Cómo hacer bolsos con la técnica del Furoshiki

Fernando Clementin 16 agosto, 2018
Si buscas una manera de ser original al transportar y almacenar o para envolver los regalos, este artículo te encantará. Conoce cómo hacer bolsos preciosos y ecológicos con la milenaria técnica japonesa del Furoshiki.

Afortunadamente, hoy contamos con muchas maneras de colaborar con el medio ambiente y también con los métodos ideales para difundirlas. Una que está muy en moda en la actualidad es la idea de hacer bolsos con la técnica del Furoshiki. ¿No la conoces? Entonces, ¡sigue leyendo!

Como su nombre lo indica, esta técnica proviene de Japón. Consiste, básicamente, en reemplazar los bolsos convencionales por otros un tanto más rústicos, hechos con tela.

Pero no se usa cualquier tela, sino una muy especial, diseñada específicamente para estos fines. Las telas Furoshiki son amplias, cuadradas y coloridas; su razón de ser es el transporte y almacenamiento de objetos, aunque también tienen otros usos.

Justamente, una de sus principales ventajas es que, una vez desarmado el bolso, este no pierde su utilidad. Perfectamente puedes usarlo como pañuelo, mantel, sábana, adorno o lo que haya sido antes.

Además, son ideales para envolver regalos o para llevar cosas livianas de manera práctica. Ya no tendrás que transportar la mochila de un lugar a otro cuando en verdad no vale la pena.

Algo de historia

La palabra Furoshiki proviene, precisamente, de la frase Furo – Shiki, que significa ‘extender en el baño’. El origen del nombre se remonta al Japón del siglo XVII, cuando estas telas se usaban para dejar la ropa encima mientras una persona tomaba un baño.

Con el correr de los años, su uso se fue ampliando al transporte de objetos, fundamentalmente cuando el comercio se expandió en ese país. Incluso, también desde el siglo XVII y el XVIII, fueron utilizados como elementos decorativos de las bodas.

Desde allí, el Furoshiki ha pasado de generación en generación en Asia. Recientemente, sobre el final del siglo XX, fue desplazado parcialmente por el bolso o la cartera occidental. Sin embargo, aún hoy, sigue siendo un elemento importante de la cultura japonesa.

También te puede interesar: Principios de la decoración japonesa para usar en tu hogar

¿Cómo hacer bolsos con la técnica del Furoshiki?

A continuación, te contaremos algunas excelentes maneras de hacer bolsos con la técnica del Furoshiki. Hay varias maneras, que dependerán del tamaño y la forma del objeto que quieras envolver. ¡Presta atención, practica y úsala como más te guste!

1. Envolver una caja con la técnica Furoshiki

En primer lugar, debes poner la tela como un rombo y situar la caja en el medio. Luego, coge dos extremos opuestos y crúzalos en el centro; una vez que los hayas cruzado y sin soltarlos, vuelve a cruzarlos hacia los lados.

El siguiente paso será ajustar y atar los extremos que cruzaste con las puntas de la tela que todavía permanecen en su lugar original. Al finalizar, la caja debe haber quedado perfectamente envuelta, con dos hermosos moños en su parte superior.

2. Otra forma de envolver una caja u otro objeto

Además del método anterior, puedes valerte de estos sencillos pasos para envolver algo. Primero, repite el paso inicial de antes: el objeto al medio y la tela en forma de rombo.

Seguidamente, cruza una de las puntas por encima del objeto hasta envolverlo y colócala debajo. Después, atraviesa el otro extremo por encima y ata con un nudo los dos extremos restantes por encima de la caja; finaliza con un moño, ¡y listo!

3. Hacer bolsos con la técnica del Furoshiki para pelotas

empaca los balones con la técnica Furoshiki

Esta técnica es igual de sencilla que las anteriores: pon el balón en el centro de la tela. Posteriormente, ata dos puntas continuas con un nudo y haz lo mismo con las dos restantes. Debe quedar como un bolso, con un espacio abierto debajo de cada nudo.

Después, solo deberás pasar uno de los nudos por debajo del otro y estirar uno para tener tu bolso listo. ¿Fácil, verdad?

Lee también: Técnica japonesa para eliminar el estrés

4. Furoshiki para envolver botellas

Sí, esta técnica también puede usarse para envolver botellas ¿Cómo? Primero, pon la botella en el centro y junta dos extremos opuestos por encima de ella.

Acto seguido, tienes que darle una vuelta a la botella con cada una de las puntas restantes. Asegúrate siempre de dejar el nudo hecho antes por encima de la botella, ya que este servirá de manija. Finalmente, haz un nudo entre las dos puntas que envuelven la botella.

De seguro estas maneras de hacer bolsos con la técnica Furoshiki te encantaron. No dudes en probarlas y sorprender a tu familia y amigos con envoltorios originales y preciosos para tus presentes.

Te puede gustar