Cómo hacer desodorantes caseros

Preparar en casa desodorantes naturales es muy sencillo. Además, son muy eficaces para combatir el molesto olor de las axilas.

Muchas son las ventajas de hacer desodorantes caseros. Por ejemplo, no gastas tanto dinero en productos industrializados, ayudas al cuidado del medio ambiente, evitas componentes tóxicos, etc.

En el siguiente artículo aprenderás cómo fabricarlos de forma casera y sencilla, y con ingredientes fáciles de conseguir.

Los desodorantes te ayudarán a evitar el mal olor en las axilas. No obstante, además de comer sano para evitar la sudoración excesiva, puedes optar por desodorantes hechos en casa.

Alternativas naturales a los desodorantes químicos

Sudor

En primer lugar, debes tener en cuenta que la mayoría de los desodorantes comerciales antitranspirantes contiene aluminio. Estudios han mencionado que este ingrediente puede estar involucrado en la formación de células cancerígenas en los senos.

Por otra parte, quizás desees dejar de usar desodorante comercial por convicciones ecológicas, por tu economía o porque sabes que no hacen bien a la salud por sus contenidos químicos.

Si, además, no quieres  preparar un desodorante, tan solo presta atención a los siguientes trucos:

Evita el polvo talco

Es peligroso para la salud, tóxico para los pulmones y también para el sistema reproductor femenino. Incluso, se ha relacionado el uso del talco con algunos tipos de cáncer.

Utiliza piedra de alumbre

Es un desodorante natural por excelencia usado desde hace siglos. Esta piedra, de origen volcánico, combate el mal olor y, a la vez, tiene propiedades bactericidas y cicatrizantes. Es más que duradero.

Aprovecha la sabia del aloe vera

¿Sabías que el gel de aloe vera es un excelente desodorante? Lo puedes usar no solo en las axilas, sino en todo el cuerpo. La planta de aloe vera se adapta a cualquier clima. En efecto, la puedes tener en una maceta dentro de casa o en el jardín.

Además, es un buen cicatrizante, antiséptico y ayuda a curar quemaduras.

Usa bicarbonato de sodio

Es un poderoso elemento para neutralizar olores. Además, es más que barato.

Por otra parte, un problema que puede acarrear el uso del bicarbonato de sodio es que mancha la ropa de color oscuro. Sin embargo, puedes optar por usar poca cantidad.

Coloca aceite de árbol de té en tus axilas

Recuerda que los aceites esenciales deben ser diluidos con agua caliente o con otro aceite menos concentrado, como el de oliva. El aceite de árbol de té es un perfecto desodorante, fungicida, antibiótico y antiséptico. Elimina las bacterias que causan el mal olor, trata irritaciones e infecciones de la piel.

Desodorantes caseros: 


Como-blanquear-tus-axilas

Además de los trucos que te hemos presentado, puedes tus propios desodorantes caseros.

Las recetas que te proponemos pueden prepararse en casa sin problemas. Los pasos a seguir son sencillos y podrás usarlos en cualquier momento del día.

Desodorantes caseros con naranja y limón

Ingredientes

  • Cáscara de tres naranjas y tres limones.
  • Un litro de agua.
  • Una taza de sal marina.
  • Tres cucharadas de bicarbonato de sodio.

Preparación

  • Primero, rallar las cáscaras de los cítricos y hervir en el agua durante algunos minutos.
  • A continuación, filtrar y reservar.
  • Finalmente, mezclar con el resto de los ingredientes para que se forme una pasta.
  • Lo puedes usar en las axilas como un desodorante en barra.

Desodorantes caseros con bicarbonato

Remedio natural: Bicarbonato de sodio y limón

Ingredientes

  • Media taza de bicarbonato de sodio.
  • Media taza de almidón de maíz.
  • 10 gotas de aceite esencial antibacteriano (elige entre eucalipto, lavanda o árbol de té).
  • 10 gotas de aceite esencial antimicótico (puedes elegir entre sándalo, menta).
  • Cuatro cucharadas de aceite de coco.
  • Opcional dos cucharadas de vitamina E.

Preparación

  • Primero, mezcla el bicarbonato y el almidón.
  • A continuación, añade el aceite de coco hasta formar una pasta cremosa.
  • Finalmente, añade los aceites esenciales.
  • Si lo prefieres, añade también la vitamina E.
  • Guárdalo en un recipiente con tapa hermética y boca ancha para que puedas introducir los dedos.

Desodorantes con lavanda y vinagre

Debemos recalcar que estudios han demostrado que la lavanda tiene propiedades sedantes y efectos en el sueño. Por eso, si además tienes problemas para dormir o sufres de mucho estrés durante el día, este desodorante es el indicado para ti.

Ingredientes

  • Una taza de la planta de lavanda.
  • Una taza de vinagre de sidra de manzana.

Preparación

  • Primero, coloca ambos ingredientes en un frasco de vidrio.
  • Luego, tapa bien y deja macerar durante 10 días en un lugar cálido.
  • Finalmente, fíltralo y envásalo en una botella de vidrio.
  • Antes de usar, debes mezclar con dos partes de agua. Además, recuerda lavar bien las axilas antes de usarlo.

Desodorante con romero

Romero

Ingredientes

  • 100 ml de agua.
  • 20 ml de alcohol de 90°.
  • Cuatro cucharadas de hojas secas de romero.
  • 20 gotas de aceite esencial puedes elegir entre bergamota, tomillo, tilo, salvia, lavanda, enebro o limón.

Preparación

  • Primero, pon a calentar el agua hasta que rompa el hervor, retira del fuego y añade las hojas de romero.
  • Luego, deja reposar diez minutos y cuela.
  • Finalmente, cuando se enfríe, vierte el alcohol y el aceite esencial.
  • Una vez mezclado, ponlo en una botella de vidrio con pulverizador. Se mantiene durante un mes.

Desodorantes caseros con rosa y sidra

Ingredientes

  • 20 gramos de pétalos de rosa.
  • 120 ml de agua.
  • 100 ml de vinagre de sidra.
  • 100 ml de agua destilada.
  • 3 cucharadas de hierbas aromáticas (las que más te gusten).

Preparación

  • En primer lugar, haz un agua de rosas hirviendo los pétalos con el agua y dejando reposar durante dos horas.
  • Posteriormente, calienta el vinagre con el agua destilada, vierte en un recipiente junto con las hierbas aromáticas y déjalo reposar 20 minutos.
  • Finalmente, filtra ambos preparados y mézclalos.
  • Introduce la mezcla en un frasco que tenga pulverizador y ya está listo para usar en tus axilas cuando lo desees.

El uso de ingredientes naturales puede aportar beneficios en muchos sentidos. No obstante, si a pesar de utilizarlos no logras detener el olor, es mejor que consultes a un especialista que podrá ayudarte y guiarte.