Cómo hacer cremas corporales caseras

El aceite de semilla de uva es un ingrediente ideal para hidratar, reafirmar y tonificar la piel. Nos ayuda a regenerar tejidos y les devuelve su firmeza

Las cremas corporales son conocidas por sus diferentes propiedades restauradoras, hidratantes y aclaradoras  que le dan salud a la piel. Su uso es muy importante ya que la piel todos los días está pasando por diferentes factores que aceleran su envejecimiento y le quitan vitalidad haciendo que pierda elasticidad, suavidad y humedad.

En el mercado podemos encontrar muchos tipos de cremas corporales para todo tipo de piel y necesidad, sin embargo no siempre tenemos los resultados esperados y terminamos invirtiendo mucho dinero en ello. ¿Te gustaría conocer alternativas naturales, económicas y efectivas?

Crema corporal para piel seca

Esta crema corporal es ideal para piel seca ya que sus propiedades ayudarán a hidratar el tejido que pierde fácilmente su nivel de humedad y brillo natural, con ella se recuperará la apariencia normal de la piel y lucirá más saludable.

Vas a necesitar:

  • 3 cucharadas de aceite de soja
  • Una cucharadita de manteca de cacao o  margarina
  • 2 cucharadas de aceite de aguacate
  • Esencia de caléndula
  • Agua

¿Qué debes hacer?

Coloca el aceite de soja, la manteca de cacao y el aceite de aguacate en un cazo, para calentarlo al baño maría. Caliente con cuidado y espere a que se haga líquido.

Diluye en agua 5 gotas de esencia de caléndula y luego mézclalas con la mezcla de aceites anteriores.

Guardar  la mezcla en la nevera y luego aplicar después del proceso de limpieza de la piel.

Crema corporal para piel sensible

Aceite de coco

Esta crema corporal casera es ideal para la piel sensible, para ella utilizaremos manteca de cacao la cual es rica en antioxidantes y ácidos grasos, estos componentes ayudarán a humectar y proteger la piel que tiende a manifestar irritación y alergias.

Vas a necesitar:

  • 1 taza de manteca de cacao
  • 1 taza de aceite de coco

¿Qué debes hacer?

Calienta ambos ingredientes al baño maría hasta que se mezclen bien. Una vez esté listo coloca en un recipiente hermético y ponlo en la nevera hasta que afirme.

Para su uso toma una batidora de mano y bate la mezcla hasta que esté suave y esponjosa, luego aplica en la piel y deja que actúe en ella. Guarda la mezcla sobrante en un lugar fresco y seco, o si la temperatura es muy alta puedes guardarla en la nevera.

Crema corporal para piel grasa

lavanda relax

Las pieles grasas necesitan de un cuidado especial  ya que tienden a sufrir más de acné y esto puede alterar su belleza estética. Por lo general tener una piel grasa es beneficioso ya que mantiene la elasticidad y soportan más los diferentes factores que pueden acelerar su envejecimiento. Esta crema corporal para piel grasa la ayudará a mantener un equilibrio para evitar que sufra las alteraciones como el acné.

Vas a necesitar:

  • 5 gotas de aceite esencial geranio
  • 5 gotas de aceite esencial lavanda
  • 60 gr de aceite vegetal jojoba
  • Una lámina de cera de abejas 7 x 7
  • Un recipiente
  • Dos vasos de cristal

¿Qué debes hacer?

En primer lugar tendrás que calentar un vaso al baño maría, luego dentro del vaso vas a colocar la lámina de cera de abejas a fuego lento hasta que se derrita.

En el otro vaso coloca los 60 gr de aceite de jojoba el cual es ideal para piel grasa por  sus propiedades antioxidantes.

Añade el aceite a la cera derretida al baño maría y mezcla lentamente hasta que esté completamente disuelto.

Retira del fuego la mezcla al baño maría y luego añade los aceites esenciales los cuales ayudarán a equilibrar la grasa de la piel.

Pon la mezcla en la nevera para que su textura se vuelva sólida, luego envasa en un recipiente y úsala después de limpiar tu piel.

Crema corporal reafirmante

Bicarbonato

Esta crema corporal reafirmante es una alternativa natural para tonificar, alisar y fortalecer la superficie de la piel con el fin de evitar que sus fibras elásticas sufran daño; también será de gran ayuda para regenerar tejidos que han perdido su firmeza.

Vas a necesitar:

  • Una cucharadita de romero
  • Una cucharada de cera de abeja
  • Medio vaso de aceite de semillas de uva.
  • Bicarbonato de sodio
  • Seis gotas de aceite esencial al gusto.
  • Un frasco hermético.

¿Qué debes hacer?

En un vaso con agua destilada prepara una infusión con una cucharadita de romero. Mientras esto reposa, derrite una cucharada de cera de abejas en medio vaso de aceite de uvas.

Luego a la infusión y añade un poco de bicarbonato de sodio más las seis gotas de aceite esencial.

Cuando todo esté bien mezclado, añade lentamente la infusión en el aceite batiendo bien para que todos los ingredientes se integren hasta tener una consistencia cremosa.

Una vez termines vas a poner la mezcla en el frasco hermético y la pondrás en un lugar fresco y seco.

Puedes aplicarla en las zonas de tu cuerpo donde más firmeza has perdido, por lo general se usa en brazos, abdomen y glúteos.

Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar