¿Cómo hacer una cortina infantil con restos de tela?

Maite Córdova 19 agosto, 2018
Aprovecha los restos de tela que quedan por casa, después de que los niños han terminado sus manualidades. Aprende con nosotros cómo hacer una cortina infantil con mucho estilo.

Muchas veces los niños se animan a repetir las manualidades que han realizado en la escuela, con lo cual, tendemos a tener en casa restos de varios materiales, entre ellos, retazos de tela. Esta es nuestra gran oportunidad para crear una cortina infantil con mucho estilo. Solo nos harán falta aguja e hilo.

Cuando decoramos la habitación de los niños tendemos a pensar que todo va a permanecer tal cual como el primer día. Sin embargo, esto no siempre es así. Durante la infancia, es normal que los accidentes ocurran a menudo: una mancha de tinta, otra de comida, un tirón aquí, un deshilachado allá… así que para no dejar que la habitación tenga un mal aspecto, ni caer en la desesperación, tenemos que improvisar las soluciones.

La almazuela: una opción para las cortinas infantiles

almazuelas para las cortinas del cuarto de tus hijos

Un estilo de confección y costura que ofrece una gran facilidad para realizar ‘reparaciones’ en las cortinas es la almazuela. Se trata, ni más ni menos, de la unión de varios fragmentos de tela, que pueden ser de diseños distintos. Y sí, este estilo es sinónimo del famoso patchwork. Cabe destacar que el resultado suele ser considerado como una artesanía textil. 

Si la decoración de la habitación lo permite, podemos coser los retazos de tela y crear una cortina infantil en un dos por tres, solo necesitaremos aguja e hilo. Después debes rematar los bordes con ayuda de la máquina de coser y hay que evitar colocar cuentas y botones pequeños (ya que los niños pueden intentar llevárselos a la boca).

Por otra parte, se admiten varios tipos de accesorios para hacer la pieza aún más simpática. No pueden faltar unas bonitas abrazaderas de cortina (hechas también con retazos de tela). Una buena idea es hacer pequeños peluches de ganchillo y utilizarlos como abrazaderas. Otros posibles accesorios para las cortinas son:

  • Volantes.
  • Flecos.
  • Lazos.
  • Pompones.

Seguro te interesará: ¿Cómo crear un buen rincón de lectura para niños?

Crea otros accesorios a partir de una cortina infantil

Más allá de una cortina infantil, puedes crear muchas cosas con trozos de tela

Una cortina infantil no necesariamente tiene por qué ir en el dormitorio de los niños. También se puede adaptar a la decoración de otras cuestiones. Por ejemplo, podemos incluirla en un salón de juegos, convertirla en el telón de fondo de un teatro casero, hacer con ella una tienda de campaña o colgarla en el jardín para complementar la decoración de una fiesta de cumpleaños.

Lee también: 6 ideas de decoración para el cumpleaños de tu hijo

Ideas para accesorios hechos de retazos de tela

  • Banderines. Los retazos de tela son geniales para este propósito. Además son muy fáciles de hacer.
  • Un tipi para jugar dentro de casa. Si a los pequeños les gusta imaginar que están acampando al aire libre, ¿qué mejor manera de ayudarles a divertirse a lo grande que proporcionarles un tipi? Sin duda les fascinará y pasarán largos ratos jugando sin parar.
  • Otro elemento decorativo para la habitación de los niños puede ser un cuadro de tela. Para conseguirlo, podemos utilizar los trozos de tela y forrar con ellos un bastidor o un cartón. No hay que ser un experto en costura para conseguir que queden bien.
  • Si la cortina infantil que tenemos es corta, podemos colocarla en una caja de cartón y crear un mini teatro de marionetas.
  • Con una cortina infantil también se puede crear un portaobjetos para guardar juguetes u otro tipo de cosas. Tan solo hay que tomar unos cuantos retazos, coser algunos bolsillos y listo. Otra alternativa es utilizar la cortina para convertirla en un cesto de tela.
  • Por supuesto, una cortina infantil hecha al estilo almazuela también se presta para crear muñecos de trapo.
  • Una bolsa de tela también puede servir para guardar algún disfraz en especial (junto con sus accesorios). O bien, para guardar las mudas de ropa de los niños.

Ahora bien, si la cortina infantil va a estar destinada a decorar la habitación de los niños, hay que conseguir que no afecte la iluminación. Es decir, durante el día debe permitir que la habitación esté bien iluminada y por la noche, debe brindar la oscuridad suficiente para promover el descanso y el buen dormir.

Independientemente de si decidimos añadirle accesorios o no, es conveniente pensar siempre en los gustos de los niños. Evita ser demasiado sobrio a la hora de elegir un diseño; a ellos lo simple no suele llamarles la atención. Su voz también cuenta a la hora de decorar su espacio.

Te puede gustar