¿Cómo hacer chocolate casero?

Al preparar las tabletas de chocolate en casa nos aseguramos de que todos los ingredientes que añadimos son naturales y podemos variarlos a nuestro gusto

Además de ser una experiencia muy divertida y enriquecedora (sobre todo para hogares con pequeños), preparar chocolate casero permite evitar los ingredientes nocivos para la salud que son añadidos en los productos que se venden en las tiendas. Es muy simple y todos pueden lograr un excelente resultado.

¿Qué saber sobre el chocolate?

Este alimento es muy dulce, ideal para los postres y conocido por todo el mundo. Sin embargo, es bueno saber que el cacao natural aporta beneficios para el cuerpo que el industrial no, o en menor cantidad. Además, el chocolate que compramos en las tiendas pueden traer trastornos en la salud, como ser cáncer, diabetes o sobrepeso. Esto se debe a que los fabricantes le añaden mucho azúcar y porque la pasta de cacao pasa por varios procesos, donde se le añaden vainilla, colorantes y aditivos.

El tipo “amargo” es el más puro, pero no por ello hay que dejarse engañar. Todos tienen entre sus componentes algo que no es bueno para la salud. Entonces, qué mejor que preparar uno mismo el chocolate para nuestra familia.

Ingredientes para hacer chocolate casero

Precisarás para esta preparación:

-500 g de semillas de cacao crudas

-Media taza de azúcar (puede ser integral)

-condimento adicional, como la menta

-Media cucharadita de vainilla

-650 cm3 de leche (puede ser vegetal)

-dos cacerolas

-mortero

-molinillo de pimienta

-recipiente

-cuchara de madera

-moldes

-papel de hornear

¿Cómo hacer chocolate casero? Pasos

En cinco pasos sencillos podrás disfrutar de un delicioso chocolate casero:

1-Poner una capa de semillas de cacao en papel de hornear y tostar por 30 minutos a 150°. Dejar enfriar y quitar la cáscara.

2-Romper las semillas con un martillo o mortero. Cuando estén machacadas, triturarlas aún más con un molinillo de pimienta.

3-Se debe seguir machacando hasta que las semillas se conviertan en una pasta de color marrón. Si lo pruebas, será muy amargo.

4-Calentar una cacerola con agua antes de que hierva. Colocar en otra cacerola las semillas y luego dentro de la más grande para hacer “baño maría”. Este paso es preferible que lo haga el adulto a cargo, para que los niños no se quemen. Cuando la pasta esté caliente, colocar en un recipiente y continuar moliendo hasta conseguir una consistencia suave.

5-Añadir azúcar de a poco, lo mismo que la leche y vainilla, para adquirir una buena textura. Mezclar todos los ingredientes. Colocar en los moldes y dejar que se enfríe a temperatura ambiente o bien en el frigorífico, con papel aluminio como cobertura.

Imagen cortesía de Everjean

Categorías: Recetas saludables Etiquetas:
Te puede gustar