabolismo, y su funcionamiento, va cambiando según la edad.

Si quieres saber cómo funciona tu metabolismo en función de la edad que tengas, mira estos aspectos que te permitirán conocer desde más cerca esta realidad.

Funcionamiento del metabolismo a los 20

De los 20 a los 30 años

El funcionamiento del metabolismo a los 20 años es más rápido que nunca, aunque esto dependerá de cada persona, así como de su propia genética y del nivel de actividad física.

Hay que tener en cuenta que las personas con una mayor masa muscular requieren de más energía.

Hacia los 25 años el cuerpo termina de formar los huesos y es al final de esta década cuando cuesta un poco más trabajo perder peso. Conforme nos acercamos a los 30, el metabolismo empieza a desacelerarse, tanto que es un 2% por década.

A pesar de que en esta etapa es fácil perder peso si nos lo proponemos, lo mejor será que evites:

  • La comida rápida
  • La bollería industrial
  • Las bebidas alcohólicas
  • Los refrescos con azúcar

Ese tipo de alimentos solo te aportarán calorías vacías y ningún tipo de nutriente que realmente te proporcione algún tipo de beneficio.

En el caso de que seas una persona con tendencia a subir de peso, opta por lácteos bajos en grasas y no te olvides que lo mejor será hacer cinco comidas al día y que el desayuno es la comida más importante.

Te recomendamos leer: 7 pasos para hacer que tu metabolismo funcione al máximo

Funcionamiento a los 30

De los 30 a los 40 años

A partir de los 30 la capacidad innata de quemar calorías disminuye. El cuerpo ha dejado de segregar la hormona responsable del crecimiento y la masa muscular ya no es la misma.

No obstante, si se trabaja la musculatura y se hacen entrenamientos relacionados con la fuerza este efecto puede contrarrestarse.

En caso de un embarazo, el funcionamiento del metabolismo también puede cambiar por completo, tanto en un sentido como en otro. Acelerarse o desacelerarse.

  • A los 30 hay que empezar a evitar el azúcar blanco, así como todo tipo de alimentos refinados.
  • Consumir lácteos descremados u optar por leche de soja o avena hará que reduzcas calorías.
  • Para facilitar la digestión, las frutas las puedes consumir entre horas: así evitarás la hinchazón intestinal.

Así mismo, es importante comer bastante proteína. Es recomendable reducir el consumo de carnes rojas y aumentar el de pescado. Así mantendrás una buena masa muscular y evitarás la aparición de estrías.

En lo que respecta al ejercicio más recomendable en esta etapa, lo mejor es decantarse por un trabajo aeróbico moderado y entrenar los músculos con disciplinas como pilates.

Funcionamiento del metabolismo a los 40

De los 40 a los 50 años

En esta década los niveles de estrógeno y la progesterona se reducen considerablemente, algo que provoca también la ralentización del metabolismo.

El cuerpo entra en un estado llamado “sarcopenia”, y es aquí también cuando la masa muscular empieza a disminuir.

  • En esta etapa es importante cuidar mucho la ingesta de proteína para intentar no perder tanta masa muscular.
  • Una vez se superan los 45, es probable perder 10% de masa muscular por cada década venidera.

El mejor modo para intentar no aumentar de peso es hacer pequeñas ingestas de alimentos que te permitan no pasar hambre. Entre los más recomendados están:

  • Las frutas
  • Los yogures bajo en grasas
  • La proteína vegetal
  • El té verde
  • Las nueces

Lo mejor será que adaptes tu menú a la actividad física que desarrollas en cada jornada.

En esta etapa es importante evitar los hidratos y consumir legumbres, por lo menos, tres veces a la semana, así como buenas dosis de verduras y frutas.

Lee también: 7 frutas ricas en agua que te ayudan a hidratar tu organismo

A partir de los 50

De los 50 a los 60 años

A partir de la década de los 50 lo más común es experimentar un aumento de peso y esto es así porque el metabolismo es mucho más lento.

El cuerpo tiene tendencia a reemplazar la masa muscular perdida por grasa corporal.

Esto lo que significa es que el cuerpo requiere menos calorías que antes, por lo que empezar a seguir una dieta o comer menos es lo más conveniente en esta etapa.

En esta edad lo más recomendable es que la dieta que sigas esté controlada por un especialista.

Nadie como un nutricionista podrá preparar un plan equilibrado a tu medida que, a su vez, cuente con los nutrientes que el organismo necesita.

Recuerda combinar todo esto con el deporte.