Cómo hacer arreglos de flores minimalistas

Fernando Clementin · 22 septiembre, 2018
En los arreglos de flores minimalistas prima la sencillez, la delicadeza y la elegancia, por lo que son un elemento decorativo perfecto para cualquier estancia.

Dentro de las variadas opciones decorativas que se pueden encontrar, tenemos los arreglos de flores minimalistas. Si te has inclinado por este estilo en tu hogar, debes saber que unos simples adornos te ayudarán a que cada espacio se luzca al máximo. ¡Aprende a fabricarlos tú misma!

Materiales para hacer arreglos de flores minimalistas

Se pueden realizar diferentes centros de flores para el salón.

Una de las mayores ventajas de los métodos que vamos a describir es que, al ser minimalistas, no tienen grandes requerimientos en cuanto a materiales. Por lo tanto, con tan solo conseguir un par de elementos específicos, ya podrás hacer hermosos adornos.

  • Jarrón o recipiente: Lógicamente, vas a necesitar un recipiente donde colocar el arreglo que elabores. En este caso, tendrá gran relevancia la forma del jarrón —ten en cuenta que en el minimalismo prevalece el uso de formas geométricas— y también el material. Los más usados son la madera, el cristal o algún material metalizado.
  • Flores: Por supuesto, el componente clave de estos arreglos. Puedes utilizar una flor o varias, cuyo estilo dependerá del que desees imprimirle al ambiente.

Lee ese artículo: ¿Cómo decorar una sala minimalista y confortable?

Modelos de arreglos de flores minimalistas para hacer en casa

A continuación, te ofrecemos algunas ideas para que realices tú misma los mejores arreglos minimalistas. ¡Tus espacios quedarán preciosos con apenas unos simples detalles!

1. Arreglo floral con calas amarillas

 

El color amarillo otorgará un toque de vida inconfundible a tus ambientes. Lo mejor es que son ideales para contrastar con los tonos neutros que suelen predominar en el minimalismo.

Necesitarás, además de las calas amarillas, unas hojas de dracena, chamizos rojos y un florero. Este, preferiblemente, ha de tener forma cilíndrica y alargada.

  • Para crear este arreglo, en primer lugar, llena el florero con agua y, antes de colocar las calas y los chamizos rojos, mézclalos y júntalos con una hoja de dracena.
  • Luego sí, ponlos en el florero y, si lo deseas, finaliza el arreglo con un par de hojas de anturio a la mitad del florero.

2. Rosa encantada

Al mejor estilo de “La bella y la bestia”, puedes crear un precioso adorno con tan solo un par de elementos. Si eres fanática de la película —reeditada hace poco tiempo—, de seguro amarás tener un adorno como este en tu casa.

Vas a necesitas un florero de cristal y elementos como tijeras, pegamento y bolígrafo. Además, desde ya, será necesaria una rosa roja con tallo.

  • Hay varias técnicas que puedes utilizar para colocar la flor dentro del florero. Recuerda que este, para hacerlo como el de la película, deberá tener forma de cúpula, como si fuera la jaula de un canario.
  • Para empezar, puedes cortar unos 3 o 4 centímetros del bolígrafo y pegarlo en la base del florero. Luego, colocas la flor dentro y después recubres con pétalos u hojas decorativas, como las de ming fern, para que no se vea el bolígrafo. También puedes doblar el tallo, pegarlo con cinta en la base y después taparlo.
  • Otra alternativa, aunque un tanto más difícil, es atravesar un hilo por el cuello de la flor y pegarlo a la parte superior de la cúpula. Con este truco, la flor quedará flotando mágicamente, ya que el hilo casi no se verá.

Lee ese artículo: Las velas: significado y usos para tu hogar

3. Arreglo estilo zen

Los jarrones son excelentes aliados de la decoración.

Este es uno de los arreglos de flores minimalistas más aclamados, dado que da un toque de simpleza y estilo a tu hogar. Para hacerlo, solo necesitarás dos recipientes de cristal con forma de tubo, piedras de río y ramos de flores, ya sean naturales o artificiales.

  • El procedimiento es sumamente sencillo. Primero, tienes que colocar las piedras en el fondo de cada uno de los tubos.
  • Acto seguido, pon las flores en el medio; intenta que su altura no supere los 4 centímetros contando desde el borde superior.
  • Una vez que hayas hecho esto, añade agua hasta llegar casi al tope del tubo y coloca una vela flotante en la cima para darle el toque final. ¡Listo, arreglo terminado!

Lo mejor de esta alternativa es que se puede jugar con los colores de las flores que escojamos; es más, puedes usar uno diferente para cada tubo. Esto también es aplicable para las velas.

Por otro lado, la altura de cada uno de los floreros también te permitirá hacerlos distintos. Prueba con una más alto que el otro y experimenta con tus colores favoritos. ¡Te encantarán los resultados!

Como habrás notado, los arreglos de flores minimalistas son opciones sencillas a la hora de decorar una sala. Además, ¡te sentirás orgullosa de haberlos creado tú misma!