Cómo hacer aceites caseros para masajes

Podemos aprovechar las propiedades de los aceites esenciales para aliviar dolencias tanto físicas como psicológicas, ya que desde el punto de vista de la aromaterapia también son muy eficaces

aHay muchos días en los que al llegar a casa lo que más nos apetece es un buen masaje para relajarnos. Para ello, una buena ayuda es el uso de aceites caseros para masajes. ¿Te gustaría conocer los diferentes tipos y aprender a hacerlos? ¡Descúbrelos en este artículo!

¿Para qué sirven los masajes con aceites caseros?

Los masajes terapéuticos ayudan a la relajación mediante la manipulación de los tejidos suaves del cuerpo. Éstos ayudan a reducir los dolores musculares, favorecer la eliminación de toxinas y  retención de líquidos y mejorar la circulación sanguínea y linfática. Además, los masajes no sólo tienden a mejorar el aspecto de la piel sino que también proporcionan un estado de calma en nuestro cuerpo y mente.

Sin embargo, es aconsejable el uso de los aceites esenciales para poder disfrutar de estos beneficios en casa. Entre sus usos principales destaca la lubricación de la piel y su aroma que nos devuelve al estado de calma.

masaje marketing deluxe

Debemos tener en cuenta que, para que el resultado del masaje sea más efectivo, se recomienda consultar con un profesional de la salud. De esta forma, podremos profundizar en diferentes cuestiones tales como la técnica más efectiva sin llegar a perjudicar nuestros músculos, el tipo de piel que vamos a tratar o incluso si es alérgico a algún tipo de producto.

Pasos para hacer aceites caseros para masajes

1. Elige el aceite de base

Este aceite esencial es el elemento inicial para comenzar a mezclar con los demás y conseguir aceites caseros más potentes. Los que se emplean para ello son derivados de vegetales y los puedes conseguir en las tiendas naturistas o dietéticas. Algunos de ellos son:

  • Aceite de semilla de uva: Es suave y absorbente. Suele ser apto para pieles sensibles, sin embargo, se debe evitar el uso de este aceite casero en caso de alergia o piel irritada.
  • Aceite de jojoba: Es una cera líquida con propiedades naturales para humedecer o reparar varios tipos de piel. Tiene incluso un ligero efecto antibacteriano.
  • Aceite de aguacate: Estimula la regeneración de la piel gracias a sus ingredientes (fósforo, potasio, magnesio, hierro, ácido fólico y vitaminas B, E, K).
  • Aceite de almendras: Es hidratante y contiene vitaminas A y E y ácidos grasos esenciales. Es válido para casi todos tipos de piel.
aceite de almendras

  • Aceite de albaricoque: Es similar al aceite de almendras, con consistencia ligera y un aroma delicioso que lo convierte en una de las mejores opciones para masajes faciales.
  • Aceite de germen de trigo: Tiene una buena cantidad de vitamina E, antioxidantes y ácidos grasos. Ejerce un efecto rejuvenecedor.
  • Aceite de avellanas: No tiene olor, sin embargo tiene una gran capacidad de absorción, lo que lo hace perfecto para elaborar aceites caseros.

2. Selecciona el aceite esencial para mezclar con el anterior

Son muy concentrados y no se pueden aplicar directamente sobre la piel porque pueden causar alergias o reacciones desagradables. Se deben aplicar como máximo dos o tres gotas.

Además, los aceites son muy sensibles a la luz. Por  tanto se deben almacenar en un sitio oscuro y fresco. Así, entre las opciones más conocidas de aceites esenciales para masajes podemos destacar, entre otros:

  • Palo de rosa.
  • Geranio
  • Sándalo.
  • Canela.
  • Menta.
  • Pimienta negra.
  • Rosas
  • Ylang ylang.
  • Jazmín.
  • Lavanda.
Aceite de coco

3. Mezcla ambos aceites

En cada caso, se debe prestar atención a las cantidades de cada mezcla para conseguir los objetivos deseados:

Mezcla floral agradable por su aroma

  • 120 ml de aceite base.
  • 15 gotas de aceite esencial de palo de rosas.
  • 10 gotas de aceite esencial de geranio.
  • 8 gotas de aceite esencial de jazmín.

