Cómo hacer “Doowaps” -o bollos caseros- con pepitas de chocolate

Valeria Sabater 5 enero, 2015
Para que tus bollos sean más saludables en lugar de comprar las pepitas de chocolate puedes trocear una tableta de chocolate negro y añadirla a la preparación

“Doowaps”. Seguro que los has visto en alguna ocasión. Son simples bollos orlados con pequeñas pepitas de chocolate. Vale la pena aprender la receta para hacerlos en casa, sin conservantes, solo ingredientes naturales con los que seducir tu paladar y el de tu familia. ¿Te animas a hacerlos?

Receta de los Doowaps o bollos caseros con pepitas de chocolate

postres

Es frecuente ver en nuestros supermercados los clásicos Doowaps metidos en sus bolsas de plástico listos para servir de merienda para los más pequeños. Es lo que conocemos normalmente como bollería industrial. Fabricados en cadena y orientados a ser duraderos en el tiempo, los elaboran a base de conservantes para que puedan ser consumidos entre siete o más días. ¿Es saludable? Desde luego que no. Siempre es mucho mejor hacerlos en casa, con ingredientes naturales y sin rastro de químicos.

Estos bollos caseros con pepitas de chocolate son deliciosos recién hechos, perfectos para consumir entre hoy y como mucho el día de mañana. Sabemos que dispone de un alto índice calórico, que no es un postre que podamos seguir en dietas de adelgazamiento. Pero ello no quita que podamos acompañarlo una vez a la semana con nuestro desayuno. Y por qué no, estamos seguros de que a los más pequeños les encantará probar tus “Doowaps”. Así que… ¿por qué no? Vamos allá con la receta.

¿Qué necesito para elaborar mis Doowaps?

Ingredientes para elaborar 8 Doowaps:

  • 100 gramos de  leche desnatada
  • 15 gramos levadura fresca ó si no tienes, puedes usar 5 gramos de levadura seca
  • Una cucharada de esencia de vainilla
  • 30 gramos de mantequilla
  • 1 yema de huevo
  • 20 gramos de azúcar
  • 250 gramos de harina
  • 60 gramos pepitas de chocolate (puedes encontrarlos ya listos en tiendas, o trocear tú misma una tableta, ideal por ejemplo el chocolate negro, el más puro y con menos azúcar.
  • 1 huevo para pincelar

¿Cómo hago mis Doowaps?

  • Es muy fácil. Empezaremos cogiendo la harina y poniéndola en un cuenco de cristal. Un bol. Hacemos un hueco en el centro de la harina y ponemos la levadura, la leche desnatada -que esté tibia-. Añade también la yema de huevo, el azúcar y la esencia de vainilla. ¡Fácil!
  • Ahora lo ideal es que empieces a amasar con las manos muy limpias, poco a poco pero con energía para formar una masa bien homogénea. Sin grumos.
  • Una vez la tengas ya bien mezclada y hayas logrado una especie de “bola”, es el momento de llevarla a una superficie lisa, donde previamente hayas puesto harina. Seguiremos amasándola aquí para conseguir una textura fina y elástica. Como un chicle más o menos.
  • Lo siguiente que haremos es permitir que la masa repose al menos una hora. De este modo la levadura se integra mejor, al igual que el resto de ingredientes. Una hora y estará lista para elaborar nuestros ricos “Doowaps”
  • ¿Ya ha pasado una hora? Excelente. Ahora lo que haremos es hacer pequeñas bolas. Bolas que quepan en la palma de tu mano. Procura que salgan al menos ocho Doowaps. Una vez tengas las 8 bolas, deja caer sobre ellas las pepitas de chocolate. Como te hemos dicho puedes comprarlas ya hechas, o trocear tu una tableta de chocolate negro. Es más saludable.
  • Ahora pintamos con la yema de huevo nuestros bollos. Quedarán dorados y apetecibles. Muy fácil.
  • Permite que reposen nuevamente una hora. De este modo el bollo sale mucho más consistente y a la vez con esa textura delicada que buscamos en nuestros “Doowaps”.
  • Mientras, puedes ir recalentando el horno 15 minutos a 180 grados arriba y abajo.
  • Perfecto, ya puedes introducir en el horno los bollos. Ve con cuidado porque se hacen rápido, entre 10 y 15 minutos. Controla el horno para que no se quemen, cuando los veas dorados estarán listos.
  • Deja que se enfríen al menos durante 10 minutos fuera del horno… y ya los tienes listos: son delicados y sabrosos. ¡Disfruta de tus “Doowaps” con pepitas de chocolate!

Cortesía imagen: velocidad-cuchara

Te puede gustar