Cómo hacer aceite aromatizado de ajo

Si no quieres añadirle nada más, también puedes incluir los ajos en tu aceitera habitual y disfrutar de la combinación de sabores. No olvides que irá ganando sabor con el tiempo

¿Quieres aprender a preparar un sabroso aceite aromatizado de ajo? Es una manera perfecta de aprovechar todas sus cualidades y los beneficios que aporta a nuestro organismo.

Es posible que no exista un alimento más completo y terapéutico que él. Ya en la antigüedad se usaba el ajo como medicamento natural, mucho antes que como complemento culinario. Por sus propiedades y beneficios es un tesoro que deberíamos usar a menudo.

Son muchos los estudios que nos hablan de sus beneficios para la salud, y de cómo puede tratar diversos trastornos. El ajo es rico en fructosanas, aceite esencial y vitaminas A, B1, B2, B6 y C. También tiene adenosina, hierro, sílice, azufre, yodo, fósforo y potasio.

Elaborar un aceite aromatizado de ajo es realmente sencillo y con él podrás aderezar tus platos e incluso elaborar deliciosas tostadas. Te damos la receta de dos tipos de aceites aromatizados para que elijas el que sea de tu preferencia. ¿Tomamos nota? Adelante.

No te pierdas: El ajo y sus increíbles propiedades adelgazantes

Aceite de ajo con aroma a limón

Aceite aromatizado de ajo y limón

Esta receta de aceite aromatizado de ajo y limón es muy sencilla de hacer. Pero debemos tener en cuenta un dato importante: solo podremos consumir el aceite a lo largo de una semana. Más allá de los siete días pierde sus propiedades y ya no es tan saludable.

Las medidas que te indicamos son para obtener medio litro de aceite aromatizado, pero si quieres tener un litro para tus usos diarios no tienes más que incluir el doble de cada ingrediente.

Ingredientes

  • 3 cabezas de ajo
  • 2 tazas de aceite de oliva (500 ml)
  • El jugo de un limón

Necesitas además una botella de cristal para poner el aceite aromatizado de ajo y limón. Recuerda que debe estar bien limpia y esterilizada. Para ello puedes ponerla en agua hirviendo unos minutos. También te harán falta una fuente o bandeja para el horno y un colador.

Preparación

  1. Empezamos obteniendo el jugo del limón.
  2. Seguidamente pelamos los dientes de ajo. Cuida de que estén sanos y bien limpios. Una vez los tengas listos, córtalos a trocitos y lleva los ajos a una sartén junto con el jugo de limón.
  3. Ponlo a fuego medio durante unos cinco minutos. El objetivo es que los ajos se calienten y mezclen su aroma con el limón, pero cuida siempre de que no se quemen.
  4. Con la ayuda del colador, separa los ajos del jugo de limón. Reserva el jugo, no lo tires porque lo necesitaremos más adelante.
  5. Pon medio vasito de aceite de oliva en la sartén y calienta de nuevo los mismos ajos en este aceite. Una vez veas que el aceite a cogido también su sabor, retíralos.
  6. Lleva todo a una fuente de horno: el jugo de limón, los ajos y los dos vasos de aceite. El objetivo es calentarlos para que el sabor quede unificado. Pon la fuente en el horno a 250 grados 20 minutos.
  7. Deja que se enfríe y, una vez esté tibio o frío, llévalo a la botella de cristal. Deja que repose al menos 2 horas más.

De este modo, obtendrás un aceite aromatizado de ajo y limón. Es muy adecuado, por ejemplo, para combinar con carnes como el pollo. Pero recuerda que solo podrás consumirlo durante una semana.

Aprende a hacer 2 recetas que puedes hacer con pechugas de pollo

Aceite aromatizado de ajo con romero y orégano

Aceite de ajo y romero

Te encantará su textura aromatizada, su aroma mediterráneo y sus saludables beneficios para tu organismo. Su combinación es tan saludable como deliciosa, combina con muchos platos y puedes utilizarlo incluso como empaste para dolores articulares o musculares.

Recordarte, que tal y como antes te hemos indicado, este aceite también debe ser consumido a lo largo de una semana. Sus propiedades serán más beneficiosas durante este tiempo.

Ingredientes para 1/2 litro:

  • 3 bulbos de ajo
  • 2 tazas de aceite de oliva (500 ml)
  • 2 ramas de romero y cinco hojas de orégano

También te harán falta un colador, una fuente o bandeja para el horno y una botella de cristal que esté esterilizada para guardar el aceite aromatizado de ajo una vez esté elaborado.

Preparación

  1. Empezamos pelando los ajos y partiéndolos por la mitad.
  2. En la fuente ponemos todos los ingredientes. Recuerda que los ajos deben estar en el fondo y bien cubiertos por el aceite. Todos los componentes deben mezclarse bien entre sí para obtener una misma esencia con todos sus sabores.
  3. Pon a 250 grados el horno con un tiempo de 20 minutos o media hora. Permite que se enfríe después.
  4. En la botella pon los ajos en el fondo, luego el romero y el orégano. Por último, deja caer el aceite. Deja que el aceite repose un par de horas antes de utilizarlo. El sabor te encantará.

¿Qué te han parecido estas recetas de aceite de ajo aromatizado? Recuerda que este aceite puedes usarlo sin problemas para aderezar tus platos y ensaladas, ¡te encantará su sabor!

Cortesía imágenes Ana Sánchez.