Mezcla para descargar la tensión en los músculos

  • 4 gotas de aceite base.
  • 15 gotas de aceite esencial de sándalo.
  • 9 gotas de aceite esencial de canela.
  • 6 gotas de aceite esencial de pimienta.
  • 5 gotas de aceite esencial de pimienta negra.

Mezcla para estimular mente y cuerpo

  • 120 ml de aceite base.
  • 15 gotas de aceite esencial de rosas.
  • Otras 15 gotas de aceite esencial de ylang ylang.
  • 15 gotas de aceite esencial de jazmín.
aceite imagen

Aparte de los usos ya descritos anteriormente, estos aceites caseros para masajes también pueden usarse como hidratante para la piel o bien para aliviar el cansancio acumulado y las molestias en las diferentes partes del cuerpo donde nos apliquemos el masaje, ya sea en los talones, piernas o manos.

Sin embargo, no debemos olvidar que si el dolor y el cansancio es persistente, es recomendable acudir a un buen profesional de la salud para averiguar las causas y reducir el dolor en los músculos.

En el caso de un masaje casero, para que tenga un efecto más deseado, se aconseja primero calentar las manos o entibiar un poco la mezcla de aceite.

Lee también: Los 5 mejores masajes anticelulíticos

Los 10 aceites más usados para hacer masajes

A continuación les mostramos un listado con los 10 aceites más conocidos para masajes así como las propiedades que tiene cada uno de ellos:

1. Aceite de aloe vera

Regula la humedad de la piel y la mantiene suave, elástica y joven. Isímismo, es un aceite muy hidratante.

2. Aceite de almendras

Como ya se dijo anteriormente, tiene una gran cantidad de vitaminas y ácidos grasos esenciales.

aceites esenciales

3. Aceite de manzanilla

 Disminuye los niveles de estrés y la tensión en los músculos. También ayuda a combatir los trastornos leves relacionados con la ansiedad y el insomnio.

4. Aceite de enebro

Este aceite esencial da firmeza al rostro y estimula el aparato circulatorio. Por eso es ideal para los que padecen de varices, por ejemplo.

5. Aceite de eucalipto

Se emplea para aliviar los trastornos relacionados con el artritis y el reuma, así como también para los dolores musculares, y el resfriado. Al mismo tiempo relaja nuestra piel tanto del cuerpo como de la cara.

¿Quieres saber más? Lee: El Eucalipto, grandes beneficios al alcance de todos

6. Aceite de lavanda

Es cicatrizante, calmante, antiséptica, trata dolores reumáticos, disminuye la hipertensión y alivia las infecciones cutáneas, la heridas y las picaduras de insectos.

7. Aceite de limón

Tiene propiedades afrodisíacas y sirve para eliminar las malas energías. Se puede sustituir por cualquier cítrico en general.

8. Aceite de melisa

Es un excelente tónico relajante que sirve para disminuir la tensión acumulada. Por tanto, es el aliado perfecto para nuestros mayores días de estrés.

No te pierdas: Infusión de melisa, pasiflora y naranja para aliviar los nervios del estómago

9. Aceite de orquídea

Este tipo de aceite es perfecto para relajar e hidratar nuestra piel.

10. Aceite de sándalo

Este aceite actúa contra la sequedad de la piel. Por tanto, nuestra piel quedará suave e hidratada por más tiempo.

  • Universidad de La Rioja. Revista Dialnet [Internet]. 2003 (Consultado 15 oct 2018). 35. Disponible en: https://dialnet.unirioja.es/ejemplar/129402.
  • Lawless, Julia. Encyclopedia of Essential Oils: The complete guide to the use of aromatic oils in aromatherapy, herbalism, health and well-being. HarperCollins UK, 2012.
  • Robert Tisserand, Robert. El arte de la aromaterapia: aceites esenciales y masajes para la cura del cuerpo y la mente. Grupo Planeta (GBS), 2007.