Cómo hacer faroles para decorar exteriores

Daniela Castro · 8 febrero, 2019
Los faroles para decorar exteriores permiten añadir un extra de iluminación en estos espacios, que tienden a ser oscuros en la noche. Los podemos elaborar a partir de varios materiales reciclables

¿Te gustaría aprender a elaborar unos bonitos faroles para decorar exteriores? La iluminación de estas áreas del hogar es muy importante. A pesar de que suele verse favorecida con la luz natural del día, es bueno añadirle otras fuentes de luz para la noche.

Lo mejor de todo es que no es estrictamente necesario adquirir lámparas o faroles de los que venden en el mercado. Con un poco de creatividad se pueden hacer en casa a partir de materiales reciclables. En esta ocasión te daremos algunas ideas interesantes. ¡Apunta!

Faroles para decorar exteriores: 5 maneras de hacerlos

La popularidad de los faroles para decorar exteriores se ha incrementado en los últimos años debido a la necesidad de aumentar la iluminación en espacios como la terraza o jardín. Estas áreas del hogar se han convertido en un punto de encuentro familiar y social, especialmente en ocasiones destacadas.

Por eso, muchos han buscado diferentes alternativas para iluminar en horas de la noche y, de paso, añadir un toque decorativo. Si bien las opciones son muy variadas, hay quienes prefieren optar por lo simple y romántico. Veamos a continuación algunas opciones.

1. Faroles artesanales de lata

Lámpara de lata
Podrás dibujar formas y contornos en las latas con las que resalte la luz.

Para fabricar estos bonitos faroles para decorar exteriores solo vas a necesitar algunas latas de productos alimentarios como las de tomate frito. Lo ideal es que sean un poco anchas, tanto por iluminación como por estética. Asegúrate de limpiarlas bien y empieza a darles forma.

¿Cómo hacerlos?

  • En primer lugar, dale una manita de pintura a las latas para un mejor acabado.
  • Luego, usa una plantilla para trazar un diseño en su superficie.
  • Posteriormente, emplea clavos y un martillo para hacerle los agujeros al farol por todo el contorno del diseño. Si puedes, hazlos con un taladro, es más rápido y fácil.
  • Asimismo, hazle un par de agujeros en la parte superior, por si deseas un farol colgante. Una vez los tengas listos, ponle un cuerda fina o alambre y ubícalo en la zona que desees.
  • Para terminar, introduce velas en su interior o instala un sistema con bombillas pequeñas.

Lee también: Terraza y jardín: muebles y complementos que te gustarán

2. Faroles con bolsas de papel

Farolillo de papel colgado
Esta clase de farolillos darán mucha creatividad a tus festejos.

El inconveniente de los faroles con bolsas de papel es que son más desechables que los que se elaboran en otros materiales. Sin embargo, es una buena opción para iluminar rápidamente en una ocasión especial. Añaden armonía y romanticismo al ambiente.

¿Cómo hacerlos?

  • Puedes adquirir bolsitas de las que venden hechas en el mercado. No obstante, si lo prefieres, puedes hacerlas tú mismo.
  • Para ello, adquiere bolsas de papel reciclado, arena, tijeras, lápiz y unas velas LED. Posteriormente dibuja con el lápiz un diseño sobre la superficie de la bolsa.
  • Córtalo, pero asegurándote de dejar espacio en la parte inferior para rellenarla de arena.
  • Por último, introduce las velas LED y ubica el farol donde prefieras.

3. Faroles con frascos de vidrio

Frascos con luces.
Los frascos aportan una sensación romántica al ambiente.

Otro material reciclable que nos resulta muy útil a la hora de hacer faroles para decorar exteriores son los frascos de vidrio. Este elemento, que suele almacenar ciertos alimentos, luce elegante y romántico cuando se le añaden algunos detalles. ¿Te suena la idea? ¡Manos a la obra!

¿Cómo hacerlos?

  • Limpia bien los frascos de vidrio y ponles en su interior un puñado de piedritas o grava. Si deseas, también los puedes rellenar con sal, lentejas o cualquier otro grano.
  • Seguidamente, ponles en su interior una vela, preferiblemente de las anti-mosquitos.
  • Para terminar puedes incorporar varios detalles: los puedes pintar o añadir bordes de encajes. También puedes usar cuerda para transformarlos en faroles colgantes.

Descubre: 6 formas de iluminar tu jardín en las noches

4. Faroles de madera

Farol de madera en la mesa de un salón
Los faroles de madera aportan un toque rústico y elegante a los ambientes.

Con algunos residuos de madera se pueden hacer bonitos faroles para decorar exteriores. De hecho, debido a la versatilidad del material, se les puede dar distintas formas: cuadrados, rectangulares, triangulares, entre otros. Todo depende de tu creatividad.

¿Cómo hacerlos?

  • Reúne varios trozos de madera, del grosor que prefieras. Incluso, puedes cortar una tabla en varios pedazos.
  • Dale la forma al farol y fíjalo con clavos o un pegamento fino.
  • Cubre sus áreas exteriores con telas o papel de colores. Ten en cuenta que el papel durará menos.
  • Cuando lo tengas listo, introdúcele una vela o bombilla.

5. Faroles con peceras de cristal

Faroles con peceras y estrellas de mar
Puedes introducir elementos del mar y velas en el interior de las peceras.

¿Quieres unos faroles más elegantes y originales? Entonces no dudes en poner en práctica esta idea con peceras de cristal. Debido a su forma y tamaño, son perfectos para añadir más iluminación en ciertas áreas del jardín.

¿Cómo hacerlos?

  • Decora la superficie de las peceras a tu gusto.
  • Luego, introduce en su interior piedrecitas, grava, sal o cualquier otro elemento parecido.
  • Para terminar, ponle la vela en su interior y dales una ubicación.

Si notas que tu jardín o terraza luce muy oscura cuando llega la noche, no dudes en incorporar estos bonitos faroles en su decoración. Como puedes notar, son fáciles de hacer y añaden un toque muy especial a estos espacios.