Cómo hacer bolsas de jabón de avena para la ducha

Además de ser muy eficaz para eliminar granitos y otros síntomas del acné, la avena nos puede ayudar a relajar y tonificar los músculos, a la vez que cuida las pieles sensibles

La avena es un súper alimento imprescindible para una dieta saludable. Pero ¿sabías que es también una gran aliada para la salud de tu piel? Pues hoy te enseñaremos cómo hacer bolsas de jabón de avena para la ducha.

Avena y salud

Perteneciente a la familia de las gramíneas, esta planta es cada vez más apreciada por su contenido en proteínas, vitaminas B1, B2, B3, B6 y E y minerales como el sodio y el potasio. Es ideal para desayunos y meriendas ya que aporta una gran proporción de fibra dietética, tan importante para la digestión.

Entre sus muchos beneficios encontramos:

  1. Acción limpiadora e hidratante

AVENA

La avena consigue limpiar de un modo excepcional tu piel. En la actualidad es utilizada como ingrediente en cremas humectantes y depuradoras. Este cereal es capaz de eliminar los residuos acumulados en nuestros poros y actuar como una barrera de protección que evita la pérdida líquido y la agresión de patógenos.

  1. Exfoliante

Para eliminar espinillas, granos, barros y otras imperfecciones de la piel se puede utilizar la avena. Tiene un maravilloso efecto exfoliante y controla la producción de sebo.

  1. Para irritaciones de la piel

Se dice que la avena es tonificadora y favorece la cicatrización y la regeneración celular.

Con todos estos beneficios ¿por qué no utilizar la avena en un baño relajante y nutritivo?

Cómo hacer bolsas de jabón de avena para la ducha

AVENADesde la antigüedad se conocen los efectos relajantes de la avena. El jabón elaborado con este cereal sirve para tonificar los músculos  y mimar tu piel.

¿Qué necesitas?

  • 2 tazas de avena
  • Dos bolsitas de tela de muselina, gasa u organza. Importante que lleven un cordoncito para poder atar y que sean de tamaño mediano.
  • Medio jabón rallado (te recomendamos el jabón de rosa mosqueta, pero puedes utilizar cualquiera)
  • Tu aceite esencial preferido para darle aroma al jabón (los de limón, romero y lavanda favorecen la producción de colágeno.)

¿Cómo elaboro las bolsitas de avena?

AVENA

  • En un bol o un cuenco mezcla las dos tazas de avena, el jabón y 10 gotas de aceite esencial.
  • Divide el contenido entre las dos bolsitas y átalas bien con el cordoncito. ¡Ya pues tomar tu ducha relajante!
  • Recuerda que después de cada uso debes ponerlas a secar. Cuando notes que apenas huele, o que la avena se ha convertido casi en harina, será el momento de preparar unas bolsitas nuevas.

No olvides leer: La avena, un remedio natural para tratar la ansiedad